web analytics

Tag Archive for 'Centro Cultural CajaGRANADA'

FANTASMAGORIA YA ESTÁ AQUÍ

Hace unos días os íbamos adelantando la llegada de “Fantasmagoria”, a través de estos vídeos. Y “Fantasmagoria” ha llegado. En el Teatro CajaGRANADA, hasta el 18 de noviembre. Toda la información sobre horarios, pases, entradas, precios, etcétera, a través de este enlace.

Es una ocasión única de ver lo más premiado, lo mejor valorado y lo más apasionante del cine fantástico y terrorífico del 2010. Películas que, en muchos casos, o vemos gracias a “Fantasmagoria” o no veremos nunca. En otros, podremos sacar pecho, cuando se conviertan en obras de culto: ¡yo la vi primero!

 

En cualquier caso, una oferta cinematográfica dintinta, necesaria y apasionante.

 

Jesús Fantasmagórico Lens.

1960: EL AÑO EN QUE TODO PUDO CAMBIAR

Amigos, ¿tenéis a mano el IDEAL de hoy? Pues echadle el lazo y dejaos caer por las páginas de cultura. Encontraréis un reportaje titulado así:

1960: El año en que todo pudo cambiar

Y, como subtítulo, lleva la siguiente entradilla:

En 1960 se estrenaron un puñado de películas llamadas a revolucionar no sólo el mundo del cine. Ocurrió hace ya cincuenta años. En Hollywood y, sobre todo, en Europa parecía que los tiempos estaban cambiando de una vez por todas.

Ya os podéis hacer una idea de su contenido. Pero, si no tenéis el IDEAL físico para disfrutar del fantástico montaje y maquetación que han hecho los compañeros-duendes del periódico, lo podéis leer AQUÍ, en la edición digital.

¿Qué os parece? Ojalá que lo leáis, votéis, valoréis, difundáis y sirva para abrir un debate sobre lo que pudo ser y no fue, pero… ¿debió haber sido?

Y, antes de terminar, es obligatorio referirse al acto de entrega de los IDEALES 2010, ágil, atractivo, técnicamente impecable, magistralmente conducido por Rafael Lamelas, con discursos repletos de contenido y enjundia por parte de Eduardo Peralta y Diego Vargas y de emoción, sentimiento y reconocimiento por parte de los premiados, entre los que se encontraba nuestro querido Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía.

Por último, un placer el poder disfrutar de un expansivo rato de charla con los compañeros de IDEAL con los que tan difícil es compartir una cerveza tranquila a lo largo del año.

Efectivamente, somos de la casa.

Jesús IDEALizado Lens.

¡PODEMOS!

Tras la explosiva alegría por el triunfo de los Lakers y de Gasol en la NBA, que dejábamos ESTA MADRUGADA, vamos con la columna de hoy de IDEAL. De la que me dicen que no. Que no es así… ¿cómo lo ves?

¡Quién nos iba a decir que detrás de su marcial aspecto de sargento de hierro se escondía el alma de un poeta! Nada más terminar el partido que dio el inesperado y sorprendente título de la ACB al Caja Laboral, su entrenador, el adusto Dusko Ivanovic, dijo que lo importante “no es lo que crean de nosotros desde fuera, sino lo que nosotros seamos capaces de creer sobre nosotros mismos”. El Baskonia creyó en una victoria imposible, definida con esta otra perla: “A veces, la realidad es más bonita que los sueños”.

El deporte, con independencia de que nos parezca opio para adormecer a las masas, un simple entretenimiento o uno de los logros más importantes de la civilización humana, cada vez tiene más importancia y trascendencia. A nadie escapa que nuestros dirigentes andaban como locos, descontando los días que quedaban para que empezara el Mundial y así, entre la lesión de Iniesta y el debut con Suiza, hacernos tragar la reforma laboral sin mayores contratiempos.

Por eso tengo la sensación de que en Granada, tras el ascenso del CeFé y la gran temporada del CeBé, algo puede estar cambiando. Escuchar cómo defendía Antonio Jara en Sevilla tanto la vocación andaluza como la autonomía de CajaGRANADA, de forma clara, rotunda, diáfana y sin excusas, nos debe llenar de orgullo y satisfacción. (De lo que hablábamos AQUÍ la semana pasada.) 

