Ego y yo

Empezaré por confesar que ya conocía el final de la novela, antes de leerla: al haber sido el secretario del jurado que le otorgó a “Ego y yo” la trigésima edición del Premio Jaén de Novela, convocado por CajaGRANADA Fundación; asistí a la deliberación del jurado y, por tanto, no pude evitar enterarme del desenlace.

 Cubierta_Ego y yo_14mm_051114.indd

Aun así, no me lo pensé a la hora de empezar a leer la novela de Yolanda Regidor: había escuchado tantas cosas, y tan buenas, sobre “Ego y yo”, que ardía por disfrutar de su lectura. Y eso es peligroso: cuando tienes unas expectativas demasiado altas en algo o en alguien (un libro, un disco, una obra de arte, una persona, un partido político, un equipo de baloncesto…) el riesgo de quedar decepcionado, cuando no, de pegarte un batacazo; es muy alto.

Además, la novela arranca con un tipo colgando: “César Vallejo supo que moriría en París, con aguacero, un día del cual tenía ya el recuerdo. Y es así. Es como un flash. Se sabe. Lo sabía el poeta entonces y lo sé yo desde hace tiempo, desde aquel instante junto a mi amigo; porque cuando vi cómo miraba a su padre colgando de aquella soga supe exactamente cómo iba a morir. En términos generales, se entiende, pues nadie muere igual”.

Y es que, hablando de riesgos, las novelas que comienzan así, con esa fuerza tan arrolladora, corren el riesgo de, después, bajar el pistón y perderse entre meandros que, una vez más, puedan decepcionar al lector.

 Ego y yo Yolanda Regidor

Así las cosas: ¿en qué se tradujeron todos estos riesgos? ¿Hubo finalmente batacazos o decepciones, en mi experiencia lectora?

¡En absoluto! ¡Para nada!

Porque a ese arrebatador comienzo le sigue una intensa historia de amistad entre dos personas de las que no llegaremos a conocer ni sus nombres. Dos personas que, al no estar identificadas, se convierten en el propio lector y su amigo. Ese amigo especial que todos tenemos. Ese amigo que, si tú eres el Ying, él funciona como el Yang. Ese amigo que, si tú eres pacífico y calmado; él se convierte en el catalizador que, una y otra vez, te saca de tu zona de confort. Ese amigo con el que quedas para tomar una caña rápida… a sabiendas de que no será tan rápida. El amigo que, cuando le dices a tu pareja: “-He quedado con Fulanito/a”; provoca un inevitable alzamiento de cejas, un suspiro de pesar trufado de hastío y un profundo fruncimiento de ceño.

 Ego y yo Lens

¿Quién no tiene un amigo así? O, siendo más precisos… ¿quién no lo tuvo, al menos, en su infancia y la juventud? Por ejemplo, cuando estabas en pleno exámenes finales, durante la carrera, y aparecía él, conduciendo un coche, con el carné recién estrenado, proponiéndote hacer un viajecillo.

Y ahí comenzará un On the road muy singular. Un viaje que, si bien no aleja geográficamente en exceso a los protagonistas; sí los conduce a una torrencial espiral de descubrimiento y autoconocimiento que tendrá unas imprevisibles consecuencias. Para todos.

 Ego y yo contraportada

Yolanda Regidor ha escrito una novela excelente. Es una novela dura. Muy dura. De las que agarran al lector por la pechera y lo sacuden. Por momentos, violentamente. Un lector que se verá reflejado en algunas de las situaciones, momentos, conversaciones, encuentros y desencuentros que viven los protagonistas de “Ego y yo”.  Y que, por eso, reirá, sufrirá, se sobresaltará y se indignará con ellos. Y por ellos. Por su culpa. Por su comportamiento. Por sus actitudes. Por sus acciones. Por sus ausencias y omisiones.

Un Macallan de 20 años, la mejor bebida para acompañar a "Ego y yo"
Un Macallan de 20 años, la mejor bebida para acompañar a “Ego y yo”

“Ego y yo” es una novela radicalmente contemporánea que bucea en lo más profundo de unos personajes muy bien construidos. Creíbles. Humanos. Imperfectos. Complejos y contradictorios. Personajes que, sin nombre, no serán fácilmente olvidados por los lectores de esta novela que, publicada por la editorial Almuzara, ya estás tardando en leer.

Jesús Lens

Firma Twitter

Yolanda Regidor, Care Santos y Alfonso Pascal ganadores de los Premios Literarios Jaén de CajaGRANADA

El fallo de la trigésima edición de los tradicionales Premios Literarios Jaén ha tenido lugar esta mañana de viernes, 19 de septiembre. Los Premios Literarios de Jaén representan la vocación de CajaGRANADA Fundación por fomentar y apoyar la creación literaria de calidad y culminan en una de las citas imprescindibles para lo más granado del panorama literario y cultural de Andalucía, a finales del mes de noviembre, en Jaén, convertida para la ocasión en capital andaluza de las letras.

