De zombis y metáforas

Volvió, tras seis meses de espera, The Walking Dead. Y lo ha hecho con uno de esos capítulos que pasan a la historia de las series, protagonizado por Negan y Lucille, un letal bate de béisbol revestido con alambre de espino.

Negan

Pocos ejemplos tan buenos como la serie de Robert Kirkman para hacer metáforas sobre la realidad y trazar paralelismos entre la ficción y la actualidad política y social. Lo que, teniendo en cuenta que The Walking Dead es una serie de terror protagonizada por muertos en vida, ya es todo un síntoma. Y por eso hablo de ella en IDEAL, esta mañana.

Los zombis sirven como metáfora porque, en realidad, no son más que una excusa para permitir que los humanos supervivientes se comporten como las alimañas que en realidad son. Los muertos vivientes, pobrecitos, son tipos despersonalizados que se limitan a vagar y tratar de hincarle el diente a lo que se encuentran en su camino. Pero los hombres… ¡tremenda, su capacidad de hacer(se) daño, cuando se ven sometidos a una situación límite!

Kill them all

Ver a los hombres revolverse contra los de su misma especie, con sañuda crueldad, llevó a la productora a acuñar el lema “Los humanos son la amenaza”, para la quinta temporada de una serie llamada a reinventarse gracias al golpe de mano de Negan.

Personalmente, la técnica que me parece más efectiva para sobrevivir al Apocalypse Zombie es la de camuflarse entre ellos. Resulta sucia y maloliente, pero es sencilla y resulta muy útil: coges a un zombi, lo destripas y cubres tu propio cuerpo -incluyendo el rostro- con las pútridas vísceras y restos de sangre.

Fear the walking dead camuflaje

Una vez mimetizado, solo tienes que lanzarte y caminar despacio entre el resto de muertos vivientes, sin hacerte notar demasiado. Verás que se te acercan y te olisquean, como si detectaran un rastro de humanidad en ti. Mantén la calma. La podredumbre con la que te has impregnado, si lo has hecho bien, calmará su hambre y te dejará seguir moviéndote entre ellos.

Fear the walking dead

Es una técnica un poco agobiante, pero de efectividad contrastada. Y a la que se le coge el tranquillo rápidamente. A fin de cuentas, lo más fácil siempre es dejarse arrastrar por la masa y no destacar. Permanecer bien arropado entre la mayoría, sea silenciosa o vociferante, por mucho asco que te de. Y es que nadie dijo que sobrevivir fuera tarea fácil.

Jesús Lens

Twitter Lens

Series vitales

Ahora, lo que se lleva, es poner a caer de un burro a “Homeland”. Tras una primera temporada extraordinaria, nadie esperaba que la segunda fuera tan buena o incluso mejor. Y, quizá por eso, ahora toca darle palos a una serie que, para mí, sigue siendo adictiva al máximo, más allá del efecto sorpresa.

 Series homeland 3

De hecho, el capítulo 3, con Carry en el psiquiátrico y Brody en Caracas, ambos luchando contra la locura, el encierro y las alucinaciones; es uno de esos momentos existencialistas que, como aquel memorable “El fin de semana”, resultan complicados de ver (en realidad, no pasa nada en ellos) pero al terminar te dejan un extraordinario a la vez que amargo sabor de boca.

Sí es verdad que el hilo argumental de esta tercera temporada deriva más hacia un “24” sin la violencia extrema de Bauer, más pausado; pero los personajes deben crecer. Y ese nuevo director de la CIA va a dar mucho juego. Así como Saul y su compleja y enigmática esposa. Y sí. Dana debe tener menos protagonismo. Aunque es de los mejores personajes postadolescentes que he visto en televisión, de los que más sentido narrativo tenían, al servir como sombra y como espejo a su padre.

 Series homeland dana

Yo, desde luego, sigo apostando por ella. Y, por supuesto, por “The Walking Dead”. Ésta es una de esas series que me gusta ver despacio, recreándome en cada episodio, por lo que solo veo uno cada vez. Su ritmo moroso, que tanto irrita a algunos, es precisamente lo que más me gusta. Esa sensación que transmiten los protagonistas de estar en un zoológico mientras los zombies se agolpan en las vallas para verlos, se contagia al espectador a través de la pantalla.

 Series Walking dead

Y, claro, el capítulo “Infectados”, con ese nuevo enemigo a batir, inesperado, sorprendente, silencioso, cruel… ¡la de juego que va a dar!

