PROCRASTINACIÓN

No. No es un insulto. De hecho, tiene su entrada en la Wikipedia, la procrastinación. Y es un problema. Muchos denominados “hombres del Renacimiento” o, en román paladino, aprendices de todo y maestros de nada, en realidad son unos procrastinadores de tomo y lomo. Procrastinar. Qué palabra.

 

Hay que cuidarse de ello. Sobre todo, las personas a las que nos gustan mucho muchas cosas. Y a la vez. Porque corremos el riesgo de perdernos en los laberintos de la improductividad.

 

Para ver más claro qué es y cómo huir de ella, Jomanalle me hace seguir este ilustrativo vídeo.

 

Ya saben… procrastinación.

 

Jesús Lens.