El Amazon Post

Tengo muchas ganas de contarles todo lo que dará de sí la presentación de “Vidas cipotudas” y, en especial, la conversación con Jorge Bustos sobre periodismo. Por cierto, ¿han descubierto ya qué granadino figura en la lista de treinta y cinco empecinados cuyos apuntes biográficos ha escrito Jorge? (Más, aquí, sobre el libro presentado en el Lemon Rock)

El caso es que una de las preguntas que tengo para él versa sobre la película “The Post”, estrenada en España con un título más genérico y explicativo: “Los papeles del Pentágono”, cinta imprescindible de Steven Spielberg que hay que ver, sí o también.

Muchas personas nos enamoramos del periodismo a través de la película “Todos los hombres del presidente”, programada en el ciclo La verdad sea dicha de CajaGranada Fundación para el próximo martes 20 de febrero, una casualidad nada casual que nos invita a hacer un excelente programa doble cinematográfico. Para esa gente, el Post es sinónimo de libertad de prensa, periodismo de investigación, compromiso ético y moral, fiscalización del poder y, a la vez, del papel de la prensa como cuarto poder.

La película protagonizada por Meryl Streep y Tom Hanks viene a aquilatar esa percepción del Post -y, por extensión, del periodismo en general- como uno de los pilares básicos de la democracia, aprovechando para hablar de temas tan candentes como el de la censura, las filtraciones de supuestos secretos de estado o el papel de la mujer en el mundo de la empresa.

Conviene ver la película sin dejarse imbuir por la nostalgia de las viejas redacciones, las linotipias, las rotativas y los camiones de reparto de prensa. Conviene verla, sin embargo, prestando mucha atención al conflicto que enfrenta al actual propietario del Washington Post con sus trabajadores. Porque, si ustedes recuerdan, la mítica cabecera fue comprada en 2013 por Jeff Bezos, el multimillonario dueño de Amazon, cuando se encontraba seriamente amenazada por su falta de rentabilidad.

Recortes, recortes y recortes; es lo que denuncia la representación sindical del Post ante el endurecimiento de las condiciones laborales de la plantilla del periódico. Bezos, por su parte, recuerda que él salvó el Post de la ruina y ha conseguido insuflarle vida.

Otro magnate, en este caso de la investigación médica, ha comprado Los Ángeles Times, otra cabecera mítica. Y un concepto detrás de estas adquisiciones: desarrollo tecnológico para sus ediciones on line, que serán de pago… o no serán.

Jesús Lens

La búsqueda de la verdad, eje del primer ciclo de AulaCine CAJAGRANADA para 2018

El ciclo La verdad sea dicha constará de 8 películas que se proyectarán los martes de enero, febrero y marzo, en el Teatro CAJAGRANADA, a las 19 horas, en versión original subtitulada y con entrada gratuita

 

El eje vertebrador del ciclo es el empeño de diferentes personas de distintas épocas históricas en buscar la verdad que se oculta tras la superficie de una realidad aparente que nunca es tan sencilla como parece    

 

 

CAJAGRANADA Fundación ya ha programado el primer ciclo de AulaCine para el 2018: La verdad sea dicha, una selección de ocho películas de temáticas muy diferentes cuyo eje vertebrador es la búsqueda de la verdad, a cualquier precio y en las circunstancias más adversas.

 

Parece increíble, pero en pleno siglo XXI, la verdad está en entredicho, habiéndose convertido en un tema de conversación, reflexión y discusión de candente actualidad. “Fake news” fue una de las palabras del año 2017, siguiendo la estela de la Postverdad del año 2016. Vivimos en tiempos confusos y neblinosos en los que el establecimiento de la verdad es inversamente proporcional a la multiplicidad de fuentes de información a nuestro alcance.

 

Tal y como señala Diego Oliva, director de CAJAGRANADA Fundación, “las palabras de Oprah Winfrey de hace solo unos días, con motivo de la entrega de los Globos de Oro, resultan muy esclarecedoras sobre el punto en que nos encontramos: “Valoro a la prensa más que nunca, mientras navegamos en estos tiempos complicados, lo que sé es que decir tu verdad es la herramienta más poderosa que tenemos todos”. Desde CAJAGRANADA Fundación, queremos invitar a los espectadores a reflexionar sobre la verdad y a recordar a figuras cinematográficas que se enfrentaron a todo y a todos en su búsqueda y su consecución, figuras inspiradoras y necesarias en la sociedad global de hoy en día”.

