Rufián y su cable al PSOE

¡Qué gran cable le echó al PSOE, el pasado sábado, el diputado de ERC llamado Gabriel Rufián! Y, de paso, hay que ver lo complicado que se lo ha puesto a Pedro Sánchez y, más cerca, a José Antonio Rodríguez, el activo alcalde de Jun, y a José Antonio Pérez Tapias.

Rufián

Los dos políticos granadinos han sido defensores muy activos del No es No y, por ende, o bien de unas terceras elecciones o del pacto con, entre otros, los miembros de Unidos Podemos y de ERC. Y de ello hablo hoy en IDEAL.

Ahora, la pregunta que se hacen buena parte de los socialistas, es: ¿y con ese tipo es con el que queríais sondear una posibilidad de gobierno progresista y del cambio? ¿Con él y con la chavalería de Unidos Podemos que le aplaudió y dio palmaditas en la espalda? ¿Esos son los compañeros de viaje que buscabais?

Rufián aplausos

Una manera como otra cualquiera de desviar la atención de la abstención que permitirá gobernar a Rajoy. O, al menos, intentarlo. Pero es que Rufián se lo ha puesto muy fácil con una intervención más propia del Club de la Comedia o de la barra de un bar que la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.

Que sí. Que es inadmisible el halo de corrupción que rodea al PP e incomprensible la confusión programática e ideológica en que se ahogan los diferentes PSOEs que hoy son. Pero que, con su discurso zafio y faltón, Rufián ha dado un balón de oxígeno a los miles de socialistas que no sabían dónde meterse tras la abstención.

Sánchez: ¿destino Podemos?
Sánchez: ¿destino Podemos?

Porque Rufián pertenece a otro partido que, dependiendo del lado del Ebro en que sitúe, defiende una cosa y, a la vez, la contraria, sin que le duela en prendas apoyar a esa otra derecha, nacionalista y conservadora, igualmente manchada por la sombra de la corrupción.

Y estas son las incongruencias que alejan cada vez a más gente de la política. A la vez, estos discursos zafios, mentirosos, hipócritas y en blanco y negro, agitan a los fieles acólitos que, anulada su capacidad de razonar, insultan y golpean a quienes no piensan como ellos.

Malos tiempos para la política. Por culpa de los corruptos, por supuesto, pero también por los violentos que no dudan en poner en práctica métodos fascistas para aplastar las opiniones e ideas contrarias a las suyas.

Jesús Lens

Twitter Lens

Más allá del debate: la gente

Mi columna de hoy domingo en IDEAL:

Sí. Yo también me lo pasé canela con el debate. Nunca pensé que llegaría a escribir algo así, pero es cierto. Me divertí. Aunque, ¿fue decisivo? Para nada. Porque fue un debate, en el fondo, intrascendente. Un debate que se prestó a un incesante tuiteo, pero siempre sobre cuestiones incidentales: el sudor de uno y los tacones de la otra. El nerviosismo de este frente a la estolidez de aquel. Y así.

31

De hecho, y nada más ver la disposición de los actores sobre el plató, nos dimos cuenta de aquello era una farsa: ¿dos horas y media de pie y encerrados en un círculo, sin un atril o una banqueta que llevarse a la boca? Es que ni en un bar atiborrado de gente, viendo la final de la Champions, se puede adoptar una postura más incómoda, antinatural y forzada. Ya puestos a torturar a los candidatos, ¿por qué no obligarles a correr en una cinta estática, mientras debaten? Y Pastor subiendo el nivel de inclinación de la cinta o incrementando su velocidad según le caiga el candidato en cuestión…

30

En el debate, en realidad, no hubo confrontación de ideas o de programas. Hubo chascarrillos e ingeniosidades. Y, sobre todo, meteduras de pata. Pero dio igual. Porque lo importante, lo verdaderamente decisivo del debate comenzó a su finalización, en las redes sociales, con cientos de miles de internautas mostrando su descontento por la enorme cantidad de temas que no se habían tocado. Temas importantes, de los que forman parte de nuestro día a día, de los que realmente nos afectan a todos y no solo a los partidos y a la gente que vive alrededor de la política y que, por eso, disfruta convirtiéndola en un espectáculo.

