No Days Off!

Me gustó leer un Tuit del jugador de baloncesto Serge Ibaka, el flamante último fichaje del Real Madrid y toda una estrella de la NBA a sus escasos veintipoquísimos años.

Comentaba Ibaka que era el día libre para los jugadores del equipo, pero que él iba a entrenar. Que es la única forma de ser el número 1.

Y resumía dicha filosofía en un contundente: No Days Off.

Estando en una semana tan peculiar como ésta, con un martes festivo en el que mucha gente ha hecho Puente, me resulta especialmente llamativo que un chaval congolés con un contrato multimillonario en la NBA, fichado por un equipo español únicamente para dos meses, decida renunciar a su día libre y entrenar para conocer mejor los sistemas del Real Madrid y adaptarse lo más rápido posible al juego del equipo.

Un equipo del que se irá en unas semanas para volver a los Estados Unidos, donde Air Congo empieza a ser toda una leyenda y tiene un contrato garantizado.

De todos los directores de cine, el que más me gusta es Howard Hawks. No tanto estilísticamente cuanto por sus personajes, profesionales que desempeñan trabajos duros y arriesgados, pero que siempre responden como se espera de ellos. Da igual que sean sheriffs acosados por pistoleros taimados que cazadores africanos de rinocerontes para los zoológicos. Corredores de coches, aviadores, pescadores… y hasta antropólogos despistados. Todos ellos son profesionales como la copa de un pino.

Profesionales.

No es fácil ser profesional. Muy profesional.

Me resulta curioso, cuando llegan las vacaciones o puentes como éste, escuchar a tanta gente que solo piensa en “desconectar”. Y tampoco lo entiendo. Está bien romper con las rutinas, cambiar el ritmo, tomar distancia, ver las cosas de otra manera, disfrutar del tiempo libre… pero ¿desconectar?

Expresiones como “no hacer nada”, “dejar la mente en blanco”, “olvidarme de todo”, “pasar” y otras por el estilo suelen ser sinónimas de “descansar”.

Descansar, sin embargo, debería ser un ejercicio de creatividad absoluto. Debería permitirnos hacer nuevos planes, conectar esas ideas que, sueltas, quizá no signifiquen nada pero juntas, pueden ser la caña. O la bomba.

El tiempo libre, que es un lujo y cada vez lo será más, nos debería permitir leer cosas nuevas y diferentes. Reciclarnos. Estudiar y aprender. Crecer. Mejorar. Ir, salir, ver, descubrir, observar, relacionar, conocer.

Creo que fue Sócrates.

Condenado a muerte, le preguntaron por un último deseo. “-Aprender a tocar la flauta” – pidió. ¿Para qué? No le iba a servir de nada. Total… ¡estaba condenado a muerte! “Por aprender a tocarla. Por saber algo más”, fue su respuesta. O algo así. Que escribo de memoria.

Vivimos en una sociedad desarrollada del Primer Mundo que nos ofrece mil y una posibilidades, cada día, para desarrollarnos tanto profesional como personal y humanamente.

Aunque nunca lo entendí ni lo compartí, podía tener un pase el perder miserablemente el tiempo, en la época de las vacas gordas.

Ahora, sin embargo, invertir el tiempo libre, con la que está cayendo y viendo lo que tenemos por delante, en ser y actuar como una ameba; es para que nos partan la cara.

Como así está pasando, por otra parte.

¡No-days-off!

Jesús NDO Lens

¡PRÓRROGA!

Queridos amigos, en teoría hoy termina el plazo para la recepción de Microrrelatos sobre el éxodo de los gitanos, de acuerdo con ESTA convocatoria del Concurso de Microrrelatos “Sacudiendo letras”, organizado, financiado y dirigido libre e individualmente, desde esta bitácora, Pateando el Mundo.

Aunque mañana publicaremos un mensaje y un cuento muy emocionantes, de los que te hacen sentir que todo esto merece la pena, permitidme que hoy comunique una ampliación de plazo para la admisión de Originales, que hay algunos amigos a los que todo esto les ha pillado por sorpresa y han pedido una prórroga espacial.

¿Vale?

Y otra cuestión: como he recibido varios cuentos de amigos, el Juez Único para esta primera convocatoria de “Sacudiendo Palabras” no seré yo. Desde el anonimato, habrá otras voces que opinen y decidan.

Para terminar con este recordatorio, y para dar sentido a esta convocatoria conciencio-creativa, damos la palabra a El Roto.

