Series vitales

Ahora, lo que se lleva, es poner a caer de un burro a “Homeland”. Tras una primera temporada extraordinaria, nadie esperaba que la segunda fuera tan buena o incluso mejor. Y, quizá por eso, ahora toca darle palos a una serie que, para mí, sigue siendo adictiva al máximo, más allá del efecto sorpresa.

 Series homeland 3

De hecho, el capítulo 3, con Carry en el psiquiátrico y Brody en Caracas, ambos luchando contra la locura, el encierro y las alucinaciones; es uno de esos momentos existencialistas que, como aquel memorable “El fin de semana”, resultan complicados de ver (en realidad, no pasa nada en ellos) pero al terminar te dejan un extraordinario a la vez que amargo sabor de boca.

Sí es verdad que el hilo argumental de esta tercera temporada deriva más hacia un “24” sin la violencia extrema de Bauer, más pausado; pero los personajes deben crecer. Y ese nuevo director de la CIA va a dar mucho juego. Así como Saul y su compleja y enigmática esposa. Y sí. Dana debe tener menos protagonismo. Aunque es de los mejores personajes postadolescentes que he visto en televisión, de los que más sentido narrativo tenían, al servir como sombra y como espejo a su padre.

 Series homeland dana

Yo, desde luego, sigo apostando por ella. Y, por supuesto, por “The Walking Dead”. Ésta es una de esas series que me gusta ver despacio, recreándome en cada episodio, por lo que solo veo uno cada vez. Su ritmo moroso, que tanto irrita a algunos, es precisamente lo que más me gusta. Esa sensación que transmiten los protagonistas de estar en un zoológico mientras los zombies se agolpan en las vallas para verlos, se contagia al espectador a través de la pantalla.

 Series Walking dead

Y, claro, el capítulo “Infectados”, con ese nuevo enemigo a batir, inesperado, sorprendente, silencioso, cruel… ¡la de juego que va a dar!

 Series Walking

La tercera en discordia es, para mí, la que más y mejor ha ido creciendo desde su estreno: “Boardwalk Empire”. Al principio, era una serie muy manierista en la que la forma, los decorados, la música, los movimientos de cámara muy espectaculares y el ambiente estaban muy por encima de los personajes. Había más de Scorsese que de Terence Winter.

 Series boardwalk Empire Scorsese

En la segunda, entre Van Alden y Harrow, los secundarios hacen crecer la traba y un bosque cada vez más abigarrado, con Jimmy Darmody y Eli como trágicas y contradictorias némesis de Nucky. En la tercera, Gyp Rosetti se lo lleva de calle, aprovechando los guionistas para dar más protagonismo a Chalky White; la gran sorpresa de la cuarta temporada, al verse enfrentado al relamido, sádico y amenazador Doctor Narcise. ¡Ese Harlem!

 Series boardwalk Empire Narcise

Ha evolucionado tanto esta serie y Nucky se las ha tenido que ver con tantos y tan crueles enemigos, ha tenido que lidiar con problemas en casa y fuera de casa y se ha complicado la vida personal, familiar y profesional tantas veces y de maneras tan distintas; que me están dando muchas ganas de volver a verla, entera, una vez que se ha confirmado la renovación por una quinta temporada.

 Series boardwalk Empire

Además que la mezcla de los personajes de ficción con otros gángsteres auténticos (Al Capone, Meyer Lanski, Lucky Luciano…), cuyos inicios conocemos gracias la serie; la hace aún más interesante. Y creíble. Por ejemplo, para esta cuarta temporada, los guionistas cuentan con la asesoría de nada menos que Dennis Lehane, que incluso ha escrito algún capítulo. Y es que Nucky está tejiendo sus redes en Tampa, California. Justo el lugar en que se desarrolla la novela negra y criminal “Vivir de noche” con que Lehane nos ha deleitado este año. Nada queda al azar en una serie que reúne a mucho de lo más mejor de la televisión del siglo XXI. Si no la sigues, ¿sabes ya que te la estás perdiendo?

Jesús Lens

En Twitter: @Jesus_Lens

El Onyx

Con este vídeo damos el pistoletazo de salida a un nuevo proyecto que ponemos en marcha Juan Manuel Cid y un servidor, que aún no tenemos terminado de definir, pero sí algo avanzado.

Aquí presentamos un garito, el Ónyx que… bueno. ¡Vedlo por vosotros mismos!

¿Qué os parece? En serio: ¿te imaginas que hubiera un garito como este ahí abajo, en la puerta de al lado? ¡Qué peligro! ¡Qué gusto! ¡Qué maravilla! ¡Qué adicción!

Cid & Lens

 

 

Las organizaciones

Veréis porqué decíamos que esta portada nos forzaba a escribir

Al principio de la serie Boardwalk Empire, la Atlantic City de los años 20 del pasado siglo luce colorista, alegre y luminosa. La ciudad tiene un paseo marítimo que es una joya y todos sus habitantes parecen vivir felices y comer perdices.

