La mayoría de los padres tenemos buena suerte: nuestros hijos no roban y no matan, son buenas personas ¡Hay que ser optimistas!

Buenas, soy Emilio Calatayud. Hoy os traigo un mensaje de optimismo, aunque no lo parezca. No todos los niños van a ganar un Nobel de Medicina o de la Paz. Tiene que haber de ‘to’. Así que tampoco metamos excesiva presión a los hijos. Solo la justa y necesaria. Tal y como están las cosas hoy, lo mejor que nos puede pasar es que sean buenas personas, que no maten ni roben… Y la mayoría son así: no matan, no roban ni son corruptos. Y si encima los estudios les sirven para algo y encuentran un trabajo que, más o menos, les dé para medio vivir, pues debemos sentirnos unos privilegiados.

Insisto, es un mensaje optimista. Va en serio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.