A la vez, parece que el Milenio se encarrila hacia algo con sentido, poniéndose en las manos de un Legado Andalusí con acreditada experiencia en la organización de este tipo de eventos. Resulta curioso que, antes siquiera de saber de qué iba el Milenio, ya le hubieran creado una brutal macroestructura con gerentes, directores de comunicación, directores de proyecto y otros muchos puestos de relumbrón. Ahora, más discretamente, y con el horizonte puesto en 2015, un par de personas dirigirán un proyecto que será ejecutado por un grupo consolidado de trabajadores que ya saben de qué va el tema.

Y todo ello coincide con el lanzamiento de una revista, “Garnata”, (que comentamos AQUÍ) que apela precisamente al orgullo de ser granadinos, a nuestra capacidad de hacer cosas importantes por nosotros mismos. No me extraña que en su Consejo de Redacción esté Antonio Claret, otro gran adalid de la autonomía de nuestra Caja y que siempre se ha caracterizado por impulsar ideas y materializar proyectos de tanta envergadura como el Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía.

No escribo frases como “orgullo de ser granadinos” en términos reduccionistas, antivecinales o localistas. Ni mucho menos. Muy al contrario, viviendo en Granada y amándola, con todas sus contradicciones, se empiezan a vislumbrar felices movimientos, gestos y detalles que dan a entender que empezamos a mirar, por fin, hacia delante. Que dejamos de apelar únicamente a nuestra pretérita gloria histórica para pensar en positivo y en clave de futuro. Que actuamos por nuestra cuenta, sin pedir permisos ni rendir pleitesías. Ojalá no sea un simple espejismo.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

TODOS LOS SEGUNDOS

Este viernes presentamos, a las 19 horas, el libro “Todos los segundos”, de Pedro Gollonet, publicado por la editorial ALMED, en su activa e inquieta colección Ultramarina.

 

Será en la Mediateca del Centro Cultural CajaGRANADA, en el interior del Edificio Pantalla. Planta 2.

 

Hoy, día de Cuaversos, dejamos un botón de muestra de la poesía de un Gollonet que, como podréis apreciar, no deja indiferente.

 

EL SILENCIO DE LOS BUENOS QUE CALLAN

 

Cómplices del mal, garantes de actores principales.

Media sonrisa, mirada esquiva,

ni sí ni no; sólo eso.

Tibieza, cobardía, confusión de la prudencia.

 

Sin vosotros la calumnia ni daño haría,

se desvanecería como espuma pestilente

en vuestras sucias manos,

si tuvierais los cojones que los buenos tienen.

 

Porque sois más tóxicos que ellos,

torpes y arrebatados autores,

y os revestís de amistad y hasta de nobles valores,

pero vuestro silencio es el descabello final, la sentencia.

 

Sois el cauce por el que corre la mierda de la mentira,

de la verdad disfrazada,

la que interesa, la que abre heridas.

sin compromiso, responsables de silencios que gritan.

 

Tampoco os comprendí, pero, al fin,

me fue más fácil entenderos, también despreciaros.

Sólo buscáis el aplauso de los débiles,

de la inmundicia que actúa.

 

Más agudos, ladinos, próximos y cobardes;

laváis vuestra conciencia con sociables abrazos de traición,

pero ¡sois tan miserables!,

lastre social siempre presto. Ni sí ni no.

DIMENSIÓN VIRTUAL

¿Puede un edificio tener dimensión virtual?

 

Es una de las preguntas que me vengo haciendo en los últimos tiempos. Pero, la verdad, ya que hablamos de edificios con alma, con carácter y con personalidad, ¿cómo dudar de que un edificio puede tener su dimensión virtual?

 

¡Tiene dimensión virtual!

¡Tiene dimensión virtual!