Creada por Martin Scorsese y Terence Winter, el padre de Los Soprano, esta colosal serie tiene como protagonista a Nucky Thompson, un político local del Partido Republicano que, en el consistorio, ocupa el puesto de… Tesorero. Desde esa posición y con su hermano al mando de la policía local, Nucky hace y deshace a su antojo, tanto en la ciudad como en el conjunto del estado y hasta en la propia Washington, siendo una de las voces que todos escuchan a la hora de nombrar, por ejemplo, al Fiscal General.

 Nucky Thompson

Por supuesto, de poner y quitar alcaldes y concejales a su antojo, ni hablamos. Entre los personajes secundarios de esta prodigiosa serie está un joven Al Capone, que ya empieza a hacer de las suyas en la ciudad de Chicago, asociado a Nucky.

Y es precisamente en la Ciudad del Viento, también conocida como la Segunda Ciudad de los Estados Unidos, donde transcurre la acción de otra serie igualmente portentosa, inquietante, anticipatoria y desasosegante: “Boss”.

Si bien es cierto que el personaje de Nucky tiene muchos paralelismos con personajes actuales, podríamos pensar que media un abismo entre los Estados Unidos de hace un siglo y hoy en día. Sin embargo, “Boss” transcurre en la actualidad. Y no en una ciudad cualquiera, sino en la ciudad de moda, gracias a Obama, que allí tiene uno de sus feudos más leales.

 Boss

El Jefe que da título a la serie sí es alcalde de la ciudad pero, ni que decir tiene, en sus manos acumula mucho más poder que el meramente otorgado por su puesto y, así, sus chanchullos, tejemanejes y negocios convierten al contrabando de alcohol organizado por Nucky en un juego de niños.

El Boss es el Jefe, claro. Pero ese título implica más, mucho más, que una simple jefatura o puesto en el escalafón.

El Boss, el Jefe, es el Capo.

El Puto Amo.

El que maneja los hilos, como Coppola nos mostrara en “El Padrino”, una de esas inabarcables sagas que no se terminan nunca.

 Boardwalk Empire

Nos gusta pensar que todas figuras, todos estos personajes y sus prácticas corruptas y mafiosas, son producto de la desmesurada y calenturienta imaginación de los novelistas y guionistas norteamericanos. Pero, por desgracia, basta con leer la prensa de estos días para comprobar que, en versión cañí y casposa, nuestra sociedad está infestada de personajillos que parecen inspirarse en Nucky o en el inefable Tom Kane interpretado por un magistral Kelsey Grammer.

Los trajes, los sobres, las dobles contabilidades, el blanqueo de dinero, los sobornos, el tráfico de influencias, los nombramientos a dedo, los hombres de confianza, los mamporreros y palafreneros que arreglan cualquier desaguisado, los conseguidores, los mediadores, los chantajistas…

No consigo olvidar el capítulo en que Kane no consigue que los concejales le aprueben uno de sus planes y, como represalia, entorpece una negociación con el sindicato de operarios de limpieza de la ciudad, a los que fuerza a ir a la huelga, al grito de: ¡Inundemos Chicago de basura! Por no hablar de cómo consigue remontar su popularidad, en uno de los momentos más bajos de su carrera, y que no cuento para no estropear el final de la primera e imperial primera temporada de “Boss”.

Y es que, ya se sabe, el cine y la tele no son más que unos meros entretenimientos a los que no conviene conceder importancia alguna…

Boss

Jesús Lens

Ahora, a ver el 22 de enero de 2009, 2010, 2011 y 2012

Vuelve “Boardwalk Empire”

La primera temporada de “Boardwalk Empire” me gustó. Pero la segunda me encantó. Y ahora, cuando la tercera está a punto de llegar a las pantallas (españolas), nos merendamos con una estupenda noticia.

La primera pecaba de esteticismo. La segunda se dejaba de milongas e iba a lo mollar. A lo sangriento. A lo desmesurado y a lo brutal. No podía ser de otra manera, con los padres de “Casino” y “Uno de los nuestros” por un lado y uno de los creadores de “Los Soprano” por otro.

La mezcla entre Martin Scorsese y Terence Winter se ha demostrado explosiva.

Y la HBO sigue apostando por ella.

¡Enhorabuena!

THE SOCIAL NETWORK & BOARDWALK EMPIRE

Se equivocaban quiénes sostenían que Facebook estaba acabado. Que sea David Fincher el director que haya llevado a la gran pantalla la película sobre su fundación y su fundador ya muy elocuente. Y no va a ser una película fácil ni complaciente. Al menos, si atendemos a la música que Trent Reznor ha compuesto para la misma y que, como el Irreverendo Álex nos adelante, está abrasando la Red:

Y vamos con el trailer, que plantea dosis de inquietud:

Pero ya que hablamos de avances y trailers, atentos a éste:  posiblemente será la serie… de la década: “Boardwalk Empire”, producida por Martin Scorsese (que dirige el piloto) y escrita por el alma de Los Soprano, Terence Winter. Mafia, años 20, Atlantic city… ¡uf!

Y, de paso, aprovechamos para recordar un temazo de los NIN: