En bici y a lo loco

En Manchester, no tardaron en aparecer arrojadas al canal,  metidas en los contenedores de basura o lanzadas a los jardines de las casas unifamiliares. En Londres, el mismo día de la puesta en marcha del servicio de bicicletas de alquiler, algunas de ellas aparecieron abandonadas en mitad de las vías del tren y Amsterdam, una de las ciudades con más ciclistas por metro cuadrado del mundo, prohibió el uso de las bicicletas amarillas menos de un mes después de inaugurada la iniciativa.

En China ya saben lo que es el problema

De todo ello podemos sacar dos conclusiones: en Granada somos tan incívicos como en Inglaterra y, como tantas otras veces, llegamos tarde a una iniciativa “pionera”… sin aprender de los errores ajenos.

Lo están viendo ustedes estos días: por un lado, bicicletas amarillas arrojadas al cauce seco y hormigonado del Genil, colgando en lo alto de los árboles a modo de surrealista decoración navideña o rotas y mutiladas en un descampado.

Por otro lado, surgen ciclos amarillos en mitad de cualquier sitio, como por arte de ensalmo: cruzadas en la calle, obstaculizando el tránsito en los pasos de peatones o peligrosamente arrimadas a la calzada, sostenidas por una frágil patilla.

Insisto: nada de todo esto es nuevo y los problemas generados por las bicicletas de alquiler, recientemente implantadas en Granada, se repiten en todas las ciudades a las que llegan esas misteriosas empresas que, recibidas como un Mr. Marshall del siglo XXI, siembran el espacio público con sus productos… y allá se las apañen ustedes.

En China, otra de las mecas del ciclismo urbano como vía de transporte para cientos de miles de personas, las bicicletas de alquiler se han convertido en un grave incordio en decenas de ciudades, donde han tenido que habilitar inabarcables cementerios de bicis que ofrecen imágenes marcianas, tomadas desde el aire.

Francisco Puentedura, concejal de IU del Ayuntamiento de Granada, critica la improvisación con la que se ha permitido el desembarco de la bicis amarillas en nuestras calles, el Ayuntamiento señala que va a instalar marquesinas en determinados puntos de la ciudad, a modo de aparcamiento, y todos los ciudadanos nos echamos las manos a la cabeza, ora por el vandalismo de unos, ora por la falta de sentido común de otros.

Y esto no ha hecho más que comenzar. Que vamos a tener dialéctica y polémica con las bicis de marras.

Jesús Lens

Saneamiento económico

Muy interesante la iniciativa de IDEAL, pidiendo a cada grupo municipal del Ayuntamiento de Granada cinco medidas de saneamiento para mejorar el maltrecho estado de las finanzas locales. Cinco medidas, al menos, que cada uno de ellos consideren aptas, válidas y necesarias para enderezar el rumbo de un consistorio que marcha cuesta abajo y sin frenos, en dirección al abismo de la intervención. Y de ello hablo hoy en IDEAL, una vez asumida la rocambolesca subida del IBI, tal y como contamos aquí.

Leo con detenimiento las diferentes medidas aportadas por PSOE, Cs, IU y Vamos Granada y encuentro muchos puntos de acuerdo y entendimiento entre la mayoría de los grupos municipales. Desde mejorar el sistema de recaudación de multas y tributos pendientes a una reordenación de los servicios municipales que permita ahorrar costes sin necesidad de aplicar recortes de personal ni de servicios. ¿Cómo? Acabando con las siempre injustas horas extra, por ejemplo.

 

Y, aunque unos grupos municipales las citan directamente y otros no, dos empresas aparecen en el horizonte más inmediato: Transportes Rober e Inagra, prestadoras de dos de los servicios más importantes de una ciudad: el transporte urbano y la limpieza. Los grandes contratos, o sea. Que habrá que revisarlos. Por ejemplo, he alucinado con los tres millones de euros pagados a empresas de mantenimiento de jardines… por trabajos no realizados. Imagino que este hecho, señalado por Ciudadanos, estará ya en manos de la Fiscalía, ¿verdad?

