‘Negociar por lo criminal’: “Tienes que aprobar Selectividad, si no, te encierro”

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Los fiscales y jueces de Menores, además de negociar con nuestros hijos (el que los tenga), también ‘negociamos’ con los acusados, a los que yo llamo cariñosamente ‘mis choricillos’. El planteamiento de la ‘negociación por lo criminal’ es similar al de la ‘negociación por lo civil’. Un ejemplo real. A…

Continuar leyendo →

“Curso integral de barbería” por ‘lo criminal’

Buenas, soy Emilio Calatayud. El otro día alguien me preguntó que a qué me refería cuando decía que hay chavales que tienen que estudiar por ‘lo criminal’. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos el diploma del muchacho que, al haber sido condenado por robar en una peluquería, se ‘licenció’ en peluquería después hacer…

Continuar leyendo →

Un estudiante se queda sin beca por un euro: las normas también deben de ser flexibles

Buenas, soy Emilio Calatayud. Un joven malagueño con una nota media e 9,4 se ha quedado sin beca del Ministerio de Educación por 1,04 euros. Parece que su padre se benefició de una ayuda del plan PIVE para comprar una furgoneta y eso ha hecho que rebasara el límite de incremento de patrimonio en 1,04…

Continuar leyendo →

“Gracias por condenar a mi hijo y por echarle la bronca que yo tenía que haberle echado”

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Contaba el juez en el anterior comentario que ya ha juzgado a casi 17.000 niños y que la mayoría, aunque habían cometido algún delito, no eran delincuentes. También decía que cada vez se reía más con los que él llama “mis choricillos” (ellos se…

Continuar leyendo →

Cerrado… por apertura

Un amigo me ha envidado por el ‘guasap’ este letrerillo con un texto prácticamente surrealista. “El día 26 de septiembre, como motivo de la apertura del curso académico, todas las dependencias de la facultad permanecerán cerradas” Es decir, que cierran porque abren o cerrado por apertura. Olé.

Continuar leyendo →

“Gracias por sonreir”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Me cuenta una amiga que tiene un carácter muy ‘bonico’, como decimos aquí en Granada, que el otro día, en el autobús, una anciano que iba con su nieto y al que no conocía de nada, se dirigió a ella y de dijo: “Gracias por sonreir. Así da gusto, que normalmente…

Continuar leyendo →