Au revoir, Botellódromo

La política se hace, también, con gestos. Con gestos, no postureo de cara a la galería. Gestos como celebrar la rentrée de septiembre con una despedida a la francesa: diciéndole au revoir al Botellódromo.

Botellódromo

Era un adiós tan esperado y tan deseado que el vallado del recinto ha sido noticia a escala nacional, apareciendo en buena parte de los medios de comunicación de toda España. Y a ello dedico mi columna de hoy, en IDEAL.

Dejando al margen el bochornoso espectáculo del anterior alcalde de Granada, que también abrió los informativos cuando fue detenido por la UDEF, sí quiero recordar otro gesto, el primero que tuvo Torres Hurtado cuando ocupó la alcaldía de Granada: destruir un carril bici en el Zaidín.

Ha llovido desde entonces, que aquello fue en el 2003. Pero también recuerdo que, en su momento, escribí un artículo criticando la actitud de Pepe Manospiquetas, que fue llegar a la alcaldía y arrancar su mandato de forma tan destructiva.

Carril Bici zaidín

Acusa la oposición a Paco Cuenca de estar haciendo una política orientada más a la foto fácil que a una auténtica gestión de la ciudad. A mí, esa crítica me parece que tiene mucho valor… para el criticado: al no poder reprocharle otras cosas de más enjundia, tiran por la salida fácil, por el tópico de siempre. ¡A ver a qué político no le gusta una buena foto! Y hasta una mala, si de inaugurar una rotonda se trata.

Es como lo de la suciedad. Que si el problema más grave de Motril es que sus calles están poco limpias y muy descuidadas, auténtica obsesión de la antigua alcaldesa del PP, ya pueden estar contentos los motrileños con la gestión de Flor Almón y su equipo de gobierno.

Llega septiembre y Paco Cuenca vuelve a acertar con una medida tan necesaria que ha sido bien acogida incluso por los concejales de un PP cuyos anteriores responsables se vanagloriaban de haber alumbrado el invento y de tener el Botellódromo abierto y a pleno rendimiento, todos los fines de semana del año.

Botellódromo adios

El reto, ahora, es cómo gestionar el ocio nocturno de los jóvenes, pero eso será materia de otra columna, que ésta debe ser de felicitación por el adiós a una de las grandes vergüenzas de una Granada que, incapaz de solucionar un grave problema, se limitó a esconderlo y enmascararlo, con nocturnidad y alevosía, mirando hacia otro lado.

Jesús Lens

Twitter Lens

Entre 10 y 100 días

El lunes pasado salí de casa todo acongojado: Paco Cuenca llevaba en el cargo cuatro días y el caos debería haberse apoderado, ya, de la ciudad de Granada. Al final, sin embargo, lo más parecido al Apocalipsis que hemos tenido ha sido el tiempo. Que está -o lo estamos volviendo- loco.

Ahora se cumplen diez días desde que el nuevo alcalde ocupa su despacho en la Plaza del Carmen. Nada más. Y nada menos. Diez días que nos han servido para constatar que los funestos vaticinios del sector más incendiario del PP no se han cumplido. O sí. Depende. Porque si antes teníamos la sospecha de que habían llevado a Granada a la ruina, ahora empezamos a confirmarlo. De ello hablo en mi artículo de IDEAL de hoy.

Paco Cuenca alcalde

Al nuevo equipo de gobierno le quedan cien días por delante para sacar a la luz la herencia recibida. Hasta el final del verano. A partir de ahí, ya nos habremos olvidado por completo de los trece años de gobierno del PP y el PSOE será el único responsable de nuestros destinos, para bien o para mal.

Cien días para hacer una precisa radiografía del estado de la ciudad y proponer la terapéutica necesaria para enderezar el rumbo. A partir de septiembre, las razones nos sonarán a excusas, por justificadas que estén.

Excusas como las del ex-alcalde, el jubilado ciudadano Torres. Que él no sabía nada del urbanismo de la ciudad. Que lo tenía todo delegado. Que firmaba sin leer. O, si leía, que no prestaba atención. Y es que la confianza ciega es muy mala, como Isabel Nieto está comprobando estos días.

