Granada entra en la WTA

Si eso de la WTA les suena a ranking internacional de tenis femenino, razón no les falta. Pero la WTA también es la Asociación Mundial de Tecnópolis, de acuerdo a sus siglas en inglés. Y Granada ya forma parte de dicha asociación desde el pasado 23 de octubre.

Una noticia importante que, sin embargo, se nos ha colado casi de rondón, como el que no quiere la cosa. Una noticia de la que no se habla lo suficiente, me temo.

Hace unos días coincidí con nuestro alcalde, Luis Salvador, al que le tengo más aprecio del que se piensa… lo que no obsta para que deba ser crítico con su gestión en esta columna. Es lo que tiene pasar de la oposición al gobierno, lo que va del deber ser al ser, de acuerdo a la guillotina filosófica de Hume libremente aplicada a la política municipal.

Lo de la WTA es importante, les decía, porque supone un aldabonazo a la posibilidad de que el acelerador de partículas venga a Granada, tema que preocupa, y mucho, a Salvador. Como debe ser. Nos lo contaba Javier Morales hace unos días: integrar a la provincia en los ‘lobbies’ científicos y tecnológicos mundiales es un requisito para que la comunidad científica internacional y sus impulsores políticos avalen la construcción del acelerador de partículas.

En aquella conversación, Luis Salvador se mostró confiado en las posibilidades de Granada como receptora del acelerador, considerando que Japón es más un aliado que un competidor. Y así es, según me consta por otras fuentes acreditadas. Pero no nos podemos dormir en los laureles. Sin una financiación adecuada, creíble y en plazos lógicos y asumibles, corremos el riesgo de quedar rezagados en una competición que no admite demoras.

A la comunidad científica internacional no le interesan las exigencias de ERC para desbloquear el gobierno de España y, en consecuencia, para consensuar los Presupuestos Generales del Estado, instrumento básico para dotar de fondos y medios a la candidatura granadina al acelerador de partículas, que también es la española y la europea. La rectora de la UGR, Pilar Aranda, ya lo advertía en septiembre: hay un “parón importante” en la creación del consorcio del acelerador de partículas Ifmif-Dones. Y eso es preocupante.

Jesús Lens

1+3

Es lo que tiene ver demasiadas series de televisión: terminas creyéndote un showrunner todopoderoso y molón, capaz de controlar todos los giros de guion hasta llegar el desenlace deseado. La política, sin embargo, es veleidosa, caprichosa e imprevisible. ¡Que se lo digan a tanto gurú visionario, antaño conocido como consejero áulico!

Al despertar, el dinosaurio seguía allí. Pero más gordo, más grande y mucho más crecido y rugiente. De una gobernabilidad complicada, España ha desembocado en una gobernabilidad imposible, salvo movimientos inesperados.

Dejando al margen las cábalas y los apresurados análisis de las últimas horas, la mayoría de ellos más basados en deseos que en realidades posibles o probables, centrémonos en Granada capital, donde Sebastián Pérez ha estado quieto y callado… hasta ahora.

Tras la fallida operación Puente de Plata senatorial, Sebastián Pérez se queda en casa. El PP ha ganado en Granada capital y Ciudadanos ha quedado laminado. ¿Cómo afectarán los resultados del domingo a la alcaldía de Luis Salvador? Habrá que estar atentos al congreso extraordinario del partido naranja, pero los proyectos personalistas son muy difíciles de reencauzar cuando hacen aguas.

Que las del 10-N no eran elecciones municipales, lo sabemos todos. Que la llegada de Salvador a la alcaldía fue rocambolesca, también. Si gobernar con 4 concejales estaba siendo tarea harto difícil, como el actual alcalde se empeñe en seguir negándole el 2+2 a Sebastián Pérez, será misión imposible.

No es halagüeño el panorama para la capital granadina. Con el horizonte judicial de Paco Cuenca sin despejar, el auge de Vox y la debacle de Ciudadanos no hacen sino enmarañar el futuro. El presupuesto, por ejemplo. ¿Serán capaces de ponerse de acuerdo PP, Cs y Vox para sacar adelante un presupuesto, en estas condiciones? ¿Será requisito sine qua non dejar resuelto lo del 2+2?

Malos tiempos para la lírica. Peores aún para la política. El ruido de fondo que nos espera en las próximas semanas no hará sino alejarnos la cruda realidad de un gobierno precario, tanto allí como aquí. Lo mismo, del 2+2 se empieza a hablar del 1+3…

Jesús Lens

De cráneo, nos trae

Malas noticias: Luis Salvador ha retirado de su página web el estudio sobre su patricio cráneo, ese cráneo egregio y monumental que convierte al candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Granada en un émulo de Batman. (Leer AQUÍ la ya famosa historia craneal)

Mala suerte porque ya tenía prevista una batería de símiles con su cabeza como protagonista. Cosillas como ‘qué buena cabeza tiene este hombre’, a la hora de comentar alguna buena propuesta electoral del partido naranja; sibilinas referencias a ‘la candidatura encabezada por el ex senador socialista’ cuando le meta caña a Paco Cuenca en la campaña o destacar que se encuentra ‘a la cabeza de los sondeos’, llegado el caso.

Y no me sean mal pensados: en ningún caso se me ha pasado por la cabeza que nadie pueda pedir la de Salvador si los resultados electorales no son los deseados por la formación naranja. En especial tras una pre-campaña que nos está trayendo de cráneo por culpa de la morfopsicología, esa maldita pseudociencia.

