¿Qué hace un farmacéutico al que una niña de 12 años le pide la píldora poscoital?

Buenas, soy Emilio Calatayud. Sigo sin comprender cómo va a hacer el Gobierno para poner en marcha su idea de facilitar la píldora poscoital sin receta y sin límite de edad. Si tenemos en cuenta que la Ley de Protección Jurídica del Menor dice que todos estamos obligados a denunciar la existencia de menores en situación de riesgo, ¿qué debe hacer un farmacéutico si una niña que está a punto de cumplir los trece años le pide la píldora del día siguiente? Si se calla y le da la pastilla, mal, porque la Ley del Menor le obliga a denunciarlo. Y también el Código Penal, que considera abuso sexual toda relación que se mantenga con una menor de trece años. Pero es que si se niega a darle la píldora, para la que ya no hará falta receta, igual se mete en otro lío. Y si lo comunica a los padres o a las autoridades, también puede atentar contra el derecho a la intimidad de la menor…

Yo creo que el Gobierno debería clarificar todos estos aspectos, porque, si no, vamos a volvernos locos.
Un saludo y espero vuestras opiniones.

57 Comentarios

  1. “un ser vivo, claro [el feto], lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica” (Bibiana Aído, a la SER)

    Aído distingue entre “ser vivo” y “ser humano” y se apoya, para ello, en la Ciencia. Lamentablemente, esa distinción suya es cualquier cosa menos científica. Traduce la eterna, anticientífica e interesada distinción entre animales racionales (los humanos) e irracionales (los demás “animales”, o sea, seres vivos, etimológicamente hablando). A partir de ahí se establece un debate teológico, que no científico, sobre quién de todos esos animales está dotado de “alma” y qué tipo de alma. La teología es importante pues nos autoconcede a los humanos derechos sobre los demás animales, entre los que ahora Aído incluye al feto. Volvemos a la Escolástica, a las malas lecturas medievales de Aristóteles corrompido. Si Santo Tomás de Aquino levantara la cabeza, canonizaría a Aído. Eso es lo que, paradójicamente, se desprende de las corrupciones intelectuales de Aído, llenas de simplismo y reduccionismo. “Ser humano” es el que tiene “humanidades”, llamadas “artes liberales” por los antiguos porque eran las artes propias del ser humano libre (música, matemáticas, retórica, gramática, diálectica …). Es de Perogrullo que, en ese sentido, el feto no es un ser humano porque todavía no ha podido ir a la escuela. Pero, si tiene la suerte de nacer e ir a la escuela pública española, se duda mucho que logre ser un ser humano, en el verdadero sentido del término, gracias al empeño, compartido por PP y PSOE, de expulsar a las humanidades de la escuela. Será tan sólo un ser vivo, reducido a votante, consumidor, parado, mujer o al “género” que le toque, igual que las ranas, que también son seres vivos con capacidad de metamorfosis. En teología se discutió si los negros tenían alma. Como no la tenían, eso nos autorizaba a esclavizarlos. En cambio, Las Casas, Victoria y otros teólogos españoles fueron pioneros de los ahora llamados “derechos humanos” al sostener que los indios tenían alma, con lo cual insinuaban que eran los conquistadores los desalmados. Ahora, la diabólica Aído nos dice que el feto tampoco tiene alma, que la semilla humana es inhumana. Y se queda tan ancha.

  2. Partimos de la primera barbaridad: a los 13 años, en nuestra cultura y nuestro país, aún se es un niño, aún los llevamos al pediatra; luego NO ES NORMAL NI ACEPTABLE la posibilidad de tener sexo con regularidad a esa edad. Ni tampoco con 14. Es q estamos todos locos?