 Series Walking

La tercera en discordia es, para mí, la que más y mejor ha ido creciendo desde su estreno: “Boardwalk Empire”. Al principio, era una serie muy manierista en la que la forma, los decorados, la música, los movimientos de cámara muy espectaculares y el ambiente estaban muy por encima de los personajes. Había más de Scorsese que de Terence Winter.

 Series boardwalk Empire Scorsese

En la segunda, entre Van Alden y Harrow, los secundarios hacen crecer la traba y un bosque cada vez más abigarrado, con Jimmy Darmody y Eli como trágicas y contradictorias némesis de Nucky. En la tercera, Gyp Rosetti se lo lleva de calle, aprovechando los guionistas para dar más protagonismo a Chalky White; la gran sorpresa de la cuarta temporada, al verse enfrentado al relamido, sádico y amenazador Doctor Narcise. ¡Ese Harlem!

 Series boardwalk Empire Narcise

Ha evolucionado tanto esta serie y Nucky se las ha tenido que ver con tantos y tan crueles enemigos, ha tenido que lidiar con problemas en casa y fuera de casa y se ha complicado la vida personal, familiar y profesional tantas veces y de maneras tan distintas; que me están dando muchas ganas de volver a verla, entera, una vez que se ha confirmado la renovación por una quinta temporada.

 Series boardwalk Empire

Además que la mezcla de los personajes de ficción con otros gángsteres auténticos (Al Capone, Meyer Lanski, Lucky Luciano…), cuyos inicios conocemos gracias la serie; la hace aún más interesante. Y creíble. Por ejemplo, para esta cuarta temporada, los guionistas cuentan con la asesoría de nada menos que Dennis Lehane, que incluso ha escrito algún capítulo. Y es que Nucky está tejiendo sus redes en Tampa, California. Justo el lugar en que se desarrolla la novela negra y criminal “Vivir de noche” con que Lehane nos ha deleitado este año. Nada queda al azar en una serie que reúne a mucho de lo más mejor de la televisión del siglo XXI. Si no la sigues, ¿sabes ya que te la estás perdiendo?

Jesús Lens

En Twitter: @Jesus_Lens

¡Qué me gustas, AMC!

Y es que hubo conexión desde el momento en que te vi por primera vez.

En realidad, no me acuerdo muy bien qué fue lo primero tuyo en que me fijé. Mi memoria ya no es lo que era.

Confieso y reconozco que tenía otras favoritas, antes que tú. Pero de un tiempo a esta parte… ¡no way!

Y, además, cada cosa tuya nueva que voy conociendo, más me gustas.

Creo que lo nuestro empezó entre copas, bares y alcohol. Locos perdidos. Con los Mad Men. Los publicistas de Madison Avenue.

 Mad Men

Y, después, los muertos vivientes. Los Zombies. The Walking Dead.

Y eso une.

¡Un cariño que ya es forever! ¡Eterno!

 The Walking Dead

Sé que tengo deudas y lagunas contigo. Como “Breaking bad”, que pienso rellenar y completar pronto. Pero también has de reconocer que, desde el principio, he alabado tus bondades y proclamado a los cuatro vientos lo mucho que me gustó, por ejemplo, “The Killing”.

Y es que una identidad como la tuya, que tiene como lema “Story matters here”, estaba inevitablemente condenada a conquistar a un Cuentista como yo.

Sí. Es verdad. Ahí están la HBO y la FOX, pero my darling AMC, lo tengo claro:

AMC

Dicho lo cual, y si quieres, me sigues en Twitter: Jesus_Lens

La Alhambra, último baluarte antizombis

Sostiene Colson Whitehead que “La única razón que existe detrás de los zombis es el miedo a la gente, una paranoia misantrópica donde sale lo peor de nosotros.”

O sea, que los zombis, existen. Porque la gente está acojonada. Y paranoias, misantrópicas o no, nos salen por las orejas. Lo decía un día: Be Zombi, My Friend, en un cuento especialmente asqueroso. Porque, llegado el momento, ¿quién preferirías ser? (Ojito que la imagen da mucho asco)

Ampliamos nuestras colaboración con La Opinión, además de al cine, a la literatura. A los libros y novelas que, como éste con el que empezamos, hablan de zombis.

¡A ver qué os parece, esta historia de zombis en la Alhambra!

Jesús zombi Lens