HAY FESTIVAL EN GRANADA

Esta semana, Granada se viste de gala para recibir el Hay Festival. ¿Lo conocen? ¿Piensan subir a alguna de sus convocatorias? ¿Qué intervenciones se prometen, por anticipado, como las más interesantes? (El programa Hay-granadino es éste…)

Adaptando lo complicado de mi horario de estos meses, iré a “Escritores de viajes”, el viernes noche; y a la charla entre Jerónimo Páez y Juan Goytisolo, el sábado por la tarde (*)

Insistimos, ¿qué les parece esto del Hay Festival? ¿Estaremos los granadinos dispuestos a pagar por escuchar a gente hablar de libros, periodismo, el conflicto de Oriente Medio, la situación de la mujer en las culturas árabes, etcétera?

Jesús Lens.

(*) Escritores de viajes

Tahir Shah, Chris Stewart y Michael Jacobs con Juan Antonio Díaz

Evento 16. viernes 04 de abril 20:30

Tres autores describen su visión personal sobre la literatura de viajes, así como la percepción que se tiene de España y del mundo islámico desde el extranjero, poblada aún de estereotipos románticos. Tahir Shah, autor y director de documentales, ha escrito varios libros en los que describe su exploración de diversas áreas remotas del planeta; su última publicación, In Arabian Nights, nos habla de cómo los cuentos son empleados en Marruecos para trasmitir ideas, valores e información. Chris Stewart, antiguo batería de la famosa banda Genesis, es el autor del best seller internacional Entre limones. Historia de un optimista; su obra más reciente Almond Blossom Appreciation Society, está ambientada en parte en Marruecos, e incluye referencias sobre la inmigración ilegal marroquí en España. Michael Jacobs es autor de literatura de viajes, hispanista y crítico; entre sus libros encontramos Alhambra, In the Glow of the Phantom Palace y Ghost Train through the Andes. En conversación con el académico y experto en literatura de viajes británica, Juan Antonio Díaz.

Se ofrecerá traducción simultánea al español.

Juan Goytisolo y Jerónimo Páez

Evento 20. sábado 05 de abril 17:00

Juan Goytisolo se define a sí mismo como “castellano en Cataluña, afrancesado en España, español en Francia, latino en Norteamérica, nesrani en Marruecos y moro en todas partes”. Juan Goytisolo nació en Barcelona en 1931. Se instaló en París en 1956 y comenzó a trabajar como asesor literario de la editorial Gallimard. Entre 1969 y 1975 fue profesor de literatura en universidades de California, Boston y Nueva York, actividad que no ha abandonado a lo largo de su vida.

La trayectoria literaria de Juan Goytisolo es una de las más relevantes de la segunda mitad del siglo XX. Es autor de una extensa y variada obra narrativa y ensayística. Ha cultivado géneros como el reportaje, la literatura de viajes, o las memorias. Además de su labor estrictamente literaria, Goytisolo es un intelectual influyente y colaborador habitual en prensa. Conversará con Jerónimo Páez, director de la Fundación El Legado Andalusí.

GANAR CLIENTES A CASCOPORRO

Criticábamos hace unos días la falta de profesionalidad de un camarero que nos atendió tarde, mal y nunca. Y nos quedó mal sabor de boca porque, como dice Alfa, hay otros muchos profesionales de la hostelería que cumplen extraordinariamente bien con su exigente y generalmente mal remunerado trabajo.

El domingo a mediodía, sin ir más lejos, tuvimos ocasión de comprobarlo en la persona de Rosa, la simpática y diligente camarera de una Venta situada en mitad de la vega, entre Fuente Vaqueros y Valderrubio.


Habíamos estado corriendo en Loja, los amigos de Las Verdes, la carrera de turno del Circuito de Fondo de Diputación. (La reseña de la carrera la ha escrito, de forma inmejorable, nuestro querido amigo Corricolari.) Terminamos cerca de las 13 horas y, mientras algunos de los miembros del grupo se volvían a Granada a ducharse, cambiarse y recoger a sus parejas, los más tranquilos nos fuimos directamente a la Venta, donde habíamos reservado mesa para comer, en un acto de confraternización amistoso-deportiva.

