MARATÓN DE MADRID: ¿EPOPEYA O TRAGEDIA?

Javi es uno de esos tipos a los que, nada más conocerlos, sabes que te van a caer bien. Derrocha todas esas cualidades que llevan un “buen” o “buena” delante: buen rollo, buena onda, buenas vibraciones. Pero después, cuando le conoces un poo mejor… resulta que el “buen” y el “buena” se quedan cortos. Muy cortos. Y escasos. Para definirlo utilizaré esa expresión de mi querido Lorenzo Lunar: ¡Un tipazo!

 

Javi se marchó, con otros amigos de Las Verdes, a correr la Maratón de Madrid. El año pasado debutamos, ambos, en la mítica distancia. Desde entonces, él ha entrenado como una bestia y yo me he abandonado como un oso cebón. Ni que decir tiene que, para mí, una maratón es ahora mismo algo imposible, impensable. El caso es que en Madrid hizo calor. Que Madrid no tiene un metro en línea recta. Que Madrid es terrible. Así me lo confirmó Txomin, hablando por teléfono. Pero no fue hasta leer ESTA crónica de Javi que me hice un poco de idea sobre la magnitud de la tragedia.

Javi, en pleno esfuerzo maratoniano
Javi, en pleno esfuerzo maratoniano

 

Si queréis saber lo que es sufrir, leed ese enlace. Vais a conocer la dimensión más brutal de la Maratón, en las palabras certeras de un atleta descomunal, de una persona extraordinaria. De un tipazo.

 

Un abrazo, Javi.

 

Jesús Malverde.