Efectivamente, en los tiempos de la información líquida, la posverdad y las noticias falsas, reflexionar sobre personas empeñadas en buscar la verdad a toda costa, cueste lo que cueste; es un ejercicio de una contemporaneidad indiscutible.

 

Y reflexionar sobre la verdad a través de un arte tan falso como el cine, basado en la manipulación de las emociones, es un ejemplo de justicia poética a través del que AulaCine CAJAGRANADA homenajea a esa admirable e imprescindible gente empeñada en descubrir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

 

Personas como Hipatia de Alejandría y su decidida defensa de las ciencias exactas y la astronomía frente al oscurantismo religioso del siglo I o Fray Guillermo de Baskerville y su investigación para esclarecer unos crímenes vinculados con un revolucionario libro de Aristóteles que alguien trataba de mantener secuestrado.

Los juicios de Nürenberg fueron el escenario en que la sórdida, cruel y terrible realidad del nazismo afloró a la superficie y, en otro juicio famoso, en jurado número 8 no está convencido de la aparente culpabilidad de un acusado, por lo que obliga al resto de jurados a replantearse todo lo visto y escuchado en la sala del Tribunal y a cuestionar las pruebas presentadas, para determinar la verdad.

 

Más personas empeñadas en que la verdad aflorara a la luz: Dalton Trumbo, que firmó numerosos guiones de famosas películas con nombres ficticios durante la Caza de Brujas, y cuya autoría fue reconocida muchos años después o los reporteros Bob Woodward y Carl Bernstein, que investigaron el Watergate desde el Washington Post.

AulaCine CAJAGRANADA también recuerda la investigación de dos hermanos gemelos, Jeanne y Simon Marwan, emprendida tras la muerte de su madre y que les llevará a descubrir hechos de la historia de su familia que les conducen al corazón del Líbano y, por último, reivindica la figura del periodista de televisión Dan Rather y de su equipo de investigación en la CBS, encabezado por la productora Mary Mapes, a través de una película cuyo título le da todo el sentido a este ciclo: “La verdad”.

 

Las películas que componen el ciclo La verdad sea dicha son:

 

16 de enero: Ágora, de Alejandro Amenábar

23 de enero: El nombre de la rosa, de Jean Jaques Annaud

30 de enero: Vencedores o vencidos, de Stanley Kramer

6 de febrero: 12 hombres sin piedad, de Sidney Lumet

13 de febrero: Trumbo, de Jay Roach

20 de febrero: Todos los hombres del presidente, de Alan J. Pakula

6 de marzo: Incendies de Dennis Villeneuve

13 de marzo: La verdad, de James Vanderbilt

Risas y conocimiento

Pasar un par de días en compañía de un tipo como el escritor Carlos Zanón es uno de esos privilegios cuyos efectos beneficiosos se multiplican exponencialmente. Porque con Carlos, o aprendes, o te ríes. Y, en muchos casos, aprendes a la vez que te despelotas de risa.

No sé si Carlos pensaba lo mismo que yo, en este preciso momento…

Estuve con él en Sevilla, en ese lugar prodigioso que es la Fundación Tres Culturas, con sede en el antiguo Pabellón de Marruecos de la Expo. Un lugar bello y hermoso a la vez que funcional y cuya biblioteca, con miles de libros de autores de ambas riberas del Mediterráneo, se convierte en espacio de encuentro y convivencia. Allí se dan la mano los autores árabes con los israelíes, griegos, balcánicos, italianos, franceses o españoles. Escritores muchos de ellos mestizos, nómadas, expatriados, apátridas y multiculturales.

Durante la presentación sevillana de la memorable novela “Taxi”, el escritor Juan Ramón Biedma tuvo el acierto de hacerle un test de personalidad a Zanón, quien desconocía las preguntas de antemano. Su agilidad mental, su capacidad de recordar historias fascinantes y divertidas y su mordaz sentido del humor convirtieron la presentación en un monumento a la inteligencia.

