Juan Vida: el color del jazz

Esta noche, el Festival de Jazz en el Lago le hace entrega a Juan Vida de un más que merecido premio a la labor de difusión que, desde hace décadas, viene realizando gracias a su trabajo como diseñador.

Jazz

Efectivamente, uno de los puntos fuertes tanto del Festival de Jazz de Granada como del Jazz en la Costa, es la presentación del cartel diseñado por Juan Vida. Son carteles luminosos y coloristas, con un estilo perfectamente reconocible, y que siempre hacen volar la imaginación del espectador que los contempla.

Carteles evocadores que invitan, en verano, a embarcarte y cruzar mares y océanos, escuchando buena música. Y a conocer a los personajes que los protagonizan, como ese capitán con pendiente en la oreja que, tocando la trompeta, preside el cartel del Jazz en la Costa de este año.

Me gustan especialmente los carteles de Juan Vida que fusionan elementos del jazz más tradicional con otras disciplinas artísticas, aprovechando la estética del género negro o del grafiti, por ejemplo. Y es que, si por algo se caracteriza la obra del combativo artista granadino, es por su mestizaje, mezcolanza y la interacción de temas, técnicas y motivos.

Jazz Vida

Enhorabuena, pues, al Festival atarfeño por conceder el premio honorífico de este año a un artista de la talla de Juan Vida. Como bien señala Juan Carlos Roldán, el director artístico del Jazz en el Lago, hay que destacar “el papel divulgador del jazz que, durante décadas, ha realizado Juan Vida desde el campo de la creación artística, colaborando para los festivales hermanos de la ciudad de Granada y Almuñécar con carteles que se han convertido en verdaderas obras de arte…  siempre desde su libertad creativa y solvencia artística”.

Como seguidor de la filosofía de Terencio, convencido de que nada de lo humano me resulta ajeno, y como fiel defensor de las alianzas y de las afinidades electivas, me parece colosal que el Festival de Jazz en el Lago de Atarfe haya premiado a un artista polifacético que diseña los carteles de otros festivales de jazz de la provincia.

Jazz Juan Vida

Se trata de un detalle de buen gusto que denota la elegancia y el savoir faire de los responsables de uno de los Festivales con más solera del panorama español. ¡Así, así es como se tejen redes y se forjan alianzas creativas! Una vez más, ¡enhorabuena, Atarfe! (AQUÍ mi última columna sobre el Festival de Jazz en el lago)

Jesús Lens

Twitter Lens

Sirve, escribir

Hay días en que tienes la sensación de que esto sirve para algo. A lo de escribir, me refiero. Y a lo de publicar. Días en los que sientes que la gente te lee. Y que lo que escribes no (siempre) cae en saco roto. Por ejemplo, este fin de semana. Y es de lo que hablo hoy domingo en IDEAL.

Primera buena noticia: el anuncio del cartel del Festival de Jazz en el Lago de Atarfe, que se celebrará los próximos días 1 y 2 de julio, en su mágico emplazamiento de la Ermita de los Tres Juanes. ¡Enhorabuena al consistorio atarfeño, a su alcalde y a su concejalía de cultura, por la decisión de mantener una cita imprescindible para los amantes de la música en vivo! Durante la edición del año pasado corrió como la pólvora el runrún de que la nueva corporación municipal se lo quería cargar, que consumía mucho presupuesto.

Jazz en el Lago Atarfe 2016

Habla Francisco Rodríguez, alcalde de Atarfe: “Este año ha habido un dilema sobre cómo organizar el Festival, pero no se podía prescindir de una actividad cultural de tanto nivel”. ¡Sí señor! ¿La solución? Reducir el presupuesto para confeccionar un cartel de una excelsa calidad, pero con nombres menos populares. Chapeau. Enhorabuena. Y gracias. Los Sospechosos Habituales no faltaremos a la cita.

Pero es que, además, leo que el nuevo hospital, antes del traslado de los pacientes, en verano, va a organizar unas jornadas de puertas abiertas para que la gente lo conozca. Tuve ocasión de visitarlo, hace unas semanas. Y les recomiendo que no dejen pasar la oportunidad de verlo. Sobre todo porque, después, ir a un hospital nunca es plato de gusto. Van ustedes a alucinar con el despliegue tecnológico del hospital más moderno de Andalucía.

PTS modernidad

De ambos temas he escrito en este mismo espacio. Y no voy a tener la osadía o la presunción de pensar que nadie me haya hecho caso, pero sí es un gusto comprobar que uno no va muy desencaminado cuando plantea ciertas ideas y propuestas, hace críticas o comparte su opinión.

Igual alegría me dio cuando se anunció que el Puerto de Motril contaría con su propia dotación de inspectores sanitarios, por ejemplo. Mojándonos en temas como estos, contribuimos a mejorar las cosas y a transformar la realidad. Aunque sea modestamente. ¡A ver si en un futuro cercano también podemos celebrar la concesión del Acelerador de Partículas a nuestra provincia!

