Ítrabo: dura, pero bonita

Es duro encontrarte solo, en mitad de una vaguada, muy cansado tras doce exigentes kilómetros de trail de montaña… sabiendo que todavía te quedan diez más para llegar a meta.

Ítrabo

A la vez, es precioso hallarte solo, corriendo por una estrecha vereda con la vertiginosa montaña a la derecha y el profundo valle a la izquierda, con unas impresionantes vistas de Ítrabo y Molvízar y, al fondo, el mar.

Duro. Muy duro el trail de Ítrabo. Precioso recorrido, sin embargo. Y es que ambas cosas suelen ir aparejadas. La belleza y la dureza. Al menos, hablando de la montaña: cuanto más cuesta alcanzar un objetivo, más impresión provoca la recompensa que te depara al conquistarlo.

Ayer recorrí solo buena parte del muy duro trail de Ítrabo. En la cola, por supuesto. Tras un problemilla de salud que me asaltó hace diez días, estuve dudando hasta el último momento si ir a correr o quedarme en casa. Finalmente decidí bajar a la costa granadina en el convencimiento de que haría el mini trail, sin exigirme demasiado.

Ítrabo río

Pero la cabra tira para el monte y, cuando apareció el desvío que separaba la ruta larga de la corta… me tiré por la larga. Que era la que ascendía a lo alto de la montaña, por trochas y veredas. La que recorría una preciosa acequia y nos regalaba kilómetros y kilómetros de estrecha senda casi cubierta de vegetación.

El día había amanecido nublado, pero a la hora de la salida había despejado. En lo alto de la sierra, sin embargo, viendo pasar los jirones de niebla mientras solo se escuchaba el ulular de viento y el grito altivo de alguna rapaz que sobrevolaba el valle, sentí momentos de zozobra. Sobre todo, cuando comenzó a tronar. A lo lejos.

Lo sé. Soy muy peliculero, pero bajar por una cañada en dirección al pueblo, viendo en lontananza cómo el humo de las chimeneas asciende hacia el cielo mientras escuchas el ladrido de un perro que responde al disparo de algún cazador… ¡es muy de western!

Ítrabo miradores

Lo bueno que tiene correr el último, sin prisas, una carrera dura, larga y hermosa como la de Ítrabo, es que te permite detenerte en los miradores y disfrutar de un paisaje espectacular. Y charlar tranquilamente con los amables voluntarios que, salpicados por todo el camino, te impulsan con su ánimo. ¡Volveremos!

Jesús Lens

1 Twitter Lens

Trail Nevada

Cuando tú leas esto, yo andaré preparándome para el Trail de Nevada, para correr con Las Cabras Locas. AQUÍ, los resultados.

Trail Nevada Cartel

O lo estaré corriendo. Y sufriendo. A la vez que disfrutando.

O lo habré terminado (toco madera) y estaré hecho polvo, a la vez que satisfecho. Aunque quizá no. No lo haya terminado. ¿Quién lo sabes?

Trail Nevada Perfil y Distancia

Da igual.

Porque si hoy es domingo, hoy toca correr.

Trail Nevada Mapa

Jesús Lens

Twitter Lens

 

Correr x Montaña

Hoy, en mi columna de IDEAL, confieso que lo he vuelto a hacer. Y ya me estoy arrepintiendo. Metafóricamente hablando. Porque me he vuelto a apuntar al Circuito CxM de la Diputación de Granada. Y ya estoy temblando. CxM. Correr por la Montaña. ¡Casi nada!

CxM 2016

Todavía hay gente que, cuando ve cómo me arrastro miserablemente un lunes después de una carrera, me pregunta por el puesto en que llegué. ¿Puesto? ¿De verdad? ¡Qué más da, el puesto! Lo importante es haber participado, por manido que esté el tópico.