Como la sanidad, la dependencia, el cambio climático, la accesibilidad, la pobreza, el déficit democrático en la Unión Europea o la cuestión de la inmigración y los refugiados. Temas como la cultura, por ejemplo, a la que no se dedicó ni un segundo, más allá de la mención a ciertos apellidos como vía para cerrar heridas con Cataluña. Y de educación se habló de forma brevísima, dado que todos los candidatos estaban de acuerdo: pacto de estado. Y a volar. ¡Cómo si no lleváramos decenas de años clamando por él, sin el más mínimo resultado!

Este modelo de Debate me parece mucho más serio
Este modelo de Debate me parece mucho más serio

Menos mal que cuando terminó el show, comenzó la reflexión. Reflexión serena protagonizada por la gente que, en sus casas, dedicó horas y horas a hablar de lo que verdaderamente nos afecta. Los emergentes llevan a gala estar conectados con las preocupaciones de la calle para superar la vieja ortodoxia de los partidos tradicionales. No tuve esa percepción durante el debate. Allí estaban Pablo y Albert, encantados de conocerse y de jugar en las ligas mayores, más preocupados por decidir qué hacer con las manos -ahí, el líder podemita dio una soberana lección, armado con un BIC- que de transmitir ideas para conquistar a un electorado que, más allá del espectáculo, exige coherencia, sinceridad y compromiso.

Jesús Lens

Sostiene el Alcalde de Granada

Hoy he estado en los Desayunos Informativos del Grupo Joly, cuya cabecera en nuestra tierra es Granada Hoy. El invitado era el Alcalde de Granada. Y ahí van algunos de los titulares que he ido entresacando de su intervención:

Critica a la oposición municipal ya que hay veces en que, tratando de perjudicarle a él, en realidad perjudica la imagen de Granada. Ejemplo: denunciar que hay ratas en puntos dela Zona Norte o criticar los niveles de contaminación de la atmósfera granadina.

 Granada Hoy

Sobre el aeropuerto de Granada, el alcalde dice que no puede competir con el de Málaga y que hay que considerar que el aeropuerto de Málaga también es de Granada. Hacerlo “nuestro”.

Ha pedido que suba 2 euros la entrada de la Alhambra (un 15%) para financiar el sostenimiento del Albaycín, a través de un fondo que gestionaría unos 4 millones de euros anuales. Ningún turista va a dejar de ver la Alhambra por subir 2 euros la entrada y de esa manera se cuida la otra pata del Patrimonio de la Humanidad que tenemos en Granada y que es la que no puede cobrar entrada por su visita.

El Alcalde de Granada ha mostrado su preocupación por la utilidad del Metro, cuando eche a andar, ya que no se ha hecho ningún estudio de viabilidad económica sobre el mismo y se desconoce el precio que pueda tener el billete y el porcentaje del mismo que hay que subvencionar.

 Alcalde granada

Sobre el Botellón: Granada era una ciudad asquerosa y la concentración en el Botellódromo ha permitido que las plazas de toda la ciudad no amanezcan los viernes, sábados y domingos convertidas en un estercolero. Sobre la idoneidad o no de dicha fórmula de diversión, ha sentenciado que las costumbres las tiene que cambiar la educación, no la policía.

Además, ha hecho una encendida defensa de la importancia que tiene no duplicar cargos públicos. Ni él ni ninguno de sus concejales lo hace y se muestra orgulloso de ello.

Los políticos como problema

Siempre me ha gustado la siguiente frase: “O eres parte de la solución o eres parte del problema. Sino, formas parte del paisaje”.

Hace unos días, en su polémico Auto, el juez Pedraz puso el dedo en la llaga al hablar de la desafección que la ciudadanía siente por los políticos que deberían representarles. Desafección. Con lo bonita que es la palabra… ¡la de palos que le han caído a Pedraz!

Quizá fue improcedente que un juez, por una vez, quisiese ser algo más que un florero paisajístico, aun a pique de que le tilden de pijo ácrata. Quizá Pedraz confundió su trabajo de juez con el de notario, que da fe y levanta acta de la realidad de las cosas. Aunque, sinceramente, para una vez que la judicatura suscribe lo mismo que piensa la gente y se muestra apegada a lo que pasa en la calle…

Y no lo digo yo, ojo. Lo dice el CIS. ¡Cuánta tinta y cuánta saliva está provocando el último Barómetro según el cual, “uno de cada cuatro españoles perciben a los políticos como un problema para España”, la cifra más alta de la serie histórica. El “problema políticos”, en plural, solo es superado por el del paro y los económicos. ¡Ahí es nada!