– Habéis llegado pronto – nos dijo la rubia señora que, elegantemente ataviada con su chaquetilla negra, nos recibió a la entrada de la Venta.
– Es que tenemos sed y vamos a tomar una cervecilla antes de la comida.
– Pues sentaos en aquella mesa, que es la que os hemos reservado. Los servicios los tenéis girando a la izquierda.
– Pues muchas gracias. ¿Nos puede ir trayendo usted unas Alhambra…?
– Chicos, como vais a pasar aquí bastante rato ¿por qué no me llamáis de tú? Mi nombre es Rosa.
– Estupendo Rosa. ¿Nos traes, por favor, unas Alhambra 1925 bien frías?
– Si os parece, os pongo una de esas botellas especiales que han sacado, la de tres cuartos de litro, que las tenemos casi heladas.


Ése fue el comienzo de una hermosa relación, que se prolongó hasta bien entrada la tarde. Rosa, toda simpatía y buen hacer, nos recomendó las entradas, los platos fuertes y hasta el postre. Gracias a su buen hacer, además de las ensaladas y carnes que habríamos pedido de no contar con su concurso, encargamos migas, conchas finas y ensaladillas de pimientos. Además, y aunque teníamos previsto tomar el postre y el café en Santa Fe, nos comimos en la Venta unas extraordinarias leches fritas y una variada gama de cafés, carajillos y digestivos. Y, después, las copas.

Con simpatía y profesionalidad, un camarero consigue lo que se proponga de su cliente. Y éste pide y pide; y después paga tan contento. Porque cuando comemos en la calle, nos gusta sentirnos bien tratados, cómodos, alegres y a gusto. Es la manera de prolongar la estancia en el local y, por ende, de consumir más. Es la forma que te hace volver en sucesivas ocasiones.

Porque los colegas de Las Verdes somos amigos del correr, pero también del recuperar los líquidos perdidos, en forma de zumo de cebada. Y en botella verde. Nos gusta comer, beber y disfrutar de largos, regados y merecidos terceros tiempos. Y gracias a Rosa, esa Venta que queda a mitad de camino entre la Fuente y Valderrubio ya se ha convertido en lugar de referencia y regreso obligado para nosotros.


¡Un brindis a su salud!

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

PD.- Sin olvidar, claro, la alta calidad de las carnes que nos comimos. ¡Qué choto! ¡Qué lomo! ¡Qué chuletones! ¡La que te perdisteis, Compae, Víctor, Mario & Co!


PD II.- ¿Qué lugares/locales recomendarías, por la simpatía y el buen hacer de las personas que los gestionan?

CAMBIOS, CABECERAS, MUTACIONES

Como un Pollock, ha sido definida por una lectora la nueva cabecera de esta Bitácora, confeccionada por nuestro querido amigo José Manuel.

Y es que uno tiene muchos y buenos amigos, que le echan una mano en un montón de cosas. Si Twister preparó una cabecera en verde hace unas semanas, que ha lucido orgullosamente en esta página durante un montón de días; ésta de ahora, repleta de detalles y que combina colores, letras y símbolos, es todo un lujo.

No sé qué os parecerá, pero a mí me gusta un montón. Es tan ecléctica y variada como lo son los contenidos de la Bitácora, de cine y música a deportes, viajes, libros y televisión.

Imagino que será más del agrado de unos que de otros.

Pero es una chulada esto de tener amigos que le permiten a uno que su Blog sea algo vivo, mutable, adaptable, diferente y único. Mil gracias a todos los que hacéis cabeceras, los que me mandáis fotos e IMGs curiosas, los que comentáis las entradas, los que me enviáis mensajes privados dando opiniones o sugerencias, los que estáis al otro lado, leyendo…

Suscribamos las palabras de Elliot Gould: “Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.”

Un fraternal abrazo virtual a esta comunidad de Pateantes del Mundo, que crece, que cambia, que evoluciona.