Me dicen personas que le conocen bien que Luis Salvador, en realidad, está  encantado con toda esta polémica. Que el famoso ‘que hablen de uno, aunque sea mal’ nunca encontró una mejor personificación en el espectro político. Que hace mucho tiempo que el candidato de Ciudadanos descubrió que, por encima de los programas electorales, están los programas de televisión. Y que, para salir en la tele, hay que dar que hablar, más que hacer reflexionar al personal. Lo que nos da mucho que pensar…

A mí me da rabia, sobre todo, por Manuel Olivares, el referente de Ciudadanos en Granada, quien daba la cara por el partido mientras Salvador andaba de acá para allá, a caballo entre Madrid y Sevilla, echando pulsos y tentaeras. Un Olivares serio y centrado, con ideas y propuestas creíbles y sensatas.

Ideas. Caigo ahora. Ciudadanos presentó antes de ayer unas líneas programáticas que me parecieron interesantes. De hecho, tengo recortada la página del IDEAL en que se desgranaban para comentarlas en esta columna. Pero, claro, fue salir la noticia de la retirada del estudio craneoencefálico y… ¿a quién le importan las propuestas electorales?

Al final, van a tener razón quienes consideran que el auténtico objetivo de Salvador es participar en Supervivientes VIP & Deluxe.

Jesús Lens

 

El mentón ilustrado

Tendría catorce o quince años cuando encargué un estudio astral personalizado. Tardó un mes en llegar casa. Lo abrí alborozado y me lancé a leer medio centenar de folios… en los que apenas me reconocía, más allá de lugares comunes y tópicos varios. Sin embargo, todo lo que me pronosticaban las estrellas era tan sugerente que decidí esforzarme al máximo en tratar de parecerme al brillante sujeto de luz descrito por mi carta astral.

Afortunadamente, en los años 80 del pasado siglo había menos reiki y más Reca, el bar de la plaza de Trinidad donde ponían los mejores volaíllos de Granada. Menos Flores de Bach y más espuma de cerveza. Menos coaches enterados y más camareros sabios. Menos salas de yoga y más canchas de baloncesto. Una vez asumido que, por mucho que lo visualizara y lo deseara, nunca iba a hacer mates como los de Michael Jordan, fui bastante más feliz.

Pienso en todo ello con relajo y desahogo al suponer lo extremadamente duro y complicado que tiene que ser… ser Luis Salvador. He leído los resultados de su ya famoso estudio morfopsicológico y estoy impresionado por la cantidad de talentos y habilidades que atesora el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Granada. Algunos rozan lo fantástico, incluso. Y ya se sabe que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Yo ya lo intuía, que conste: un mentón como el de Luis Salvador no puede ser casual o accidental.

Juro que jamás pensé que iba a escribir sobre el físico de una persona pública. Siempre he deplorado este tipo de chascarrillos, recurso fácil para provocar risas más fáciles aún. Pero cuando un posible alcalde de tu ciudad se hace analizar la forma de su cráneo y publica los superlativos resultados de dicho ‘estudio’ en su web personal…

Dos dudas: ¿obligará el líder de Cs en Granada a someterse a los dictados de la morfopsicología a su equipo, para detectar sus habilidades ocultas? Porque Luis Salvador defiende dicha pseudociencia con tanto énfasis que hace tonta a la mismísima Inteligencia Artificial. Pero, sobre todo y a la vista de sus portentosos talentos, ¿no debería Albert Rivera convertirle en su mano derecha y llevárselo con él a Madrid, ipso facto?

Jesús Lens

El mentón ilustrado

Tendría catorce o quince años cuando encargué un estudio astral personalizado. Tardó un mes en llegar casa. Lo abrí alborozado y me lancé a leer medio centenar de folios… en los que apenas me reconocía, más allá de lugares comunes y tópicos varios. Sin embargo, todo lo que me pronosticaban las estrellas era tan sugerente que decidí esforzarme al máximo en tratar de parecerme al brillante sujeto de luz descrito por mi carta astral.

Afortunadamente, en los años 80 del pasado siglo había menos reiki y más Reca, el bar de la plaza de Trinidad donde ponían los mejores volaíllos de Granada. Menos Flores de Bach y más espuma de cerveza. Menos coaches enterados y más camareros sabios. Menos salas de yoga y más canchas de baloncesto. Una vez asumido que, por mucho que lo visualizara y lo deseara, nunca iba a hacer mates como los de Michael Jordan, fui bastante más feliz.

Pienso en todo ello con relajo y desahogo al suponer lo extremadamente duro y complicado que tiene que ser… ser Luis Salvador. He leído los resultados de su ya famoso estudio morfopsicológico y estoy impresionado por la cantidad de talentos y habilidades que atesora el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Granada. Algunos rozan lo fantástico, incluso. Y ya se sabe que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Yo ya lo intuía, que conste: un mentón como el de Luis Salvador no puede ser casual o accidental. (Leer AQUÍ los superpoderes que ha detectado la morfopsicología en Luis Salvador)

Juro que jamás pensé que iba a escribir sobre el físico de una persona pública. Siempre he deplorado este tipo de chascarrillos, recurso fácil para provocar risas más fáciles aún. Pero cuando un posible alcalde de tu ciudad se hace analizar la forma de su cráneo y publica los superlativos resultados de dicho ‘estudio’ en su web personal…

Dos dudas: ¿obligará el líder de Cs en Granada a someterse a los dictados de la morfopsicología a su equipo, para detectar sus habilidades ocultas? Porque Luis Salvador defiende dicha pseudociencia con tanto énfasis que hace tonta a la mismísima Inteligencia Artificial. Pero, sobre todo y a la vista de sus portentosos talentos, ¿no debería Albert Rivera convertirle en su mano derecha y llevárselo con él a Madrid, ipso facto?

PD.- Sobre la volátil deriva político-ideológica de Salvador, de la escribí AQUÍ, el estudio morfopsicológico de marras no parece decir nada… ¡ya es casualidad!

Jesús Lens