¡HAGA DE ENTRENADOR GUAY!

Yo iba a preguntaros (textualmente) por Shutter Island, pero la lectura de la prensa seria mañanera y un mail en labandeja de entrada me han hecho cambiar de prioridades.

 

¿Habéis leído hoy el Marca? O era el As. No lo sé. El caso es que el entrenador del Villareal les puso a sus jugadores un fragmento de Al Pacino en “Un domingo cualquiera” para estimularles, antes de salir al campo.

 

Con ello se une a Guardiola, cuyos proverbiales “saber hacer, saber estar” empiezan a cansar, la verdad. Porque si el vídeo de Gladiator en la final de la Champions dio la vuelta al mundo, el pasado fin de semana, Pep les puso a sus jugadores un Informe Robinson con la expedición que se montó para el rescate de un montañero herido, para resaltar lo importante del espíritu solidario y el trabajo en equipo.

 

Lo comentaba con Óscar Urra (si aún no habéis leído sus novelas, no sabéis lo que os estáis perdiendo), otro merengón como la Copa de un pino. Y coincidíamos -en mi caso, con un punto de envidia- en que Guardiola empieza a ser demasiado perfecto, casi un personaje literario que levita por encima del bien y del mal.

 

Y entonces, Óscar, que además de ser devoto de la única religión futbolística verdadera y de escribir como Dios, es un cachondo, nos proponía el siguiente juego:

 

“¡Haga de entrenador guay!”

 

¿Qué película pondría usted a los jugadores del Real Madrid antes de jugar en el Bernabeu la final de la Champions de este año?

 

Él mismo nos propone algunos posibles títulos:

 

“El Ultimatum de Bourne”

“Cometieron dos errores”

“Los Vikingos”

 

Y yo todavía me estoy despelotando de la risa.

 

Los blaugranas seguro que optarán por títulos como “Misión imposible”. Y los amantes de los remakes disfrutarían con los renacidos “El equipo A”.

 

Yo todavía ando pensando en cuál sería la mejor de las pelis, pero entre tanto… ¡pasapalabra!

 

Venga. A darle al bolín.

 

¡Haga de entrenador guay!

 

Jesús Lens & Óscar Urra.