El año pasado sufrí una crisis, importante, tras una de las carreras de este circuito. Padecí tanto y lo pasé tan mal que tardé varios meses en recuperarme y volver a sentir el placer de correr por los espacios abiertos de nuestra generosa, bellísima y escarpada geografía granadina. De hecho, no conseguí terminar el número mínimo de careras exigible para puntuar en el Circuito, al hacer los recorridos cortos de varias de ellas, en vez de los largos.

CxM

Y es que la mayoría de las carreras de montaña de este Circuito tiene dos recorridos: el largo, que viene a oscilar entre los 20 y los 30 kilómetros de longitud, con desniveles acumulados de unos 700 a 1.000 metros; y el mismo circuito, recortado, dirigido a senderistas o atletas menos preparados. Popularmente conocidos como los Mini, estos recorridos se quedan en unos 12/14 kilómetros y desniveles de 400/500 metros. Que ya es correr, ojo… Por ejemplo, miren el recorrido del Trail de Huétor

El caso es que en algunas carreras sentí espasmos en las tripas, creía desfallecer, notaba una fatiga desmedida… y la cabeza me ordenaba inclinarme por el Mini Trail, terminando cuanto antes con el padecimiento.

CxM Huétor

Pero, de esa manera, también me perdía el goce y el disfrute de sentirme libre durante tres o cuatro horas, corriendo por algunos de los paisajes más espectaculares de Granada. Que es lo mejor que tiene este Circuito: la posibilidad de re-correr caminos, pistas y senderos de extrema belleza.

Este año, nuestra peña de Cabras Locas correrá por la Sierra de Huétor, Fornes, Sierra Nevada, Zújar, Montefrío, Huéscar, Moclín, Cenes, Ítrabo y Beas. Aprovecharemos, además, para conocer los pueblos de los que salen y a los que llegan las carreras. ¿Mi objetivo? Estar en la línea de salida de todas ellas. Y, a partir de ahí, disfrutar de una modalidad deportiva que combina lo mejor de la montaña y lo mejor del atletismo.

Jesús Lens

Twitter Lens

 

Correr el Trail Sierra de Huétor

Dedicado a Edu Marín “El Látigo” Lumbi.

Fueron sus recorridos y propuestas para entrenar

los que nos han permitido superar este reto.

 

Es precisamente porque me duelen hasta las cejas y porque mis piernas son pura pulpa, hasta el punto de tener que utilizar los brazos para levantarme y sentarme e incluso para no perder el equilibrio, mientras camino; que quiero escribir estas palabras. En caliente.

 Jesús Lens VelociJAZZ

Porque mañana, ya será otra cosa, como decíamos en este artículo.

Las sensaciones empezarán a ser menos vívidas y las fotos, las charlas y, sobre todo, el que espero sea un sueño reparador, harán que mañana vez las cosas de otra forma.

Algo así hice hará unos cinco años, cuando terminé mi primera y hasta fecha única maratón, en Sevilla, tal y como puedes leer aquí. Escribir en caliente. Y, desde luego, doy fe de que he cumplido mi promesa y no me he vuelto a enfrentar a los 42 kms. y 195 metros de la mítica prueba.

Fotografía: Alfredo Aguilar
Fotografía: Alfredo Aguilar

Sin embargo, tomando una Alhambra Especial bien fría, en Huétor Santillán, ya comentábamos Edu y mi hermano:

– ¿Nos dejarán apuntarnos al Circuito de Carreras del Montaña y nos computará la de hoy?

Porque si una cosa tenemos clara es que vamos a repetir la experiencia.

Una experiencia agotadora, durísima y brutal: 27 kilómetros con casi mil metros de desnivel… hacia arriba. Y luego, hacia abajo, unas torrenteras salvajes que me han dejado las rodillas reducidas a la nada.

 Jesús Lens Sierra de Huétor

En total, mi hermano y yo, que hicimos toda la carrera juntos, esperándonos mutuamente cuando nos distanciábamos unos metros; invertimos 3 horas y 17 minutos. Una barbaridad. En todos los sentidos. AQUÍ, toda la información con los parciales, desniveles, etc.