Y más cuando hablamos de un edificio que, además de alma, personalidad y carácter; tiene creatividad, aloja a un grupo de extraordinarios profesionales y organiza decenas y decenas de actividades cada mes, de talleres a conciertos, proyección de películas, lecturas, presentaciones, exposiciones…

 

El Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía es todo eso y más. Por eso, desde el principio, lo definimos como un lugar en que pasan cosas. Siempre. Todos los días, allí pasan cosas.

 

Y las queremos contar, lanzándolas al cíberespacio. Porque muchas de las actividades del Centro, además de seguirse en vivo y en directo, se pueden seguir y disfrutar a través de las Redes Sociales.

 

Por tanto, entre que ponemos en marcha el Blog del Centro Cultural, vamos a ir contando lo que se cuece en su interior a través de Twitter (http://twitter.com/CYMAcajagranada) y, por supuesto, de Facebook (http://tinyurl.com/ydz82ov)

 

¡Tenemos Twitter!

¡Tenemos Twitter!

Ni que decir tiene que os esperamos para ser Seguidores y Seguidos, Amigos, Fans y demás parafernalia propia de estos lugares virtuales de encuentro, descubrimiento, debate, aprendizaje y diversión.

 

Venga, animaos.

 

Las Redes Sociales están ahí y nuestro querido Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía, ése que me ha convertido en MAN, empieza a navegar entre ellas. ¡Acompañadnos en este viaje!

 

Lo pasaremos bien. y, por supuesto, esta invitación es extensiva a todos vuestros contactos, amigos, seguidores, fans, followers y demás compinches de las aventuras cibernéticas. ¡Os esperamos!

 

Jesús Lens, Virtual MAN.

I am a MAn

Un hombre del MA, o sea.

 

Del Centro Cultural CajaGRANADA y Museo de la Memoria de Andalucía, quiero decir.

 

Bonito e ilusionante, esta incorporación laboral a un proyecto que hemos  visto nacer, crecer y consolidarse como una de las apuestas más firmes por el desarrollo cultural de nuestra tierra y que está funcionando como un cañón.

 

Lo sabéis.

 

En la inauguración, durante los conciertos de verano, en nuestra presentación literaria… nos encanta este Centro.

 

Y digo bien este centro porque ya estamos aquí. Tras los nervios y la pereza mezclada con nostalgia que AYER reseñábamos, ¡ja sóc aquí!

 

La dirección: Avenida de la Ciencia, 2. 18006. Granada.  

 

Efectivamente, Enero de 2010 está siendo pródigo en cambios y acontecimientos.

 

Y por ello, la Metamorfosis continúa. Aquí y ahora.

 

Jesús MAlens, que sí es nombre de tango, milonguero y nostalgioso…   

INFORMACIÓN CULTURAL ESENCIAL ON LINE

Aunque iba a dejar la Columna de Hoy de IDEAL toda la tarde (que apenas nadie le hizo puñetero caso) recibo este mail y no puedo evitar replicarlo de forma inmediata:

 

Como sabéis, el pasado mes de mayo, se inauguró el Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía. Una de las mejores cosas que le han pasado a la ciudad nazarí en los últimos años. (Esa frase es de cosecha propia ;-)

 

Más de 90.000 personas han participado en la propuesta cultural y de ocio de uno de los escenarios culturales más emblemáticos de Andalucía.

 

En sus primeros seis meses de vida, más de 8.000 personas han disfrutado de las noches de verano y de la oferta musical de la Plaza de las Culturas. El Teatro CajaGRANADA Isidoro Máiquez ha abierto el telón a  las artes escénicas y a compañías de prestigio internacional como el Ballet de Biarritz, el Ensemble Orchestral de París, la Orquesta Ciudad de Granada o la Compañía Nacional de Teatro Clásico. 

 

Desde que abriera su Puerta de la Cultura, el Centro Cultural de CajaGRANADA ha albergado tres grandes exposiciones: “Selecciones”, “De la pauta y el punzón al braille computerizado”, y “Luces de Sulayr: Cinco siglos en la imagen de Sierra Nevada”, que, hasta el 31 de enero, conmemora el décimo aniversario de Sierra Nevada como Parque Nacional.  

