Los niños tienen que aprender a vivir, pero también a morir

      Buenas, soy Emilio Calatayud, que nadie se asuste por el título de este comentario, pero también hay que hablar de la muerte porque, a fin de cuentas, es una parte de la vida. Resulta que María del Mar, una amiga del blog de Lucena, escribe para contarnos que, tras quedarse viuda, fundó con…

Continuar leyendo →

Hasta en el mismo momento de morir estás educando

Buenas, soy Emilio Calatayud. Con los hijos, sólo descansas cuando te mueres. Si tienes hijos, siempre estás educando. Por eso valoramos más a nuestros padres cuando somos padres. Mi padre me estuvo educando hasta en el mismo momento de su muerte. Y mi madre igual. Educar es tan difícil como la propia vida. Eso día,…

Continuar leyendo →

“Don Emilio, deme permiso para morir en casa”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Algunas veces me preguntan qué es lo más duro de ser juez de Menores. Y hay muchas cosas fuertes -afortunadamente, las satisfacciones siempre son más-, pero entre lo peor que te puede pasar es que un chaval al que juzgaste cuando era niño te pida, ya siendo adulto, que les des permiso…

Continuar leyendo →

Malvivir y morir en una tubería

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. En Granada, el verano siempre suele terminar con violentas tormentas. Este año han sido particularmente dañinas. Han muerto cuatro hombres. Tres de ellos eran inmigrantes (dos lituanos y un ruso) y malvivían en una tubería. En ese precario refugio les sorprendió la riada. La…

Continuar leyendo →