La otra Greta

El próximo martes, a las 17 horas, en la Escuela de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, tenemos una nueva cita con el programa ‘Los ODS, de cine’. Se trata de un ciclo de charlas sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, impulsados por la ONU, en el que, a partir del visionado de diferentes secuencias de películas, se debate sobre cada uno de los Objetivos con un experto en la materia.

En concreto, en la sesión de este martes, nos acompañará Carmen Lizárraga, profesora de Ciencias Económicas y Empresariales de la UGR, para hablar sobre ‘Trabajo decente y crecimiento económico’.

Tengan o no tengan ustedes intención y/o posibilidad de venir a esta charla, les recomiendo un programa doble de cine que responde a la perfección a su filosofía. En el impagable Madrigal se proyectan las dos películas que quiero recomendarles. De una, ‘Sorry, we missed you’, ya les hablé hace unos días: trata sobre la autoexplotación, los falsos autónomos y demás lacras del capitalismo contemporáneo más descarnado. (Lean AQUÍ esa columna)

La segunda película se titula ‘La hija de un ladrón’ y está excepcionalmente interpretada por otra joven llamada Greta. En este caso, Greta Fernández, hija del también actor Eduard Fernández. Lo que no debería ser más que un mero dato anecdótico si no fuera porque, en la película de Belén Funes, ambos interpretan a una hija y a su padre.

No. La película no es negra. Ni criminal. A pesar del título y de mi pasión por el noir. ‘La hija de un ladrón’ es un bocado de realidad que nos cuenta el día a día de una joven madre que saca adelante a su bebé, a pesar de todos los pesares. Una película sobre relaciones familiares y sentimientos encontrados y contradictorios en la que el deseo de progresar de su protagonista llena la pantalla.

Y en ese empeño, la cuestión del trabajo es capital. Sin maniqueísmo alguno, ‘La hija de un ladrón’ nos hace reflexionar sobre la vital importancia de tener un trabajo digno para que una joven madre soltera, aquejada de una discapacidad auditiva, pueda normalizar su vida y salir de la tutela del estado. ¡No se la pierdan!

Jesús Lens

Cine y trabajo sostenible

‘Black Mirror’, de la que hemos hablado mucho y bien en otras ocasiones, es una serie visionaria que alerta sobre un futuro distópico provocado por los excesos y el abuso de la tecnología. Cada vez que se estrena una nueva temporada, arden las redes y los periódicos se llenan de sesudos análisis sociológicos sobre el abismo hacia el que nos dirigimos.

El cine Madrigal proyecta ahora mismo una película imprescindible, ‘Sorry, We Missed You’, del combativo y octogenario director Ken Loach. Los protagonistas son los cuatro miembros de una familia que fue de clase media pero que hoy se precipita peligrosamente hacia la pobreza. Para tratar de revertir la situación, el padre se convierte en autónomo, se compra una furgoneta y comienza a trabajar como repartidor para una de esas nuevas y molonas empresas tecnológicas. La clave para hacer bien su trabajo es obedecer las instrucciones de una máquina que lo mismo le muestra las mejores rutas para llegar a su destino que sirve para comprobar la recepción de los pedidos y seguir su trazabilidad. Un terminal que lo sabe todo, incluso el tiempo que el conductor pasa fuera de la furgoneta, chivándose con una alarma.

Nada de lo que cuenta Loach es ciencia ficción. La autoexplotación a la que se someten los protagonistas, echando jornadas de 14 horas diarias y teniendo que mear en una botella de plástico para no perder tiempo y entregar la mercancía en hora, ocurre aquí y ahora. Lo hemos visto con el caso de los falsos autónomos de Glovo, sin ir más lejos.

Los consumidores nos hemos vuelto tan exigentes, queriéndolo todo y queriéndolo ya en la puerta de nuestra casa, que fomentamos una nueva modalidad de trabajo precario que empobrece a la sociedad.

Dentro de un par de semanas, en el programa ‘Los ODS, de cine’ que está desarrollando la plataforma Granada4Energy en la ETS de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, hablaremos de todo ello. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen el de ‘fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos’. Los cineastas Ken Loach y Robert Guédiguian serán nuestros ejemplares e imprescindibles guías cinéfilos.

Jesús Lens