Papelico… largo

Vamos Granada plantea varias ideas que apuntan al medio y largo plazo, como la remunicipalización de determinadas contratas, por ejemplo. Teniendo en cuenta que el equipo de Manuela Carmena ha reducido la deuda del ayuntamiento de Madrid de forma notable, convendría prestar oídos al cómo y al porqué.

 

IU, por su parte, plantea nada menos que 14 propuestas. Concretas y razonables, la mayoría de ellas. Muchas requerirán, eso sí, sentarse a renegociar contratos, deudas e intereses. Arremangarse, trabajar duro y sudar tinta china, o sea.

 

Y luego está la actitud del PP. Son tales la desidia y el desinterés mostrados por Rocío Díaz que, tras encomendarse al PSOE para arreglar todos los problemas de la ciudad, queda un gran espacio en blanco bajo su respuesta.

Un vacío que la maquetación del periódico deja bien a las claras, mostrando su nulo compromiso con los asuntos más urgentes que tiene esta ciudad. Asuntos que vienen derivados, en buena medida, de la nefasta gestión económica de una corporación municipal de la que ella misma formó parte.

 

Jesús Lens

Protocolo antisísmico

Qué terrible tragedia, lo que le ha ocurrido a Ana. En la flor de la vida, disfrutando de unas vacaciones en Italia con su pareja y el maldito terremoto le siega la vida.

Sucesos como éste resultan especialmente dramáticos. Si cualquier muerte es injusta, lo que le ha ocurrido a Ana es una fatalidad especialmente cruel y absurda. Leo el perfil que los compañeros de EFE han trazado de ella y descubro a una chica emprendedora, curranta, apasionada por su trabajo y enormemente entusiasta. Y a ello dedico mi columna de hoy de IDEAL.

Ana Huete

Leo lo que Ana y su pareja han hecho con la pizzería que ambos regentaban en el centro de Granada, ampliando la carta, dando cabida a comidas tradicionales, haciéndola accesible a personas invidentes… Un ejemplo a seguir que desmiente todos los tópicos que solemos manejar sobre la juventud, su abulia o su falta de compromiso.

El terremoto que ha asolado Italia ha truncado más de doscientas vidas y empiezan a llegar las críticas a los materiales con los que estaban construidas determinadas edificaciones que se han venido abajo. Ese tema, en Granada, siempre nos resulta especialmente aterrador.

Terremoto italia

Hace unos meses, el Instituto Geográfico Nacional destacaba que Granada está en la zona de mayor riesgo sísmico de España, con un 10% de probabilidades de sufrir en cincuenta años un temblor muy fuerte que “causaría daños moderados”.

Ante este panorama, ¿sabían ustedes que Granada capital carece de un protocolo de emergencia específicamente antisísmico? Ahora mismo, lo que hay es un plan de emergencia municipal genérico, que data de 1985. A lo largo de los años, Paco Puentedura ha presentado diversas mociones para que el Ayuntamiento adecue un protocolo especial para caso de terremotos. Y, de momento, nada.

Sé que estoy muy sensibilizado con el tema. En Armenia, un terremoto de 7,2 grados asoló el país, dejando más de 50.000 muertos. Eran las 11.41 de la mañana del 7 de diciembre de 1988 cuando la tierra empezó a vibrar. Cerca de veinte años después, todavía hay centenares de personas que viven en la calle, alojados en precarios contenedores metálicos.

Terremoto Armenia

Una granadina, Ana Huete, ha visto truncada su vida por culpa de un seísmo, en Italia. Que este luctuoso acontecimiento nos sirva para reflexionar y tomar medidas en nuestra tierra. Ojalá nunca sirvan para nada y el esperado terremoto no llegue. Pero, si lo hace, que nos encuentre lo mejor preparados posible.

Jesús Lens

Twitter Lens