PEPE TORRES HURTADO ACUDE A DECLARAR A LOS JUZGADOS POR EL CASO NAZARIS FOTOGRAFIA: ALFREDO AGUILAR
PEPE TORRES HURTADO ACUDE A DECLARAR A LOS JUZGADOS POR EL CASO NAZARIS FOTOGRAFIA: ALFREDO AGUILAR

¡Cómo cambian las actitudes y las declaraciones, cuándo pasan de hacerse en la plaza del Carmen, con el bastón de mando en la mano, a pronunciarse a la salida de los juzgados! Me dice alguien que ha estado investigando al espinoso denunciante de la trama urbanística granadina que, cuando se haga público el patrimonio acumulado por dicho individuo, cambiará mucho el cuento.

Isabel Nieto juzgados

Es posible. Por esperar, yo espero hasta la iluminación divina implorada por Isabel Nieto. Pero una cosa ya no admite dudas ni discusiones: que el urbanismo en Granada ha sido un pudridero que exigía una enérgica intervención y un cambio radical. Sea por acción, por omisión, por connivencia o por miedo paralizante, la situación era insostenible. Ahora, los jueces tienen la palabra.

Jesús Lens

Twitter Lens

Paco, salvo sorpresa

Paco Cuenca será, desde hoy, alcalde de Granada. Salvo sorpresa. De esta manera, el PSOE recupera una Alcaldía histórica que perdió hace trece años, tras la olvidable y caótica experiencia del Tripartito. Salvo sorpresa, insisto.

Felicitemos, pues, al nuevo alcalde. Paco Cuenca. Constante, perseverante e incansable pateador de todos los barrios de la ciudad; duro fajador y buen encajador, acostumbrado a pelear a la contra en una Granada muy conservadora a la que ahora debe gobernar… con una minoría de concejales y en un ayuntamiento que va a resultar muy exigente.

Paco Cuenca pateador

Démosle la enhorabuena y concedámosle al nuevo alcalde de Granada un plazo razonable para disfrutar de su investidura. ¿Hasta las 2 de la tarde? Bueno va. Seamos generosos. Hasta las 5. Que la situación de la ciudad es lo suficientemente compleja y complicada como para que sea imprescindible empezar a cambiar algunas cosas desde ya.

Venimos oyendo hablar de la parálisis de la ciudad desde hace meses. Parte es achacable al gobierno en funciones de Madrid. Parte, a la situación creada por José Torres, el Empecinado. Resulta imprescindible, pues, que Paco Cuenca y su equipo de gobierno se pongan manos a la obra desde esta misma tarde.

Paco Cuenca Luis Salvador

Nos esperan días de vértigo, con esos nuevos concejales que asumirán mil y una funciones para pilotar la Granada que debe conducirnos al 2020. ¿Qué Granada están pensando diseñar y planificar, en estos tres años? ¿Qué les parece a los demás partidos esa Granada?

Cuando un nuevo equipo de gobierno llega a una institución, una de sus prioridades es que se note que está ahí. Que ha llegado. Que va a cambiar las cosas. Y la forma de hacerlas. Es lógico y normal. Sobre todo, cuando se trata de cambiar un paso sostenido durante trece largos años.

Hay mucho por hacer y corregir en esta ciudad nuestra, por supuesto que sí. ¿Por dónde empezará el nuevo regidor? Esa es la cuestión. Tengo muchas ganas de escuchar las primeras palabras de Paco Cuenca como alcalde. Sus intenciones. Sus ideas. Sus proyectos. Y tengo ganas de saber con quiénes cuenta para llevar a Granada hasta el 2020. Y con quiénes no.

Paco Cuenca Alcalde granada

Pero, ojo. Que las ganas de cambiar el paso no provoquen innecesarios e injustos atropellos. Sobre todo, cuidadito con la tentación de la piqueta. Que es tan golosa como peligrosa. Y tramposa.

Jesús Lens

Twitter Lens

Los juicios de Salem

Hoy es ese Día de la Cruz que, para muchos, es una cruz de día. Ha querido la casualidad que este año llegue tras un fin de semana largo, lo que contribuye a disfrazar de festiva irrealidad el comienzo de una semana que será histórica para Granada. De ello hablo en mi artículo de IDEAL.

Porque el jueves tendremos nuevo alcalde. O alcaldesa. Ahora mismo, nada parece asegurado. Por “culpa” de un nombre, que está en la picota: Manuel Lorente, el diputado de deportes cuya dimisión exige Ciudadanos para apoyar a Paco Cuenca como alcalde.

