JAVIER REVERTE Y ANTONIO LOZANO (y un servidor) EN GRANADA

Dos noticias en una.

 

Primera.

 

Han de anotar en su agenda el día 24 de junio. Miércoles. 19.30 horas. Nuevo Centro Cultural CajaGRANADA.

 

Será un día muy especial ya que un servidor, ese Jesús cuya biografía es tan extraña como ÉSTA, compartirá mesa, micrófono y charla con dos pesos pesados de la literatura: Javier Reverte, su idolatrado escritor de viajes, de quién glosábamos hace poco su “Vagabundo en África” y Antonio Lozano, que presenta su nueva novela:  

 

Almuzara lanza la mercado el nuevo libro del escritor Antonio Lozano Las Cenizas de Bagdad, ganador de la XXIII edición del Premio de Novela Benito Pérez Armas, principal galardón de las letras canarias. Una novela que narra una historia real en la que nos habla de la lucha del ser humano frente a la adversidad, una batalla siempre alumbrada por un mismo faro: el de la dignidad y la libertad. Como telón de fondo permanente aparece la invasión de Irak y los oscuros intereses económicos y políticos que la originan.

 

En el Irak de los años 80, Saddam Hussein campea a sus anchas. Merced a una represión sin cuartel, controla con mano de hierro un país exhausto tras la guerra con Irán. Muchos jóvenes exponen sus vidas para luchar por la libertad, entre ellos se encuentra Walid, militante del Partido Comunista que cae en manos de la Mujabarat, la temida policía política del dictador, y se ve forzado a abandonar clandestinamente el país. Comienza así una odisea que lo llevará desde las mazmorras de Saddam hasta las trincheras perdidas en el desierto, junto a la frontera con Irán; también a Marruecos, donde la vida apacible se topará de nuevo con las arbitrariedades del poder; y a España, donde le aguardarán otros obstáculos.

 

Antonio Lozano, ha publicado anteriormente cuatro novelas: Harraga, Donde mueren los ríos, Preludio para una muerte, y El caso Sankara. Nacido en Tánger en 1956, reside desde 1984 en Agüimes, municipio grancanario del que ha sido concejal de cultura durante 16 años y en el que dirige en la actualidad el Festival del Sur – Encuentro Teatral Tres Continentes y el Festival Internacional de Narración Oral “Cuenta con Agüimes”.

 

Una presentación, repetimos, el miércoles 24 de junio, a partir de las 19.30 horas (¿lo han anotado ya?) que tiene más sorpresas, de las que hablaremos próximamente.

JESÚS (*)

Llamadme Jesús. Nací en Granada un 19 de junio de 1860 y, muy joven, me enrolé en una expedición filantrópica que iba a estudiar las riquezas naturales y etnográficas de una tierra llamada Congo, al mando de Stanley.

 

Aquejado de unas intensas fiebres, que ya me acompañarían para siempre y me impedirían disputarle en igualdad de condiciones el Tour de Francia a Miguel Indurain, regresé a La Habana, atrincherándome en la mesa más esquinada del Tropicana, lejos de Meyer Lansky y sus secuaces.

 

Fue entonces cuando me surgió la oportunidad de embarcarme con Shackleton en el Endurance, en la famosa expedición antártica que terminaría naufragando, aunque consiguiéramos salir con bien de la misma. La adaptación del cuerpo a un clima tan extremo me permitió, años después, aguantar los rigores de la expedición arábiga que, bajo el mando de Lawrence, consiguió derrotar a los turcos, lo que no me impidió presenciar la caída de Constantinopla, en 1453, anticipo a la rendición de mi ciudad natal, apenas unos años después, desde donde partimos con rumbo a las Indias… para terminar llegando, por accidente, a las Américas.

 

Allí, la fiebre del oro que me llevó a remontar el Yukón durante seis intensos meses me procuró una desahogada posición económica, que se derrumbaría en el año 2009, el de la famosa crisis económico financiera que nos condujo al nuevo modelo productivo de neocolonización exterior contra el que siempre me opuse, promoviendo la Plataforma “Marte libre de basura espacial” que tanta repercusión está teniendo últimamente.

 

(*) Este relato pertenece a la serie “Biografías Fingidas” que, en 250 palabras exactas, tratan de mostrar quiénes somos, al contar quiénes nos hubiera gustado ser. Un proyecto sugerido por Javier Barrera al que invitamos a todos los cibernautas amigos a unirse.