Contrasta esta noticia con el esperpento que está protagonizando el alcalde de Otura, aferrado a su sillón, sí o también, aun cuando los concejales de su propio partido le han retirado la confianza y la dirección provincial del PP le ha exigido que se vaya.

Ahora podríamos traer a colación todo tipo de metáforas, fábulas y dichos populares, desde la manzana podrida a la excepción de confirma la regla, pero el hecho es que, si hasta hace poco, el cacareo de la mayoría de los políticos era como un molesto e inevitable ruido de fondo, como las conversaciones de los vecinos que se escuchan por el patio interior de casa; ahora se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza.

El ejemplo de Mas es el primero que se nos viene a todos a la cabeza, pero no el único. Expresiones como “barones territoriales” empiezan a ser considerados como una amenaza y el solapamiento de administraciones, una de las lacras que lasta nuestra economía y nuestra productividad.

Pero los políticos, como la crisis, como la tele-basura, como la fútbol-dependencia… no son fenómenos metereológicos ni maldiciones bíblicas; no son marcianos venidos de otro planeta para colonizarnos. Son un reflejo de la sociedad que los elige, los apoya y los mantiene.

El miedo es que este descontento con la clase política sirva para dar alas y predicamento a los grupos antisistema que, escorados hacia ambas extremidades, torpedeen una democracia que se encuentra en precario equilibrio y delicada situación.

Porque meter a todos los políticos en el mismo saco es tan injusto como mirar hacia otro lado y dejar que las cosas sigan como están. Por ejemplo, ¿cómo han reaccionado los dos grandes partidos a los resultados del Barómetro? Pues como no podía ser de otra forma: culpándose mutuamente del desaguisado.

Y es que siguen sin enterarse. Siguen sin ser conscientes de que, en la edad de internet, Twitter y Facebook; la gente ya no comulga con ruedas de molino y no comprende que, por ser de unos haya que defender a muerte el soterramiento y, por ser de los otros, haya que estar de acuerdo con dejar la estación del AVE en el quinto pino. Y viceversa.

Y, sobre todo, de lo que los prebostes no parecen darse cuenta es de que, en tiempos de crisis, cuando los unos tratan de desacreditar a los otros, lo que hacen es desacreditar a la casta completa y hundir un poco más la escasa confianza que los ciudadanos tienen en ellos. Quitarles el sueldo a los parlamentarios es quitarles legitimidad, pero llevar treinta años viendo los mismos caretos en distintas poltronas, desde luego, no ayuda ni favorece su imagen.

Escuchar a un parlamentario defender desde un puesto de responsabilidad lo mismo que criticaba desde la oposición resulta tan lamentable como escucharle criticar al gobierno que no haga lo que él no hizo cuando pudo. Y ejemplos de esto, los hay a montones. ¿Cuándo van a dedicarse a construir, en vez de a destruir(se)?

En fin. Que ellos verán. Pero que no deja de resultar doloroso que casi un 27% de los ciudadanos sientan que las personas que deben contribuir a sacarnos de la difícil coyuntura en que nos encontramos son, en sí mismos, un problema que contribuye a acentuar lo crítico de nuestra situación.

“¿Quién vigila a los vigilantes?”, leíamos en Watchmen.

“¿Quién nos rescata de los rescatadores?”, dice el CIS

Jesús sin-rescate Lens

Graceland

Vamos a aPostas, pero sin razones. Hoy hay para darle a la materia gris con “La herencia de Bobdil”, que publicamos en IDEAL. Pero si nos siguen habitualmente, nos creen y confían, háganos caso.

Porque después de ver esta película…

… no es que tenga ganas, es que tengo la compulsiva, materialista, espiritual y ansiosa necesidad de tener esto:

Ni que decir tiene que ya lo he encargado…

Jesús simonado Lens

¿Y los 20 aPostados anteriores de agosto? Enlazar desde aquí.

¿Y los 21 de agosto de 2008, 2009, 2010 y 2011?