Pero un rato después, sentados, con la birra en una mano y el jamón asado, las migas y el arroz en la otra, conveníamos en que, para lo que pensábamos que iba a ser, ha sido muy llevadero. Un sufrimiento soportable. Y gozoso.

Quizá porque correr en montaña no es lo mismo, ni parecido, que correr en asfalto. Las sensaciones, los estímulos y las motivaciones son completamente diferentes. Pero de eso ya hablaré otro día, con más calma. Todo eso sí me apetece madurarlo más despacio.

Fotografía: Alfredo Aguilar
Fotografía: Alfredo Aguilar

Ahora me quedo, como bien me sugiere Pablo, con el compañerismo y la solidaridad que se da entre los corredores de montaña. Hubo un momento en que yo, que soy un torpe irredento y que, además, me empeño en correr sin gafas, dí un bofetón de tres pares de narices. Y allá que vinieron a tirar de mí y levantarme, además de mi hermano, otro corredor, incluso desandando su camino… ¡y hacia arriba! Que se podría haber hecho el sueco. Pero que no lo hizo. Más adelante, trepando por unas rocas en el cauce del río, tuvimos la ocasión de echar una mano a otro chaval, que venía con los gemelos destrozados.

Será por eso, por el espíritu colaborativo, que en los puestos de avituallamiento, además de beber y comer, nos paráramos un par de minutos a pegar la hebra y bromear, diciendo que los dátiles y las barritas energéticas estaban muy bien, pero que unas papas con huevos y morcilla… casi habrían estado mejor.

 Jesús Lens alegría de correr

Y quizá también fue por eso que me dio tanta, tantísima alegría toparme con Alfredo Aguilar, uno de los fotógrafos de IDEAL, en mitad de una bajada. Había ido a dar un paseo y allí nos encontramos. ¿Será casualidad? Feliz y afortunada. Suyas son las fotos, en mitad del monte. ¡Grande!

Enhorabuena a todos los ideosos y organizadores de este Circuito. Qué razón tenía Gabriel Pozo cuando me dijo que iba a ser un recorrido espectacular. ¡Y tanto!

Lo escribía en Facebook. Hubo un momento en que salimos a la pista grande y se nos aparecieron la Alcazaba y el Mulhacén en toda su majestuosidad, allá arriba, casi al alcance de la mano.

No los pudimos disfrutar mucho, que rápidamente apareció la flecha que nos echaba de nuevo a los senderos y al bosque. Pero fue un momento mágico.

Como la emoción de llegar a la meta y que estuviera toda la familia, aplaudiendo y animando. Momentos para el recuerdo.

Abrazos a José Miguel. Te debemos una. Y a Antonio, con el que seguro que volveremos a coincidir. Y a José Antonio, que no paramos de encontrarnos en carreras.

 Jesús Lens Huétor

Porque, y que nadie lo dude… se trata de correr y, por supuesto… ¡seguimos!

Jesús Lens

Firma Twitter

Trail Sierra de Huétor

Pues sí. Tanto correr por el monte, tanto trail y demás tenía un sentido final: debutar en una competición de carrera de montaña. Y lo vamos a hacer, más que a lo grande a lo bruto: en el Trail Sierra de Huétor, cerca de 30 kilómetros de recorrido con desniveles que, a mí, me parecen salvajes.

Trail Sierra de Huétor

Este domingo.

Trail Sierra de Huétor recorrido

Y dirán ustedes: “pues ya nos lo contarás”. Y yo pienso: “pues ojalá que sí. Que sea capaz de hacer la carrera, terminarla… y sobrevivir para contarlo”.

¿Qué te parece el perfil?

Trail Sierra de Huétor perfil

A mí, me da más miedo que el perfil de Hitchcock, cuando presentaba sus historias de terror…

Jesús Lens

Firma Twitter