El ya dimitido Manuel Lorente, fotografiado por Alfredo Aguilar
El ya dimitido Manuel Lorente, fotografiado por Alfredo Aguilar

Lorente está siendo investigado por un presunto trato de favor y contrataciones irregulares durante su mandato como regidor de Iznalloz. Él sostiene que es inocente y que lo va a probar, sin embargo, la presunción de culpabilidad impuesta por los partidos en España, le obligará a marcharse. Presumiblemente. Tal y como ocurrió con los ya lejanos en el recuerdo José Torres e Isabel Nieto. Que no hay como un buen Puente para sepultar en el olvido a cualquiera. Por importante que fuera. O creyera serlo.

(Última hora: Lorente ya ha dimitido)

El ambiente está tan enrarecido en España y la corrupción se ha enseñoreado de tal forma de nuestras instituciones que, en política, todo el mundo es culpable mientras no se demuestre lo contrario. Y como la justicia es lenta, la Pena de Portada importa más que las sentencias firmes. De ahí que se crucen tantas denuncias y querellas y se exijan tantas dimisiones, sin importar los trámites procesales o la naturaleza de los delitos investigados.

José Torres Hurtado detenido

La Pena de Portada es peligrosa. ¿Dónde ponemos el límite? Es insostenible mantener en el cargo a un alcalde detenido por la UDEF e investigado por una decena de delitos relacionados con su gestión urbanística, hasta que el Tribunal Supremo dictamine la firmeza de la resolución pertinente. Pero, ¿debe dimitir cualquier cargo público tan pronto sea investigado judicialmente? No parece que este extremo sea jurídica ni constitucionalmente defendible. Sería, más bien, propio de los tiempos de la Caza de Brujas desencadenada en Salem, a finales del siglo XVII.

Juicios Salem

La otra cara de la moneda es la necesidad que parecen tener los partidos de mantener en sus cargos a sujetos relacionados con la corrupción. ¿Lo hacen por su valía o, más bien, porque “son de los nuestros”? Y, con los nuestros, como con la patria de Cánovas: con razón o sin ella.

Jesús Lens

Twitter Lens

Tras el harakiri, ¿qué?

En la serie “Juego de Tronos” hay un episodio ya mítico, titulado “La boda Roja”, en el que súbitamente se asesina a un nutrido grupo de los personajes protagonistas de la historia. Lo recuerdo con angustia. En un principio, nada hacía presagiar lo que iba a pasar. Después, cuando lo repasé con detenimiento, comprobé que no había engaño alguno hacia el espectador. Todo había sido primorosamente urdido por unos brillantes guionistas, que habían sembrado la trama de pistas, gestos y detalles, perceptibles para los espectadores más atentos y despiertos.

La boda roja

La tarde de ayer lunes, la actualidad informativa protagonizada por el PP me recordó a aquellas bodas de sangre medievales. El primero en caer, Sebastián Pérez. Con él, el alcalde de Granada y la concejal de urbanismo. Tres por el precio de ¿cuántos?

Sobre todo porque esta inmolación, este harakiri ritual, llega tarde. Es como el triple ganador en un partido de baloncesto que, lanzado desde el centro del campo, entra limpio… pero fuera de tiempo: muy vistoso y espectacular, pero completamente inútil. Y mira que ya lo dijimos en este artículo.

Hara Kiri

Al menos, si Luis Salvador mantiene la palabra dada (y firmada) de desalojar al PP del ayuntamiento en esta legislatura. Que no se trataba (solo) de echar a Pepe Torres, sino de desplazar del poder al partido que lleva más de diez años gobernando y hacer limpieza.

Que Torres Hurtado era un cadáver político era un hecho incontestable. Las dudas estribaban en el cuándo. Por eso, la comidilla está siendo la renuncia de Sebastián Pérez, presidente del PP granadino y senador en cortes, a su acta de concejal.

Personalmente, lo del morir matando que se le aplica al ya ex-alcalde de Granada y lo de llevarse por delante a su enemigo íntimo, no me interesa tanto como el futuro de nuestro ayuntamiento.

Y ahora, ¿qué? Para empezar, Juan García Montero es nuestro alcalde. Esta mañana. Porque Paco Cuenca está recabando apoyos para postularse como alcalde. Y, si Luis Salvador lo vuelve a dejar tirado, incumpliendo nuevamente la palabra dada, su credibilidad quedaría volatilizada, por completo y por siempre jamás.

Paco Cuenca

Ya no valdría la excusa de las órdenes que vienen de arriba. Sería demasiado zafio, demasiado obsceno; recular de nuevo. Queda la opción de Fernando Egea, concejal independiente con mando en plaza. Pero se me antoja demasiado complicada y rocambolesca. Hasta para los guionistas de Juego de Tronos.

Jesús Lens

Twitter Lens