 

 No te pierdas nada de lo que sucede en nuestro Museo Memoria de Andalucía. Sigue pasándotelo bien y acompaña a nuestros protagonistas de la historia; vive un Día de Navidad; o conoce a un abuelo con mucho cuento.

 

Acércate a la Mediateca-Biblioteca Francisco Ayala García-Duarte, disfruta de sus equipamientos, de su sala de proyecciones, de sus puestos de consulta individual y de los espacios diseñados para el trabajo en grupo. Y accede a su colección bibliográfica y audiovisual. Y no olvides apuntarte a alguno de los más de cuarenta talleres que hemos concebido especialmente para ti. Grabado, pintura, modelado, cortometrajes, animación a la lectura, Internet…

 

Mantente informado, además, de todo lo que sucede en nuestras salas de exposiciones de Puerta Real, de Jaén, y de Motril.

 

No te pierdas ni un sólo detalle de todo lo que te ofrece Fundación CajaGRANADA Obra Social. Y todo ello, a un sólo golpe de click, AQUÍ, suscribiéndote al nuevo boletín de actividades de Fundación CajaGRANADA Obra Socia . Sé la primera persona en recibir toda la información en tu correo electrónico y móvil.

 

Esencial.

BLANCO Y NEGRO

La columna de hoy de IDEAL, en clave cultural.

 

A veces, ver las cosas en blanco y negro parece un síntoma de maniqueísmo, simpleza o radicalidad. En colores, se supone que la vida es más compleja y más plena, más llena de matices.

 

Y, sin embargo, cuando ves las fotografías de los grandes maestros del blanco y negro, te das cuenta de que no. De que, muchas veces, no hay como la sinceridad y la falta de artificio para mostrar la auténtica realidad de las cosas y las personas tal y como son. La vida, en una palabra.

 

 

Coinciden estos días en Granada dos exposiciones de fotografía en blanco y negro de autores y temática muy diferentes. En la Plaza de las Culturas del Centro Cultural de CajaGRANADA, el colombiano Ruven Afanador presenta “Mil besos” y en el Centro José Guerrero, la mexicana Graciela Iturbide muestra una amplia y completa colección de su obra, desde sus orígenes a la más reciente.

 

Aunque podríamos hablar largo y tendido de ambas exposiciones, me gustaría resaltar uno de los aspectos que más me llamaron la atención de ambas: la radical individualidad que muestran buena parte de las personas retratadas por los dos artistas.

 

 

Las de Afanador, dedicadas al mundo del flamenco y bajo el genérico nombre de “Mil besos”, saca a las modelos de los escenarios típicos del mundo del cante y del baile para  vestirlas (o desvestirlas), maquillarlas, peinarlas y aderezarlas de una forma tan llamativa como singular, sugerente e impactante. Pocas veces el negro y el blanco han contrastado con tanta virulencia, encontrando en los enormes paneles en formato XXL el mejor vehículo para transmitir impresiones y sensaciones.            

 

Y por eso, de las muchas series de Iturbide, me quedo con las del desierto de Sonora en que, para cumplir un encargo etnográfico, aprovechó para retratar a las personas en su entorno natural, pero con sus gafas de sol, sus aparatos de música o sus camisas de diseño. Minorías étnicas que viven de acuerdo con la tradición, pero perfectamente adaptadas a los tiempos que corren. Personas que, perteneciendo a un grupo, están perfectamente individualizadas, mostrándose altivas, dignas y orgullosas.

 

 

Por lo mismo, me encanta un collage en que gitanos de Almería conviven con un maestro geómetra de Madagascar o unas mujeres de la India cuyo origen y procedencia es difícilmente reconocible si no se lee la leyenda que acompaña a cada foto. Porque el mundo es muy grande, pero en cada rincón del mismo, la vida de las personas tiene un denominador común: ganarse la vida… y divertirse.

 

 

Exposiciones de un Blanco y Negro que, en su versión más radical o mostrando una infinita y sugerente gama de grises –esos amenazadores pájaros de Iturbide, sombra ominosa sobre el cementerio- ponen el acento en la visión de los seres humanos como eje central de una forma sincera y comprometida de entender el mundo de la fotografía.

