¡Se nos va la pinza!: Se gasta el dinero de la beca en hacerse un tatuaje

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Leo el caso de un ‘ni estudio ni trabajo porque no me da la gana’, nini para abreviar, que tuvo el detallazo de irse de casa de sus padres me imagino que para vivir de los sablazos que pegaba a los incautos. El caso es que al cumplir los 24…

Continuar leyendo →

Tatuajes, sí, pero de quita y pon (yo me hice uno con rotulador cuando estaba en Campillos)

Buenas, soy Emilio Calatayud. Que el niño se quiere hacer un tatuaje, pues vale, pero que sea de quita y pon, o sea, de los que se borran con el paso del tiempo. Todo son ventajas y no hay inconvenientes. El niño se queda a gusto y, cuando se canse (o se case), porque se…

Continuar leyendo →