WAY DOWN IN THE HOLE

Los Cuaversos de hoy… con un protagonista muy especial. La letra, abajo. ¿Saben de dónde es?


 
When you walk through the garden
you gotta watch your back
well I beg your pardon
walk the straight and narrow track
if you walk with Jesus
he’s gonna save your soul
you gotta keep the devil
way down in the hole
he’s got the fire and the fury
at his command
well you don’t have to worry
if you hold on to Jesus hand
we’ll all be safe from Satan
when the thunder rolls
just gotta help me keep the devil
way down in the hole
All the angels sing about Jesus’ mighty sword
and they’ll shield you with their wings
and keep you close to the lord
don’t pay heed to temptation
for his hands are so cold
you gotta help me keep the devil
way down in the hole

Más:

Y una más… con la resolúción del ¿enigma?:

CUY

A la vista de las IMGs del cochinillo y del drill que hemos subido estos días, Bartolomé Leal no hace seguir esta otra, de un Cuy, que nos permite continuar un viaje internacional a través de los asados del mundo.

 

Les dejo con el pie de foto con que el propio Bartolomé acompaña tan sugerente imagen:

 

“Aporto con una del cuy (una forma de conejillo de Indias) de la tradición incaica que se consume con placer en las alturas andinas. Aunque para alguna gente eso es comer rata. Hay un pueblito, Tipón, cercano a Cusco, donde se concentran los maestros del cuy al horno de barro. Se prepara relleno con hierbas autóctonas, que se retiran durante el despiece que el maestro hace en la misma mesa de los comensales.

 

Atención a la base de piedra del horno, donde están esculpidos un puma (león andino), un cuy y un quero (vaso ceremonial del Inca).

 

Un abrazo,

 

BL”

 

Gracias, compay.

MEDIA MARATÓN DE SEGOVIA. INTERCAJAS & COCHINILLO

Cuando Fernando Arco me dijo que el Intercajas de Atletismo de este año se celebraría junto  a la Media Maratón de Segovia, se me pusieron los ojos de bolilla.

 

Segovia.

 

Uno de los sitios más fascinantes en los que nunca estuve.

 

Porque había estado con el colegio de la Caja, en octavo. Pero ya no volví. Ni siquiera para disputar uno de los más afamados y reverenciados Intercajas de Baloncesto de los últimos años, a partir del cuál, palabras como cochinillo, judiones de La Granja, ponche segoviano, José María o Cándido han estado presentes, habitualmente, en las conversaciones de mis amigos.

 

Así que, este fin de semana, Rocío y yo nos fuimos a correr esa extraordinaria Media Maratón de Segovia con Fernando, Christian, Maria José y Mari Eu.

 

Y triunfamos.

 

Personalmente, hice mi mejor Media Maratón de nunca, o de siempre, con un tiempo de una hora y treinta y ocho minutos, en un terreno totalmente quebrado. Rocío Díez debutó triunfalmente en la distancia, consiguiendo culminar uno de los recorridos más duros, pero más bonitos que existen y María José Charneco se trajo la medalla de plata de la categoría femenina.

 

Como resumen, antes de un desarrollo más completo de la prueba, diremos que en Segovia, CajaGRANADA terminó séptima, por equipos, la mejor clasificación de su historia, precisamente en el recorrido más duro y exigente que imaginarse pueda, con unos Fernando Arco y Christian Castillo Bueno absolutamente imperiales, bajando ambos de la hora y media.

 

¿Y ahora?

 

Pues ahora toca recuperar este Elogio a las Agujetas, después de apenas haber dormido en una noche de carretera, autobús, lectura e insomnio.

 

Pronto más.

 

Mucho más.

 

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.