 

Jesús Lens Espinosa de los Monteros

PERIODISMO CULTURAL

Amigos, a través de este enlace, tenéis el programa de unas estupendas jornadas de Periodismo Cultural preparadas por Pedro Enríquez, que se desarrollarán en el Teatro Isidoro Máiquez del Centro Cultural de CajaGRANADA, los próximos martes 13 a jueves 15.

Me toca coordinar e intervenir el martes 13, ¡menudo día!, en una Mesa Redonda, sobre el tema de los Nuevos Retos. ¿Qué se os ocurre que podemos plantear? ¿Qué os apetece escuchar? Animaos. Por esta vía y presencialmente en el Isidoro Máiquez. Será interesante.

 

Jesús Lens, recabando ayuda.

DE AMIGOS, BIRRAS Y LIBROS

Tantas presentaciones de libros de amigos y conocidos, en Semana Negra Gijón o en la propia Granada; que siempre soñé con la mía, con la presentación de un libro propio.

 

Tantos libros leídos y tantas palabras escritas en forma de cuento, relato, columna o artículo; entrada bloguera, e mail, SMS o comentario… que me faltaba un libro. Y quiso la Diosa Fortuna que un día feliz se nos cruzaran los cables a Frankie y a mí y decidiéramos escribir uno que combinara dos de mis grandes pasiones: los viajes y el cine.

 

Ya no me queda nada más que decir del libro, pero sí del feliz acontecimiento del pasado viernes, uno de los más especiales de mi vida, que fue un honor y un privilegio compartir con tantos amigos.

 

Doblemente en casa.

 

En Granada y en ese Centro Cultural de CajaGRANADA tan especial y maravilloso. Con el añadido de que la nuestra ha sido la primera presentación que se ha hecho en esa Mediateca tan especial, alabada y reconocida por todos.

 

¿Qué os pareció, el lugar, el ambiente, la presentación y las birras posteriores? Porque pocas veces una convidada genérica como la del viernes resultó tan grata y agradable.  

 

Los amigos. Cuando estaba en la Plaza de las Culturas, entre las fotos de Afanador, y os veía llegar… cada rostro amigo, cada sonrisa, cada beso, cada abrazo eran una auténtica inyección de adrenalina, un chute de emoción. Un subidón. Daniel fue el primero. ¡Esta vez sí! Y, pronto, un montón más de amigos. ¿Cuántos nos juntaríamos? Uf. No sé. ¡Por lo menos cuarenta o cincuenta!

 

Y cuando el pequeño David se plantó frente a mí, con esos ojos azules abiertos de par en par, sonriendo, mirándolo todo con esa curiosidad infinita que sólo tienen los niños, fui dichoso y feliz. Sí. Ya sí. Ya la velada tenía que ser perfecta. Como así fue.

 

Dibujos

Dibujos

¿Y cuando Silviña se quedó parada, ante mi cara de estupefacción, pensando que no la reconocía, después de venir de Toledo para darme una auténtica y preciosa?

 

Y cuando Andrés Sopeña decidió que no. Que era una pena, pero que renunciaba a presentar nuestro libro en público, pasando después a desgranar sus razones para tan inteligente decisión, conquistando a todos los presentes con su buen humor, con su discurso clarividente y su capacidad de conectar con el público…

 

Una intervención larga, divertida y fustigadora que me permitió disfrutar de todos los amigos que estabais ahí sentados, imantados ante el discurso de Andrés. Veía a los compis de trabajo, a los antiguos colegas de carrera, a algún amigo del baloncesto, de los veteranos y de los más recientes, Álvaro y Paco. ¡Y toda la infantería de Los y Las Verdes, al pie del cañón, con esas caras enjutas, morenas y afiladas por las decenas de kilómetros recorridos, solos o en compañía de otros!

 

En primera fila, incondicionales, inasequibles al desaliento, cuando no hacía ni dos horas que habían vuelto de un viaje de tres semanas, Panchi y mi Cuate Pepe.

