Nunca me gustó estudiar, para qué nos vamos a engañar, pero soy juez: son las vueltas que da la vida

Buenas, soy Emilio Calatayud. Hablo mucho de Selectividad, exámenes y tal, pero igual no soy la persona más indicada para hacerlo. Nunca me gustó estudiar, para qué nos vamos a engañar. Hay que ser sinceros, ja, ja, ja. Pero soy juez: son las vueltas que da la vida. Si a alguien le sirve de ejemplo,…

Continuar leyendo →

Chavales, no solo hay que estudiar, también hay que ser buenas personas, es que a veces se nos olvida

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Estudiar es muy importante. Es necesario, y obligatorio hasta los 16 años, formarse. Pero no solo hay que estudiar, chavales, también es preciso ser buenas personas.  Lo digo aquí y se lo digo muchas veces a los ‘choricillos’ a los que juzgo. Cuando ellos dicen que llevan bien el curso…

Continuar leyendo →

Cuando veo a un ‘nini’ me acuerdo de los abuelos que, al final de sus vidas, se lamentan de no haber podido estudiar

Buenas, soy Emilio Calatayud. En España hay miles de abuelos que no pudieron estudiar.  Muchos de ellos tuvieron que ponerse a trabajar desde que eran niños porque eran tiempos de guerra o de posguerra y la prioridad era comer, sobrevivir. No hace tanto de eso. Cuando veo a un ‘nini’, uno de esos jóvenes que…

Continuar leyendo →

Un mensaje para los chavales a los que no les gusta ir a clase: las niñas y las jóvenes afganas lloran porque les impiden hacerlo

Buenas, soy Emilio Calatayud. Ya no nos acordamos de Afganistán. Pero allí las cosas siguen estando fatal. Los talibanes han cerrado las universidades a las mujeres. Las estudiantes de Medicina o Magisterio, dos de los pocos grados que podían cursar las mujeres en ese país, han sido expulsadas. Lloraban desesperadas. Y antes les tocó a…

Continuar leyendo →

Un chaval me dijo una vez: «No me condene a estudiar que igual acabo de ministro…» O de ministra, añado

Buenas, soy Emilio Calatayud. Lo he contado más veces, pero, tal y como está el patio, viene al pelo volver a repetir la anécdota. Un chaval me dijo una vez: «Don Emilio, no me condene a estudiar que igual acabo de ministro». O de ministra, añado yo.  

Continuar leyendo →

Yo estudié porque me obligaron y no me traumaticé

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Yo no estudié por placer. No es políticamente correcto decirlo, pero esa es la verdad. Yo estudié porque me obligaron. Y no me traumaticé. Pero es que no era el único. A la mayoría de los niños, lo que nos gustaba era correr por las calles, montar en bicicleta o…

Continuar leyendo →