Marco auténticamente incomparable

Volví a Granada en coche, con Carlos y Olga Cuadrado, escuchado la play list que ha creado para “Taxi” desde su Fundación Tres Culturas, mientras tramábamos, planeábamos, conversábamos y reíamos; con Tánger en el horizonte más cercano, por ejemplo, con nuestro amigo Antonio Lozano.

Hablamos de literatura, de lectores y lecturas; de viajes, de política y del TEMA, por supuesto. Que Carlos no solo es uno de los grandes cronistas literarios de Barcelona, sino el nuevo comisario de BCNegra y el autor encargado de dar continuidad a Pepe Carvalho, el mítico personaje de Manuel Vázquez Montalbán.

Nuestro paso por Canal Sur, con Vicky, lectora entusiasta de Zanón

En ese otro templo que es el restaurante de Álvaro Arriaga seguimos pegando la hebra antes de pasar por Picasso y llevarnos un buen puñado de libros, anticipando el Día de las Librerías (AQUÍ, muestras de nuestro paso por la librería).

Y por fin, la presentación granadina, en CAJAGRANADA, con un incisivo Juan Alberto Martínez, de Niños Mutantes, profundizando en el proceso creativo de un Zanón que se abrió en canal antes los lectores que llenaban la sala.

Presentación en Granada, con Alhambra de fondo

Otra vez el conocimiento. Y las risas. Porque, como defiende Carlos, las únicas conversaciones interesantes y soportables son las que, al terminar, te han servido para aprender algo nuevo o te han arrancado una carcajada.

Jesús Lens

Carchuna & Corto Maltés

Quiso la casualidad que, ayer lunes, día en que se celebraban los 50 años de la publicación de la primera aventura de Corto Maltés, estuviéramos en la Costa Tropical, con Concepción Abarca y CAJAGRANADA Fundación, entregando unas sillas anfibias para las playas de Carchuna y Calahonda.

50 tacos ha cumplido ya el marinero surgido de lo más profundo del océano -y de la fértil y portentosa imaginación de Hugo Pratt- una ocasión extraordinaria para reflexionar sobre un tema en el que no solemos reparar: la dificultad de acceso al mar para miles de personas de movilidad reducida.

 

El mar, sinónimo de goce y disfrute, de aventuras náuticas, de intrépidas singladuras, de catamaranes que surcan las aguas a toda vela, del descubrimiento submarino de los fértiles fondos marinos o del surf más espectacular; es terreno vedado para personas que, por su avanzada edad o por accidentes y desgraciados avatares de la vida, no pueden valerse por sí mismas. Para miles de personas, algo tan aparentemente sencillo como darse un chapuzón, en la orilla del mar, es imposible.

Una sociedad es tanto más avanzada cuanto mejor cuida y protege a su gente más necesitada y vulnerable. Y hacer posible que ancianos y personas parapléjicas o tetrapléjicas se bañen en las aguas del Mediterráneo, con seguridad y en unas condiciones dignas, es justo y necesario.

 

Lo decía David, responsable de Serviola que gestiona el servicio de sillas anfibias: las caras de satisfacción de gente que lleva años sin tocar las aguas del mar, cuando por fin consigue bañarse, no tiene precio. “Los hay que lloran, que te abrazan y que hasta tratan de invitarte en el chiringuito más cercano”.

 

Como chuchero de toda la vida, aunque últimamente ejerza poco, me produce una íntima a la vez que inmensa alegría que dos de nuestras playas más cercanas sean accesibles. Ha sido un empeño feliz de Conchi Abarca, peleona presidenta de la ELA Carchuna Calahonda, que se ha anotado un importante tanto para la comunidad.

Me gusta esta mujer, su carácter y su claridad de ideas, que dejó pasar las Banderas Azules –y la consiguiente foto- por no entrampar a Carchuna y a Calahonda en unos gastos inasumibles; ejemplo práctico de cómo no sobrepasar eso que se ha dado en llamar “el techo de gasto”. ¡Enhorabuena y a celebrarlo, con un baño… y un álbum de Corto Maltés!