 

Y junto a ellos, mi Amiga. La sonrisa más deslumbrante, la mirada más atenta, preciosa y cariñosa del mundo (¡Sí! ¡Era verdad y posible!) La sonrisa más preciada. Y su amiga Inma junto a ella. Y David, chiquito, imperturbable, aguantando el tipo, valiente, generoso y tranquilo.  

 

Y la Familia. Que desde el sábado, la Familia es otra cosa. ¡La Familia! Hasta la pequeña Carrillos se conjuró para que todo fuera perfecto. Tanto que hasta eché de menos una de esas rabietas de carácter que tiene. Para hacer unas risas. Pero como estaba con Paqui, estaba tranquila y feliz. Y así pudimos hablar de “Centauros del desierto” con Jose, recordando a quiénes le debemos haber aprendido a ver cine… y todo lo demás. ¿A que sí, Mamen? Que menudo detalle de José Antonio y Mari Carmen, llegar directos de Madrid, con los niños, al Centro Cultural, para alegría inmensa de Manuel y la tía Juani.

 

Y ahí estaba Rash, con un tebeo tan colorido como oportuno. Y José Miguel, ¡con dos libros! Y Juana y José Manuel, almas, cerebros y músculo de la editorial ALMED, que confió en Fran y en mí y que tan extraordinario trabajo realizan.  

 

Creo que podría nombrar, empezando por el principio y hasta el final, a todos los que estabais. Incluso a los que, al final, de pie, aguantasteis estoicamente la charla. Veía asomar a Jorge y a Charo, sonriendo. Y a Octavio. A Mir y a Sandra. Y allí estuvieron, como un clavo, Diego y Magali. Y la pregunta de Rafa, generosa reflexión, tras su precisa presentación del acto. A Pedro y Yolanda, siempre cómplices.

 

Más feliz que una perdiz

Más feliz que una perdiz

Y Jesús y Manolo, fuente de inspiración constante, con quienes hasta la charla más breve se convierte en excitante provocación para las neuronas.

 

El de MagoMigue, que fue a la presentación dos veces, por cuestión horaria, fue uno de los primeros de los libros que dediqué esa noche. Gracias a Maria José y a esa imprescindible librería Picasso, nos hartamos de firmar, en el bar donde tan buenos ratos hemos pasado estos meses, con Francis, Isa y el resto de amigos de los Tartessos.

 

Allí estaban las siempre fieles, constantes e imprescindibles almas blogueras, Clarito y Pinar. Y los corrillos crecían, se movían, se hacían y se deshacían. Lo mismo veías a Anabel con los colegas de trabajo que a la gente del Balneario de Alicún con Andrés. Y los proyectos, con Serrano y Eva. Las visitas, las lecturas, los encuentros pendientes.

 

Y la firma de libros. Sé que soy un pelma y que me alargaba hasta el infinito con cada una. Pero en un día tan especial, me lo pedía el cuerpo. Todas, cada una de esas dedicatorias me las llevo clavada en el corazón. Algunas me salieron mejor y otras peor. Pero todas son únicas, personales e intransferibles. Como la que me encargó David para Sara y David, en el momento y en el lugar idóneos. Al final, ¡siempre estás en los momentos más especiales! :-D

 

Sé que no he nombrado a todos los que fuisteis. Pero estabais. Y estáis. Aquí dentro. En el pecho. Igual que todos los que no pudisteis ir. Pero queríais. Que esas cosas se saben y se notan. Gracias por vuestros mails, SMSs, llamadas y demás muestras de afecto y cariño. Gracias por vuestros mejores deseos, besos y abrazos. De verdad. Ya forman parte de esos grandes momentos que hacen una vida mucho más bonita.             

 

Y no hablo de Frankie, mi coautor y amigo… porque le daré la palabra a él, directamente, dentro de poco. Y a Cristian y a Raquel, además de darle a Cris las gracias por las fotos y las felicidades por su cumple, hay que darles un abrazón por su optimismo contagioso.  

 

Una vez más: ¡GRACIAS! ¡OS QUIERO!

 

Sólo por compartir días como el viernes, merece la pena el esfuerzo y el sacrificio de escribir un libro.

 

Jesús Lens, emocionado y más feliz que unas castañuelas.