Buena parte del acoso escolar se produce entre niños de ocho a doce años y la edad penal empieza a los catorce

Buenas, soy Emilio Calatayud. El suicidio de una niña de trece años ha vuelto a poner de actualidad la lacra del acoso escolar. Sobre el caso en concreto no puedo pronunciarme. Dejemos que las fuerzas de seguridad y la justicia hagan su trabajo. En este sentido, lo que queda es solidarizarnos con la familia de la chiquilla y darle nuestro más sentido pésame. No se nos ocurre nada más trágico que perder a una hija que apenas ha empezado a vivir. Ojalá nadie más tenga que pasar por ese trance en ningún sitio.

De lo que sí puedo y quiero hablar es de lo que sé del acoso escolar por mi experiencia como juez de Menores. Pues bien, este problema afecta cada vez más a niños que tienen menos de catorce años, es decir, que aún no han alcanzado la edad para poder ser acusados y juzgados. A todos los efectos son inimputables, lo cual no quiere decir que no se pueda hacer nada: hay que trabajar con ellos y con las familias. Ahora mismo, la franja de edad del acoso oscilaría, en buena parte de los casos, entre los ocho y los doce años. Un dato al respecto: las fiscales de Menores de Granada archivan casi el 50% de las denuncias de acoso escolar que les llegan porque los implicados tenían menos de catorce años.

La cosa suele empezar con un “eres gordo y feo” y puede acabar con agresiones que, inevitablemente, son grabadas y subidas a Internet, lo que añade más gravedad a estas conductas. ¿La solución?: Trabajo y educación. Trabajo dentro de las escuelas para que sean los propios chavales los que arrinconen a los matones y educación para que los matones comprendan que lo verdaderamente feo es acosar a un compañero porque es diferente. Parece una utopía, pero se puede conseguir. En cualquier caso, e independientemente de la edad de los agresores, es bueno poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores para que hablen con los colegios y pongan en marcha estrategias para prevenir el acoso. Ánimo, que de esto se sale.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.