Jesús Lens

Twitter Lens

Mozart era negro. Y de Nueva Orleans

¡Sorpresas te da la vida!, sostenía el Pedro Navaja de Rubén Blades. Y sorpresas, monumentales, nos hemos llevado los privilegiados asistentes a la primera noche de Jazz en el Lago, una cita ineludible e indispensable para los amantes de la música, más allá de géneros, etiquetas y clasificaciones.

Sorpresas como la de descubrir, por ejemplo, y gracias al magisterio de Paquito D’Rivera, que Mozart, además de negro, no era austriaco sino de Nueva Orleans. Es lo que tiene haber disfrutado, en primicia, de la presentación en directo del inminente disco del saxofonista cubano, “Jazz meet the classics” o, en román paladino, “Los clásicos y el Jazz Latino”.

Foto cortesía de Rafael Marfil
Foto cortesía de Rafael Marfil

Vestido de rojo sangre y con elegante chaleco negro, Paquito y su grupo hicieron su aparición en escena cerca de las once de la noche para, de inmediato, meterse al público en el bolsillo, tanto con su música, abrasadora, como con su alegre y florido verbo, tan ilustrativo como simpático y dicharachero. Y es que Paquito, dónde va, triunfa. Hasta en la prueba de sonido, que convirtió en una fiesta con su buen humor y su mejor rollo estamos-aquí-para-pasarlo-bien.

A lo largo de sus noventa minutos de concierto, que arrancó con una cariñosa dedicatoria a Lorca y a la pena de ser ciego en Granada, Paquito D’Rivera empezó por homenajear a un genio del jazz como Dizzie Gillespie antes de presentar las adaptaciones de Chopin y del propio Mozart al universo jazzistico como si, efectivamente, en vez de haber vivido y compuesto su música en la gélida Europa, lo hubieran hecho en una barcaza del Mississippi.

Uno de los momentos mejor recibidos por el público, que terminó despidiendo a Paquito de pie y aplaudiendo enfervorecidamente, fue el de la interpretación del Libertango de Astor Piazzola, seguido de la Suite Andaluza del maestro cubano Ernesto Lecuona, desgranada a todo volumen.

– ¡Llámennos de nuevo! – clamaba Paquito antes de retirarse, justificando su marcha por la necesidad de tomar un avión a las cinco de la mañana.

Imagen cortesía de Rafael Marfil Carmona
Imagen cortesía de Rafael Marfil Carmona

Y es que, efectivamente, daba la sensación de que tanto él como su grupo podrían haber seguido tocando horas y horas, sin cansarse. Buen ejemplo de ello fue el bis con el que se despidieron, definitivamente: un emocionante “Pa Bebo”, tema compuesto por el pianista del grupo y mano derecha del líder de la banda, Pepe Rivero, como homenaje al grandioso Bebo Valdés que pasó sus últimos años en Andalucía.

Quienes somos amantes del deporte sabemos que los auténticos líderes de un equipo son grandes porque, además de ser muy buenos individualmente, consiguen hacer mejores al resto de jugadores que les acompañan. Paquito D’Rivera es uno de esos líderes: no solo toca el clarinete y el saxofón como el virtuoso que es sino que, generosamente, reparte juego entre sus compañeros y, así, el propio Rivero, el Negrón al contrabajo, Yuvisney Aguilar a las tumbadoras y percusiones o Manuel Machado a la trompeta; transformaron el incomparable marco del lago de Atarfe en una mezcla entre el Malecón habanero y el Barrio Francés de Nueva Orleans.

The Pocket

Pasada la medianoche, los integrantes de “The Pocket” hicieron su aparición en escena. No es fácil salir a tocar tras el torbellino D’Rivera, pero el grupo conformado y reunido para la ocasión por Voro García, Antonio González, Juan Galiardo, Xavi Hinojosa y Marko Lohikari, hicieron un exquisito recorrido por la breve, pero memorable conjunción de dos extraordinarios músicos que, a finales de los 50 y primeros 60, pusieron patas arriba el universo del Hard Bop estadounidense: Donald Byrd y Pepper Adams.

Fotografía cortesía de Rafael Marfil Carmona
Fotografía cortesía de Rafael Marfil Carmona

 

Hay que agradecer al ayuntamiento de Atarfe que siga apostando por el jazz. Ya son trece las ediciones de Jazz en el Lago y, cada año, el nivel de excelencia se mantiene; combinando la presencia de primeras figuras de la escena internacional con potentes proyectos producidos por jóvenes talentos patrios, como este “The Pocket”.