Aún así, feliz fin de semana.

“SACUDIENDO LETRAS”, EL CONCURSO LITERARIO “PATEANDO EL MUNDO”

Como bien sabéis, tenemos emprendida una cruzada para fomentar la creatividad desde esta nuestra Granada, reclamando para ella el título de ciudad creativa y capital cultural de Andalucía y España.

Vamos a aportar un minúsculo granito de arena, desde esta bitácora, en forma de concurso literario: “Sacudiendo Letras”

Vaya desde el principio la advertencia de que ésta es una iniciativa absolutamente personal, individual y subjetiva, por lo que estamos en nuestro derecho de llevarla adelante como mejor nos parezca y que, precisamente por ello, espero vuestros comentarios, opiniones y sugerencias para que salga lo mejor posible.

Las Bases son muy sencillas: cada participante podrá mandar un sólo Microrrelato en castellano, con un máximo de 2.500 caracteres, espacios incluidos, a la siguiente dirección de correo electrónico: jesus.lens@gmail.com

La convocatoria será mensual y la temática será anunciada en este Blog a lo largo de cada mes, así como el plazo para el envío de textos, que será muy breve, para fomentar la agilidad, el chispazo y la atención de todos vosotros.

El relato, vaya o no identificado, debe llevar incluido un e mail de contacto ya que, cada mes, habrá un ganador del concurso, que se hará acreedor de un premio valorado en el entorno de los 100 euros, que incluye los gastos de envío (del dinero en efectivo para los compañeros de América y del premio en especie, para los residentes en la Península).

El relato ganador será publicado en el Blog “Pateando el Mundo”, siendo todos los derechos de su autor, por supuesto, para hacer con él lo que quiera.

Para la posible publicación de relatos no premiados en el Blog, se solicitará el permiso expreso de sus autores, que también podrán disponer del fruto de su trabajo con total libertad, por supuesto.

No sé si me olvido de más reglas o bases, pero el tiempo lo irá diciendo.

Por tanto, entre el 20 y el 30 de septiembre exclusivamente, todos los Microrrelatos que se ajusten a los parámetros definidos anteriormente y que lleguen a mi Bandeja de Entrada, serán felizmente leídos, severamente valorados y, uno de ellos, premiado y publicado en “Pateando el Mundo”.

El tema único, para esta primera convocatoria, es:

“Gitanos, ¿en perpetuo tránsito?”

Ya sé que nadie se va a molestar en escribir por un miserable premio de 100 €, en metálico o en especie. Esta microdotación sólo quiere significar el compromiso que, desde este blog, queremos mantener con la creatividad, la imaginación y el fomento de las letras. Y, ojalá, de las (buenas) ideas.

¿Qué os parece la idea? ¿Os apuntáis? ¿Escribís?

Jesús Lens, esperando ansioso vuestras opiniones y, sobre todo, vuestros cuentos.

¡TOMA DEL FRASCO!

Tengo un amigo, Ricardo, que no para de darle al bolín. Una cosa, lo de este muchacho. Los fieles seguidores de esta Bitácora lo podéis identificar porque lleva La Balacera, porque edita “.38”, una revista virtual que es una pasada, porque escribe novelas, porque es un lector compulsivo, un fotógrafo excelente… lo que os decía. ¡Una cosa!

 

Hace unos días me hacía una propuesta y, en un puñado de horas, con la colaboración de amigos traductores como Tutato, ya está materializada: Un Blog en una botella.

 

¿De qué se trata? Pinchad en el título del mismo y lo sabréis.

 

Anticipo, en pocas palabras: se trata de mezclar el bookcrossing (eso de “liberar” libros que tan bonito suena y, me temo, tan pocos efectos reporta. Yo lo hice una vez y no conseguí retorno alguno. Así que, desde entonces, prefiero regalar libros a la gente que viene por casa de vez en cuando) con los Blogs.

 

¿Y cómo?

 

Pues creando un Blog, del que proporcionamos la clave de acceso de forma pública, para que todos podáis publicar en él, estrictamente, lo que os dé la gana, con el único límite de que su contenido o continente no viole las normas de uso de Blogger, el servidor en que lo hemos alojado.

 

Pero dejaos de leer este rollo y pasad a Un Blog en una botella. Para todos vosotros. Abierto las 24 horas. En castellano, inglés y francés.

 

Venga. Publica lo que te dé la gana… ya no hay excusa.

 

Jesús Lens, lanzando botellas al océano virtual.