LA HABANA DE JESÚS CONDE

La columna de hoy de IDEAL sólo podía ser una. Y es ésta (y AQUÍ más imágenes de los cuadros habaneros de Jesús):

¿Qué Habana buscamos, cuando pensamos en viajar a Cuba, en el siglo XXI? Dependiendo de la respuesta a esta pregunta, encontraremos una u otra ciudad, veremos unas u otras calles, nos enfrentaremos a unos u otros edificios, barrios, fachadas y portales. Pocos lugares como La Habana para ser interpretados en clave apriorística, prejuiciosa, ideológica y política.

Y, sin embargo, La Habana no engaña. Está ahí. A la vista de todos. En la nueva exposición de Jesús Conde, por ejemplo, recién inaugurada en el Centro de exposiciones de CajaGRANADA en Puerta Real. A través de su mirada, Jesús Conde nos regala su prodigiosa capacidad de imaginación, fabulación y recreación. A través de sus cuadros, lo mismo estamos ante la Habana Vieja restaurada que en la vieja Habana, derrumbada en pedazos.

Una ciudad que sabe a ron, calambuco y alambique. Que suena al viento en la zafra, a las olas rompiendo contra el malecón y al puntilleo de la Vieja Trova. Que huele a melaza y pescado, a mar y a los cigarros de Compay Segundo. Es el tacto de las rotundas caderas de las bailarinas del Tropicana, la prosa de Hemingway y de Carpentier. La poesía de Martí. La Habana también es las cartillas de racionamiento, los pesos convertibles, los discursos de Fidel, las consignas revolucionarias pintadas en las paredes, los Comités de Defensa de la Revolución y las crudas historias de Pedro Juan Gutiérrez o Lorenzo Lunar. Pero La Habana es, sobre todo, música. Y ritmo. La música fluye por sus calles, bares y casas. Hay ritmo en el cadencioso andar de los habaneros y su festivo hablar es pura fantasía para el oído.

El ilustrativo documental “El arte nuevo de hacer ruinas” muestra la decadencia física de una ciudad que agoniza en silencio. Para unos, con dignidad. Para otros, ignominiosamente. Una ciudad viva y palpitante que se cae a trozos y se deshace como polvo entre los dedos, pero que aguanta incólume gracias al irreductible optimismo y capacidad de resistencia de los habaneros, que hasta de su miseria saben reírse, con ironía y desparpajo. La Habana de Jesús Conde es la ensoñación de una realidad histórica que, a través de los siglos, desemboca en la ciudad más contradictoria, compleja y anacrónica del siglo XXI. La puerta de las Américas, como la bautizó Amir Valle en el reseñable libro publicado por la editorial granadina Almed, esa puerta a través de la que entraban todas las corrientes e influencias europeas y por la que soplaban vientos tropicales y aires de mestizaje hacia el Viejo Continente.

A quiénes ya conocemos la ciudad, la pintura de Conde nos devuelve a La Habana, nuestra Habana. Para quiénes todavía no la han visitado, esta exposición les permitirá, abriendo los ojos, sentir la magia de la Perla del Caribe.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

¡EN LA FERIA DEL LIBRO!

¡Amigos!

Que este año vamos a estar en la Feria del Libro, tanto en la de Granada como en la de Motril. Y no sólo como paseantes, espectadores, oyentes y compradores de libros. Si pincháis AQUÍ, veréis qué alegría verse incluido entre la nómina de autores que participan en la Feria más querida de todas las ferias del año.

Porque este año y con la ocasión de ese “Hasta donde el cine nos lleve” que a tantos sitios nos está llevando y tantas alegrías nos está dando, vamos a hablar de cine, libros y viajes en ambas ciudades.

Comenzaremos en Motril, el miércoles 21 por la tarde, sin que aún podamos confirmar la hora.

Y seguiremos en Granada, en el Centro Cultural Puerta Real, el sábado 24 de a las 19 horas. Para la ocasión y con el fin de que quiénes habéis estado en otras presentaciones encontréis algo distinto, contaremos en la mesa, acompañando a un servidor, con dos artistas y viajeros de tronío y prestigio: el escritor Manuel Villar y el pintor Jesús Conde.

Una ocasión estupenda para, con la excusa del libro, departir amigablemente con todos vosotros y con ese par de monstruos del viaje, el arte y la vida.

Después, ni que decir tiene, nos daremos una buena regada de birras en alguno de los bares aledaños a Puerta Real.

Todo el Programa de la Feria del Libro de Granada, pinchando AQUÍ.

¿Nos veremos?