Recibo a diario un montón de llamadas para venderme algo, la intimidad ha muerto

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Seguro que no soy el único que recibe a diario un montón de llamadas que pretenden venderme algo (algunas ni eso: se limitan a colgar después de un rato de silencio)). Desde que empezó la pandemia, la presión telefónica comercial ha aumentado. ¿Quién vela por la intimidad y la privacidad?…

Continuar leyendo →

Recibo a diario un montón de llamadas para venderme algo, la intimidad ya no existe

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Seguro que no soy el único que recibe a diario un montón de llamadas que pretenden venderme algo (algunas ni eso: se limitan a colgar después de un rato de silencio)). Desde que empezó la pandemia, la presión telefónica comercial ha aumentado. ¿Quién vela por la intimidad y la privacidad?…

Continuar leyendo →

Encerrado un chaval que pedía auxilio por teléfono fingiendo ser una mujer maltratada y engañó a la Policía

  Hola, soy Carlos Morán. En Granada han encerrado en un correccional a un chaval que, durante unas semanas, se dedicó llamar a los teléfonos de emergencias haciéndose pasar por mujeres víctimas de violencia machista que estaban sufriendo un ataque. Con esos falsos avisos, engañó a la Policía: los agentes se dirigían rápidamente al lugar…

Continuar leyendo →

Llamadas perdidas

Buenas, soy Emilio Calatayud. El teléfono móvil es efectivamente móvil -podemos llevarlo de un sitio a otro-, lo que ya no es es un teléfono. Sirve para todo menos para enviar y recibir llamadas. Y no es que no estén preparados los cacharros para realizar esas funciones, es que nadie coge. Los adolescentes les quitan…

Continuar leyendo →