Siempre nos enteramos de quiénes son los mejores en Selectividad, pero nunca de los mejores en mecánica o peluquería

 

Foto: Pepe Marín.

Buenas, soy Emilio Calatayud. Esta reflexión no se me ocurrió a mí. Me la inspiró una lectora del blog que llamaba la atención sobre el hecho de que las instituciones, caso de los ayuntamientos, se volcasen con homenajes a ” a los chicos y chicas que han obtenido las notas más altas en Selectividad”. Y se preguntaba a renglón seguido: “¿Acaso un chico o chica que haya obtenido un 6 ó 7 de nota final en esta prueba no tiene igualmente una gran valía académica y personal? Creo que esta sociedad mide la valía de las personas por parámetros equivocados”.

Lo cierto es que no le faltaba razón a esta amiga. Pero, claro, también hay que premiar eso que llaman la excelencia, se supone que para que sirva de ejemplo para los que son tímidos para los estudios. No tengo una postura clara, pero es un dilema interesante.

Lo que no entiendo es que siempre nos enteremos de quiénes son los mejores de la Selectividad, pero nunca de quiénes son los mejores estudiantes de mecánica de coches o peluquería. Los primeros salen en las noticias y los segundos, no. ¿Por qué? Siempre estamos con que hay que prestigiar la Formación Profesional, pues ese no es el camino. Yo, que condené a un chaval a cortarme el pelo, quiero saberlo.

 

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.