Y enhorabuena por los premios a las personas e instituciones que, cada año, hacen por popularizar y acercar el jazz a la sociedad. Así, durante la noche, se entregaron dos premios, más que merecidos, al guitarrista y crooner Julio Falero, por su programa radiofónico en La Voz de Granada; y a Roberto Nieto, director de la Big Band de Atarfe, una de las más importantes y mejor consolidadas del país que, además, estrena su nuevo disco este verano.

 Jazz Atarfe 2014

Pero esa ya es otra historia. Otra feliz historia que comenzará el sábado noche. Y allí estaremos, para disfrutarla, vivirla y, por supuesto, contarla.

Jesús Lens

Firma Twitter

 

Jazz acuático

Hoy en IDEAL, un clásico del verano que ya no es, felizmente, sobre conos, atascos y colapsos de tráfico. En este caso, es un clásico alegre, festivo… y musical.

Llegan los rigores del verano, los termómetros superan ampliamente los treinta grados… y es hora de meterle ritmo al cuerpo. En julio, durante el día, ardemos por el calor, siempre excesivo y desmedido en esta época del año. Pero es que, cuando cae la noche, seguimos abrasándonos. En este caso, gracias a la música.

 Jazz acuático Paquito

Menos mal que los dos grandes festivales granadinos de jazz se celebran al borde del agua, lo que nos permite controlar los ardores, rebajar la excitación y tranquilizar el nervio que nos provocan el totémico Jazz en la Costa de Almuñécar, que recupera su formato XXL; y el Jazz en el Lago de Atarfe, que este año nos trae a uno de los grandes genios de la música latina: Paquito D’Rivera.

Este verano, para abrir boca, el Jazz en la Costa propone el estreno de uno de esos maridajes musicales llamados a convertirse leyenda: el pianista gaditano Chano Domínguez, uno de los más versátiles y aclamados del mundo, se cita con la guitarra de Niño Josele, flamenco con amplitud de miras a quién el jazz no le resulta ajeno, como demostró en su maravilloso disco “Paz”, una reinterpretación de varios temas clásicos del pianista Bill Evans.

 Jazz en la costa Chano Josele

El alquimista que hará posible esta fusión es, por supuesto, Fernando Trueba, uno de esos tipos proteicos para los que no hay límites a la hora de afrontar nuevos desafíos artísticos, creativos y culturales. ¿Cómo olvidar aquella singular experiencia, Calle 54, un club extraordinario, un garito total tan excitante… que terminó muriendo de éxito?

Hace unos años decidí posponer mi Nochevieja durante 24 horas. Trabajé el 31 de diciembre, tomé unas cañas con los amigos, cené ligeramente y me acosté. Al día siguiente cogí un autobús para Madrid y a la caída de la tarde, tras recorrer el Paseo de La Habana, traspasé las puertas de Calle 54. Alterado. Muy alterado. Esa noche tocaba Paquito D’Rivera y aquella iba a ser mi auténtica fiesta de Navidad.

 jazz en la costa 2014

Quieren la casualidad, el destino, los hados o los dioses que los voluntariosos, polifacéticos y entregados organizadores del Jazz en el Lago traigan este año a Atarfe, como cabeza de cartel, al mítico saxofonista cubano, en su versión más latina, abrasadora y fiestera. Una ocasión de lujo para disfrutar de una de las grandes estrellas del jazz internacional. Porque el ambiente que se genera en los aledaños de la Ermita de los Tres Juanes durante las noches de jazz, no tiene nada que envidiar al de otras citas muy renombradas, nacional e internacionalmente.

 Jazz en el Lago 2014

Si te gusta el jazz, ya sabes de lo que hablo. Si no lo has probado, las citas de Almuñécar y de Atarfe son ideales para estrenarte. Y, por las mismas razones, si crees que el jazz no es tu estilo… vuelve a probar. Insiste. Repite. Porque, con una Milno fresquita en la mano, la música sabe mejor y la exposición genera adicción.

Jesús Lens

Firma Twitter

Premio del Jazz en el Lago

Hace unos días me mostraba contento y orgulloso por haber recibido este premio de manos de Fran, concejal de cultura de Atarfe.

Jesús Lens premio Jazz Atarfe

Gracias a Juan Jesús García, tenemos las fotos de la entrega de premios. Un momento muy especial compartido con mi tocayo y amigo Jesús Villalba, director del Festival de Jazz en la Costa.

Jesús Lens premio Jazz en el Lago 2013

Y con el inquieto Antonio, que ha puesto en marcha el Granada Jazz Club.

Jesús Lens premio Jazz Atarfe 2013

Un orgullo haber compartido el momento con mi Cuate Pepe, fiel compañero de batallas musicales y de escapadas On the road. Como esta última con Chano Domínguez.

Jesús Lens premio Jazz en el Lago 2013 grupo

¡Va por ustedes, Gente!

 

PD.- Reparen en la camiseta que luzco para la ocasión…

 

En Twitter: @Jesus_Lens