KICKBOXING EN NIRVANA

Ya tenemos la actualización de la revista JazzGranada. Y, como siempre, el Club Blue & Noir abre sus puertas a la música más caliente del mundo y a su reflejo en cine y literatura.

 

En esta ocasión, tenemos a un invitado muy especial, del que ya hablamos meses ha: Christopher G. Moore. Si pinchan aquí, se acordarán. Pero pasen, pasen di disfruten de un viaje a la Tailandia más excitante y peligrosa…

 

 

 

Si por alguna razón me tuviera que ir a vivir a Bangkok, me encantaría conocer a Vincent Calvino y, desde luego, haría todo lo posible por ser su amigo. De hecho, me gustaría ser colega de Calvino aunque no me tuviera que exiliar a la fascinante, peligrosa y atractiva capital de Tailandia.

 

Porque el bueno de Vinee es uno de esos personajes de una pieza con los que es imposible no sintonizar casi, casi desde el primer momento. Un detective privado al que, en “Kickboxing en Nirvana” (Ed. Alea-Paidós) le encargan un caso de libro: determinar quién y porque mató a Ben Hoadly, uno de esos ingleses expatriados que, en el turbio mundo del Bangkok profundo, parecía moverse como pez en el agua.

 

En su búsqueda del asesino de Hoadly, el inmediato y, sobre todo, el mediato, cuyo descubrimiento sería la única forma de entender porque alguien le pegó un tiro al rubicundo inglés, Calvino no estará solo.

 

(Para seguir leyendo, pinchen sin miedo.)

 

Jesús Lens.