 

Jesús Lens

El quinteto más internacional de Andrés Jiménez, segunda cita con el Primavera Jazz de CAJAGRANADA

El jueves20 de abril, a las 21.30 horas, el Teatro CAJAGRANADA, sin gradas y con ambiente de Club, continúa con su ciclo Primavera Jazz, organizado junto a la Asociación Ool Ya Koo

 

Con las entradas a 10 euros (8 euros para los socios de Ool Ya Koo y un acompañante) el Quinteto de Andrés Jiménez interpreta sus propias composiciones de estilo post-hardbop, enérgico y lírico a la vez, acompañado de su Quinteto más internacional

 

El Quinteto de Andrés Jiménez, que está girando por toda Europa para presentar su disco más reciente, Nirodha, es el encargado de continuar con el nuevo ciclo Primavera Jazz, en el Teatro CAJAGRANADA. El pianista y compositor nacido en Ginebra viene acompañado por Antoine Brouze a la batería; Blaise Hommage al bajo; Jeff Baud a la Trompeta y Manu Gesseney al Saxofón.

 

Producido por CAJAGRANADA Fundación, con la colaboración de la Asociación de jazz de Granada Ool Ya Koo, el ciclo Primavera Jazz continúa mañana jueves, a las 21.30 horas, con el Teatro CAJAGRANADA convertido en club de jazz, sin gradas, con mesas y sillas en las que disfrutar de una bebida, cómodamente sentados.

Conocido anteriormente como Marcos Jiménez, Andrés Jiménez se presenta en grandes eventos internacionales de jazz y clubes de jazz de todo el mundo. Sus principales proyectos como líder incluyen un quinteto, un trío y él solo al piano. Además de su carrera en el escenario, Andrés es un profesor regular en el Ejma de Lausanne y AMR en Ginebra.

 

Andrés Jiménez, español nacido en Ginebra, Suiza, comenzó a la edad de 10 años tocando todo lo que oía. La música ha sido siempre parte de la vida de su familia que produjo varios músicos profesionales: “mis padres compraron un piano a su llegada a Ginebra, me inicié reproduciendo lo que escuché en discos y de radio, pronto comencé a improvisar mis propias composiciones”.

 

Andrés Jiménez estudió piano de jazz durante dos años con el pianista Michel Bastet. Luego, durante ocho años, asistió al curso de Sébastien Risler en el Conservatoire Populaire de Genève, donde estaba profundamente inmerso y fascinado por la música clásica y contemporánea. Además, tomó clases de composición con el compositor Eric Gaudibert.

 

Más tarde, dió clases de piano con Franco d’Andrea, Richie Beirach y,el más importante, Kenny Werner. En 1995 se graduó de sus estudios clásicos obteniendo un certificado con las felicitaciones del Jurado, y el Premio Especial Kneiffel.

 

Luego continuó su exploración del jazz como autodidacta, transcribiendo solos y arreglos, tocando con músicos locales como Erik Truffaz, Maurice Magnoni, Mathieu Michel, Christophe Calpini, Patrice Moret, Daniel Schläppoi, Dominic egli, Marcel Papaux, por nombrar algunos.

También formó el cuarteto de Andrés Jiménez y realizó sus propias composiciones con músicos como Marc Johnson para una gira por Suiza y Francia, Bänz Oester y Norbert Pfammatter.

 

Andrés Jiménez ha acompañado a muchos cantantes, entre ellos Christine Python, con quien ganó el premio Sacem en la competencia vocal del Festival de Crest en Francia, tocó con el baterista Daniel Humair y trabajó con el cantante francés Zizi Jeanmaire y el coreógrafo Roland Petit. Fue el pianista y arreglista de lo que debería ser el último “Tour de chant” de la Sra. Zizi Jeanmaire. También compuso una canción para ella, que fue grabada en el álbum “La Liberté est une Fleur”.

 

Con su quinteto interpreta sus propias composiciones de estilo post-hardbop, enérgico y lírico a la vez. Acaban de sacar un disco “Nirodha” para el sello “Unit Records”.

 

El ANDRES JIMENEZ QUINTET está conformado por:

 

Andres Jimenez – Piano y composición

Antoine Brouze – Batería

Blaise Hommage – Bajo

Jeff Baud – Trompeta

Manu Gesseney – Saxofón