La Costa del Sol Tropical

Leyendo la información de Mercedes Navarrete sobre el recién nacido lobby para la Costa Tropical, me acordaba de una conversación con un alto representante de los empresarios andaluces, quién decía no entender la denominación de Costa Tropical. Y ponía como ejemplo a Cádiz, que nunca tuvo empacho en tirar de una marca internacionalmente reconocida como Costa del Sol.

También me acordaba de la gente que pone el grito en el cielo cada vez que Sierra Nevada o la Alhambra se anuncian en Málaga, Córdoba o Sevilla, buscando potenciales clientes fuera de nuestras fronteras, como si el hecho de que no aparezca el nombre de Granada adosado a nuestros monumentos históricos o naturales fuera una herejía.

Lo planteaba Álvaro García, portavoz de la Asociación de campings y responsable del Don Cactus, uno de los más conocidos y activos del entorno: ¿hay que replantearse la marca Costa Tropical e integrarnos en la Costa del Sol?

Para nosotros, la Costa Tropical está claro lo que es. Sin embargo, según mostraba Álvaro en unos vídeos con encuestas a pie de calle, en Madrid, los encuestados la situaban en Costa Rica. Es como cuando éramos chaveas, salíamos de Granada, entrábamos en una cafetería y pedíamos un Pulevín de chocolate con una Maritoñi y los camareros no nos entendían… y nosotros no entendíamos que ellos no nos entendieran.

Es posible que, fuera de nuestras fronteras, sean más conocidas Salobreña y Almuñécar que la propia Costa Tropical y es un buen momento para cuestionarse ese nombre. Más que nada porque, de acuerdo con el diagnóstico realizado por el lobby costero granadino, hay que replantearse y preguntarse prácticamente todo, desde por qué no tenemos espigones y la falta de arena en nuestras playas se convierte en la serpiente de todos los pre-veranos a la complejidad de sacar adelante cualquier proyecto empresarial entre Nerja y Adra.

Convertir en noticia y viralizar la aparición de cada medusa o no tener ni un restaurante con Estrella Michelín. Poner una mejillonera frente a las playas de Almuñécar o darle largas al puerto deportivo.

Razones a favor y en contra, habrá. Pero un plan estratégico con visión de futuro, el proyecto global para la Costa granadina que reclama Ángel Gijón, presidente de la Cámara de Comercio, resulta imprescindible.

Sobre el bochorno de Rules, la piscina más grande jamás construida, insistimos otro día.

Jesús Lens

Agricultores de la Costa Tropical

La tarde de un domingo de verano es uno de los momentos más improbables del año. Un puñado de horas que flotan en el tiempo y el espacio, sin mucho sentido. Nada de lo que piensas parece importante o enjundioso. Y, quizá por eso, me siento tranquilo y sosegado. Sobre todo, después de ver a nuestros políticos conducirse tras las últimas elecciones. A este tema dedico hoy mi colunma de IDEAL.

Y se creían que no nos hablábamos...
Y se creían que no nos hablábamos…

El hecho de que Rajoy haya sido capaz de llegar a acuerdos con Ciudadanos y con nacionalistas de diverso cuño nos demuestra que, en realidad, el escenario político es puro teatro y que el dramatismo con que tanta gente se toma el “España se rompe” o el “España nos roba”, tienen un punto de infantilismo naif y forofista.

La tarde de ayer domingo, sosegada y perezosa, me reconcilia hasta con la posibilidad de unas terceras elecciones y una campaña electoral en la que todos los actores deberían salir dándose besos y abrazos, dada su buena disponibilidad para entenderse, en los últimos tiempos. Y eso que, hasta hace nada, representaban el papel de irreconciliables enemigos.

A este estado de serena placidez contribuyó, también, la sensatez mostrada por el presidente de la comunidad de regantes del Guadalfeo, el pasado viernes. Durante la celebración de los Premios Costa Tropical, al recoger el suyo, comenzó su discurso con unas palabras tan sinceras como clarividentes: de todas las personas que subieron al estrado, seguramente eran las más humildes, pero también las que más puestos de trabajo generaban.

Premios Costa Tropical Regantes

Buen recordatorio a la concurrencia. Hay que volver a las raíces. Al origen. A la sencillez y al sentido común. Están muy bien las declaraciones de intenciones, las hojas de ruta y los gestos para la galería. Pero si queremos que la agricultura de la Costa Tropical siga creciendo, hace falta arreglar de una vez el despropósito de las conducciones de la Presa de Rules.

Canalizaciones Prensa Rules

Unos partidos políticos siguen con sus rebatiñas internas y, otros, lastrando la regeneración democrática. De entre los recién nacidos, unos pactan a diestra y siniestra mientras los otros tratan de encontrar una brújula que les marque el rumbo. Todos ellos ocupan horas y horas de nuestro tiempo. Y, sin embargo, son los agricultores de la Costa Tropical los que, sin aspavientos, dicen esas verdades como puños que, desde su sinceridad y sensatez, descolocan y noquean el discurso oficial.

Jesús Lens

Twitter Lens

Granada sabe mucho

Mi artículo de IDEAL de hoy comienza proclamando que Granada sabe mucho. Y sabe bien. ¿A qué sabe Granada? Granada sabe, por ejemplo, a las chirimoyas y los mangos de la Costa Tropical. A la quisquilla de Motril. Al cordero segureño de la Zona Norte. A pan de Alfacar, miel de las Alpujarras, jamón de Trevélez y espárragos de Huétor. Y todo ello, aderezado con los aceites del Poniente y los muchos y variados vinos de nuestra tierra. Y a cerveza Alhambra, por supuesto.

Sabor Granada

Leo todos esos nombres seguidos en la pantalla del portátil, empiezo a salivar y tengo que hacer una pausa para irme al frigorífico e hincarle el diente a una morcilla choricera artesanal que Ángel me vendió el otro día.

Sabe Granada. Sabe mucho y sabe bien. ¡Rico, rico y con fundamento! El trabajo que, sin prisa pero sin pausa, han ido haciendo las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas a lo largo de los últimos años está conformando un exquisito y envidiable mapa gastronómico provincial.

Sabor Granada Mapa alimentario

Un trabajo serio, constante y profesional que habitualmente queda fuera de los focos mediáticos. Un trabajo que exige de todas las habilidades propias del management que, quitándose la chaqueta y la corbata, se arremanga para conseguir productos de primerísima calidad, gracias a la I+D+i que tan importante resulta en todos los campos. Porque la investigación, el desarrollo y la innovación son, sobre todo, una actitud.

Y la especialización, por supuesto. Y el aprovechamiento de las potencialidades de un clima y unas condiciones determinadas. Y la apuesta por una comercialización distinta, más osada, valiente y rompedora. Y la internacionalización.

Pero a la gastronomía granadina le faltaba un ingrediente, importante: la unión. Esa unión que fortalece y permite dar visibilidad a todo lo mucho y lo bueno que se está haciendo en este campo. De ahí que debamos saludar con alborozo la iniciativa “Sabor Granada”, impulsada por la Diputación con el fin de promocionar tan sabrosa marca por toda España.

Sabor Granada Mapa alimentario

Tenemos que conseguir que Granada sea, también, un paraíso para los Gastronómadas que, además de disfrutar de nuestras delicatessen allá dónde se encuentren, vengan a nuestra tierra a probarlas in situ. Que cualquier alimento sabe mucho mejor tomado directamente en el lugar en que ha sido producido.

Y está la cuestión de la venta a través de Internet. Y la de los maridajes. Pronto volveremos sobre todo ello.

Jesús Lens

Twitter Lens