  3. Ivan

    Sin duda que nos gusta las cosas difíciles aun cuando existen más sencillas, en estos temas existen como en todas varias realidades, que aun cuando nos moleste conocerlas eso no evitara que estén presentes. En el mundo de hoy es una realidad que las relaciones sexuales con y entre menores de edad se lleven a cabo, así como alcohol, fumar, drogas etc. Hoy en día ya no nos tomamos el tiempo o por lo menos caca vez menos de dar y mostrar ese amor y afecto hacia nuestros seres queridos e hijos en particular, ¿cuándo fue la última vez que nos sentamos con ellos a escuchar sus dudas sobre sexo u otras cosas que nos pone incómodos?, no damos ninguna respuesta y además cambiando el tema dejándoles esto a otras personas que seguro lo aman menos además de tener sus propios intereses o a internet. Nos aplicamos y conformamos con el dicho “ojos que no ven corazón que no siente “para después transformarlo en asombro cuando a un hijo lo descubrimos en malos pasos (según nuestro mapa).
    Hay otra realidad, no nos gusta enfrentar problemas, de manera que si un ser querido tiene alguno, automáticamente nos alejamos aun cuando la verdadera medicina a nuestros males es nuestra propia cercanía.
    Por otro lado hay adultos que se creen expertos y redactan leyes desde su mundo particular creyendo que de esa forma ayudan, sin tomar en cuenta a nadie (bueno, es posible que sea su propio interés) y que como hemos visto son un disparate, eso también es otra realidad.
    Pero en definitiva el farmaceuta es una víctima más que no existiría si damos el amor justo y necesario a nuestros hijos y para esto se necesita una libertad de acción con respecto a las leyes, como en el juego de ajedrez no podemos o no es válido colocarnos en jaque nosotros mismos, con las leyes tampoco deberían ser validas y automáticamente derogadas al contradecir una anterior en cualquier campo.
    Hay que recordar que en nuestra sociedad: una cosa es nuestros valores y otra sus valores

    Sin duda que nos gusta las cosas difíciles aun cuando existen más sencillas, en estos temas existen como en todas varias realidades, que aun cuando nos moleste conocerlas eso no evitara que estén presentes. En el mundo de hoy es una realidad que las relaciones sexuales con y entre menores de edad se lleven a cabo, así como alcohol, fumar, drogas etc. Hoy en día ya no nos tomamos el tiempo o por lo menos caca vez menos de dar y mostrar ese amor y afecto hacia nuestros seres queridos e hijos en particular, ¿cuándo fue la última vez que nos sentamos con ellos a escuchar sus dudas sobre sexo u otras cosas que nos pone incómodos?, no damos ninguna respuesta y además cambiando el tema dejándoles esto a otras personas que seguro lo aman menos además de tener sus propios intereses o a internet. Nos aplicamos y conformamos con el dicho “ojos que no ven corazón que no siente “para después transformarlo en asombro cuando a un hijo lo descubrimos en malos pasos (según nuestro mapa).
    Hay otra realidad, no nos gusta enfrentar problemas, de manera que si un ser querido tiene alguno, automáticamente nos alejamos aun cuando la verdadera medicina a nuestros males es nuestra propia cercanía.
    Por otro lado hay adultos que se creen expertos y redactan leyes desde su mundo particular creyendo que de esa forma ayudan, sin tomar en cuenta a nadie (bueno, es posible que sea su propio interés) y que como hemos visto son un disparate, eso también es otra realidad.
    Pero en definitiva el farmaceuta es una víctima más que no existiría si damos el amor justo y necesario a nuestros hijos y para esto se necesita una libertad de acción con respecto a las leyes, como en el juego de ajedrez no podemos o no es válido colocarnos en jaque nosotros mismos, con las leyes tampoco deberían ser validas y automáticamente derogadas al contradecir una anterior en cualquier campo.
    Hay que recordar que en nuestra sociedad: una cosa es nuestros valores y otra sus valores, le sereto esta en la prevención.

  4. Hola Señoría. Hoy voy con algo de prisa, pero otro día, opinaré con detalle.

    Reciba un cordial saludo, de quien es un admirador suyo, desde hace años.

    Un P.L. de La Línea.

  5. Hola a todos! Estoy de acuerdo con lo que dijo José Mª el
    Mayo 15th, 2009 at 23:25, recuerdo que en 8º de EGB, durante una semana nos impartieron clases de educación sexual de 12h a 13h, nos explicaron como se pone un preservativo, el aparato reproductor masculino y femenino, etc….El último día de clase mi profe (que sabio que era, me dijo: mirar niñas, todo esto esta muy bien, pero si un hombre quiere algo serio con vosotras, no os pedirá que os acosteis con él el primer día.

    Hay que explicar que el sexo es muy importante y por tanto una necesidad fisiológica (aparece en la cúspide de la pirámide de Maslow….), pero por desgracia ahora el único sexo que aprenden los menores y el que hemos aprendido la gran mayoría es lo que hemos visto en las pelis pornos y otras fantasias.

    SEAMOS REALISTAS MÁS EDUCACIÓN SEXUAL, QUE DEJE DE SER UN TABÚ.

    Elisabet,

  6. Muy interesante aporte. Muchas veces este trabajo es desempeñado por gente poco capacitada y, teniendo en cuenta que la labor está directamente relacionada con algo tan importante como la salud, esto no debería ser así.

  7. Al final ¿Quien tiene que dar la píldora?, No pretenderemos que se queden embarazadas.

    Todos los humanos son seres vivos, al revés no es cierto
    Algunos hacen la tortilla con pollo, no con huevo

Deja un comentario