Premios Literarios fallo foto de familia

En la modalidad de novela, premio dotado con 16.000 euros y al que han concurrido 125 manuscritos, el jurado, después de examinar las tres obras que quedaron finalistas, ha acordado por mayoría proclamar ganadora la obra titulada “Ego y yo”, de la autora Yolanda Regidor (Cáceres, 1970).

Yolanda Regidor se licenció en Derecho y cursó un máster en Psicosociología aplicada. Es formadora ocupacional y  trabaja como asesora jurídica y docente en proyectos de inserción sociolaboral. Debutó con la novela “La Piel del Camaleón” en junio de 2012, una novela que tuvo una acogida muy buena por parte del público y de la crítica, y fue lectura recomendada por la Real Academia de Extremadura de las Letras.

El Jurado de Novela ha destacado la alta calidad de las tres novelas finalistas: “Doble seis”, “La i griega” y la ganadora “Ego y yo”, subrayando que la novela premiada explora la complejidad del ser humano en el contexto de una historia que, a pesar de su marcada crudeza, contiene momentos de intenso lirismo”.

El jurado de poesía, en sucesivas deliberaciones y votaciones, fue seleccionando los mejores manuscritos hasta que en la última votación eligió, por unanimidad, la obra titulada “Cuaderno para Pedro”, de Alfonso Pascal Ros (Pamplona, 1965). Esta modalidad está dotada con 10.000 euros y al mismo han concurrido 224 originales.

Sobre la obra ganadora, el Jurado ha subrayado su originalidad y la despiadada autocrítica del oficio poético. Destaca un lenguaje de una acusada personalidad y que no elude enfrentar ninguna situación en la que nos vemos envueltos por el hecho de vivir.

Alfonso Pascal Ros es fundamentalmente poeta, pero también autor de varias obras de prosa, literatura infantil, teatro… Como poeta es autor de más de una quincena de poemarios, como Poeta de un tiempo imaginario (El Paisaje, 1987), De aquellos mares estos sueños (Rialp, Adonais, 1993), Mares bajo noches (Bilaketa, 2000) o Cuaderno para Miguel [Oteizas] (2008).

En prosa ha publicado obras como Historias a ramalazos (Ayuntamiento de Pamplona, 1991), Semblantes y semblanzas (Ayuntamiento de Pamplona, 1999), Príncipe de Viana (Mintzoa, 2002), Íñigo Arista (Mintzoa, 2003) o Reyes de un Reyno (Diario de Navarra, 2008), colaborando además en el Atlas Histórico Visual de Navarra (Diario de Navarra, 2005).

 Jurados Premios Literarios fallo

En la categoría de Narrativa Juvenil, dotado con 10.000 euros y en la que se presentaron 67 obras, después de examinar las tres finalistas, el jurado ha acordado, por unanimidad, proclamar ganadora la obra titulada “Amaranta”, de Care Santos (Mataró, 1970), por su estilo fresco, fluido, ágil y su tratamiento valiente y optimista de un tema de actualidad. Por los valores que transmite, el jurado considera que conecta con las inquietudes del público joven.

Care Santos cursó Derecho y Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, pasando a ejercer después como periodista en medios como Diari de Barcelona, ABC y El Mundo. Fue fundadora de la Asociación de Jóvenes Escritores Españoles.

Como escritora ha publicado especialmente en lengua española, aunque eventualmente lo ha hecho en catalán, habiendo sido traducida a media docena de idiomas. Aunque ha cultivado la poesía, la mayor parte de su obra es narrativa, habiendo recibido gran cantidad de premios tanto de novela (finalista del Primavera y ganadora del Ateneo Joven de Sevilla) como de relato (premio Ciudad de Alcalá, premio Ana María Matute y premio Alfonso Cossío, entre otros). Sin embargo, es como autora de narrativa juvenil como ha brillado especialmente, ganando el premio Gran Angular (tanto en lengua española como catalana) y el Edebé, dos de los más importantes premios de este género.

Los jurados

Los jurados de las tres modalidades han tenido que realizar una ardua labor en esta edición, ya que se han presentado un total de 416 manuscritos. El jurado de la modalidad de Novela, integrado por la escritora y periodista Teresa Viejo y el editor y escritor Javier Ortega; estuvo presidido por José Calvo Poyato, Catedrático de Historia y doctor por la Universidad de Granada en Historia Moderna, investigador novelista.

El profesor, traductor y poeta Francisco Castaño Clavero ha presidido el jurado de Poesía, del que forman parten autores y especialistas como Manuel García García, Jesús Munárriz Peralta y Raquel Lanseros Sánchez, ganadora del Premio Jaén de Poesía de la pasada edición.

En la modalidad de Narrativa Juvenil, por su parte, ha presidido el jurado la editora Gemma Xiol Catalá. Junto a ella, han estado la escritora y divulgadora científica Sonia Fernández-Vidal, el periodista Javier Ruescas Sánchez y la escritora Rocío Carmona Fernández, autora galardonada con el Premio Jaén de Novela Juvenil en la pasada edición del mismo.