EL RETORNO DE LOS TIGRES DE LA MALASIA

Los Tigres estaban vivos,

los Tigres querían saber,

los Tigres iban a actuar,

los Tigres no perdonaban.

¡Retornaban los Tigres de la Malasia!

 

En esta vida ya quedan pocos placeres que deparen momentos sin igual. Uno de ellos es recibir un paquete de la librería Negra y Criminal que, entre otras joyas, incluye la primera edición (no sé si mexicana o colombiana) del último libro de Paco Ignacio Taibo II, “El retorno de los tigres de la Malasia”. Y subtitulado, para que no quede atisbo de duda sobre las intenciones del autor, “Más antiimperialistas que nunca”.

Al leer el título del libro, alguno podéis haber pensado que los protagonistas de esta nueva novela de PIT II son aquellos memorables Sandokán y Yáñez, los Tigres de Mompracem. Y, ¿sabéis qué? Que tendríais razón, no en vano, Emilio Salgari es el colaborador involuntario de una novela apasionante y electrizante, marca de la casa Taibo.

Lo bueno que tienen autores como Taibo es que, hablando con ellos, nunca sabes dónde comienza la realidad y dónde la ficción. Han sido muchas Semanas Negras escuchando al Jefe decir que estaba trabajando en una novela protagonizada por Sandokán. ¿Sería verdad, sería deseo o sería literatura ficción?

¡Era verdad! ¡No era un cuento chino!

La respuesta está ahí fuera. De momento, en Latinoamérica. Que “El retorno de los Tigres de la Malasia” aún no llegó a las librerías españolas. Y menos mal que hay libreros eficaces y diligentes como Montse Clavé y Paco Camarasa. Si no, habría usado mi flamante e-Book para cometer un acto de piratería intelectual y descargarme el libro de marras, ansioso como estaba por leerlo.

– ¿Qué sentido tiene, en pleno siglo XXI, escribir sobre los Tigres de la Malasia? –podría preguntarse algún avieso lector.

¡Todo! Y más aún. Porque las bases de buena parte de lo que pasa en el mundo actual ya estaban puestas en las Asia y África colonizadas del XIX. Y, desde luego, los movimientos antiglobalización, a nada que mezclaran la memoria histórica con el buen gusto literario, añadirían a sus enseñas arcoiris y multicolor la bandera roja con la imagen del Tigre, propia de Sandokán y los suyos.

¡Los Tigres han vuelto!

¿Y literariamente?

Literariamente, “El retorno de los Tigres de la Malasia” es purito Paco Ignacio Taibo II: brevísimos capítulos que hacen avanzar la trama y la acción a modo de trallazos, fuertes, duros y a la cabeza. Protagonistas carismáticos, acción a raudales y diálogos para enmarcar. Secundarios de lujo, impagables, de esos que piden una historia para sí mismos, por la entidad que tienen. Y el marco, claro. Ese marco inigualable: Java, Sumatra, Malasia, Singapur, Hong Kong, Borneo… nombres cuya mera enunciación ya trae aroma a aventuras, mar abierto y experiencias tan intensas como singulares.

Aroma a aventuras

Iba a reseñar algunas de las mejores citas que he ido entresacando de un libro repleto de ellas, no en vano, el propio Yáñez usa los proverbios chinos como arma dialéctica de primera magnitud. Pero prefiero dejarlas para una segunda entrega sobre un libro que me ha devuelto a mis días de lector aventurero y desprejuiciado, abierto a la influencia de los alisios y los monzones.

Jesús aspirante a Tigre Lens

¡LIBRANOS SEÑOR!

Cae la noche. Con el cambio de hora y el frío que nos invade, como en el sofá de cada uno, ¡en ningún sitio! Es tiempo de leer. Y las novedades de las distintas editoriales son de lo más excitante. Por ejemplo, ¿puede haber algo mejor en esta vida que recibir un paquete de Negra y Criminal que, además de dos o tres novedades esenciales, incluye esta joya?

Hasta taquicardia me dio recibir “El retorno de los tigres de la Malasia”, de Paco Ignacio Taibo II, que vienen más antiimperialistas que nunca…

 ¿Y qué decís del tema Malaya?

¿Y qué me dicen de esta nueva aventura de Myron Bolitar?

¿Y sobre el nuevo personaje de Ian Rankin?

¿Y que tal aprender a ser más eficientes y efectivos? El clásico de Stephen R. Covey cumple 20 años sin haber perdido ni un ápice de su vigencia.

Los chicos de Salto de Página nos han dado otra brutal alegría con uno de sus fichajes más recientes: Ismael Martínez Biurrun y su “Mujer abrazada a un cuervo”. Ganador del premio Celsius de Semana Negra, hace un par de años, nos augura fuertes emociones.

¿Y esta historia de Nueva York, de Edward Rutherfurd?

En serio. Ganas dan de pedirse un par de semanas de vacaciones y marcharse a una isla desierta, bien cargados de libros…

 

Jesús Bookman Lens