Hoy presentamos “Cineasta Blanco, Corazón Negro”

Hoy vamos con una notable dosis de autobombo. Pero es que hoy es la puesta de largo… ¡Y en la Feria del Libro! ¡Y en mi CajaGRANADA! ¡Y con mis amigos! Primero, atentos a la columna de José Enrique Cabrero en IDEAL… ¡Impagable! Ahí va la Nota de Prensa que hemos preparado…

En el marco de la feria del libro, se presenta al nuevo libro de Jesús Lens, recién publicado por la editorial ALMED, en el que se hace un completo, ameno y muy interesante repaso por casi cien películas de todos los tiempos, desde “Mogambo” y “Hatari!” a “El jardinero fiel” o “Memorias de África”

El jueves 25, a las 19 horas, Andrés Sopeña presentará la obra y, a las 20 horas, el autor firmará ejemplares en la Caseta de Firmas de la Feria

Foto: Miguel Ángel Molina
Foto: Miguel Ángel Molina

“La historia de África ha sido testigo de que cuando se encuentra algo de valor, los africanos sufren y mueren en masa. Esto ya ha sucedido con el marfil, el caucho, el oro y el petróleo. Y ahora sucede con los diamantes. Con esas piedras se compran armas y se financian guerras civiles.”

Con esta cita, extraída de la película “Diamantes de sangre”, se abre el nuevo libro de cine del escritor granadino Jesús Lens, “Cineasta Blanco, Corazón Negro”, en el que el autor hace un completo repaso, repleto de anécdotas y de información sobre casi cien películas cuya acción transcurre en el continente africano.

África es, geográficamente, nuestro continente más cercano. Sin embargo, sigue siendo cultural y emocionalmente muy desconocido y lejano para buena parte de los ciudadanos del primer mundo. El cine, como una de las ventanas que mejores vistas ofrecen al mundo exterior, es uno de los espejos más potentes en los que se refleja la imagen de un continente que suele mostrarse a caballo entre lo aventurero y paisajístico y lo oscuro, peligroso y siniestro.

Gran parte de lo que sabemos –o creemos saber- sobre culturas, países y sociedades diferentes a la nuestra, lo sabemos –o creemos saber- gracias al cine.

Fotografía de Miguel Ángel Molina
Fotografía de Miguel Ángel Molina

En su introducción a “Cineasta Blanco, Corazón Negro”, Jesús Lens escribe “¿Qué imagen de África tenemos los aficionados al cine? ¿Qué nos han contado algunos de los directores más grandes de la historia sobre el continente negro? ¿Dónde está el límite entre la realidad y la ficción, entre la historia y la leyenda? Cuando escuchamos la palabra “África”, ¿qué imágenes se nos vienen a la cabeza? ¿En qué paisajes, en qué personas, en qué personajes pensamos, por asociación de ideas, imágenes y sensaciones?”

Y continúa: “Efectivamente, África es sinónimo de aventura para muchos de nosotros. De pureza. De autenticidad. En África se encuentran, en pleno siglo XXI, algunas de las grandes maravillas de la naturaleza y todavía quedan paisajes vírgenes, grupos humanos incontaminados, Parques Nacionales en los que la vida y la muerte dirimen sus diferencias las veinticuatro horas del día”.

Así las cosas, “Cineasta Blanco, Corazón Negro” es un libro que invita a hacer un viaje entre lo real y lo cinematográfico, entre lo visto, lo imaginado y lo soñado.

Un viaje que arranca cruzando el Estrecho de Gibraltar. Un recorrido que comienza cerca, muy cerca de España. A catorce kilómetros nada más. Y que conducirá al lector, primero, por los países de ascendencia árabe y las tierras más allá del Sáhara, hasta entrar en Etiopía. Desde allí atravesará la cordillera del Rift, puerta del África mítica en la que el Kilimanjaro es el rey. Hará escala en sus grandes parques nacionales, descubriremos las Fuentes del Nilo y navegará por los lagos Victoria y Alberto.

¡Ese Garabato Digital de Colin Bertholet!
¡Ese Garabato Digital de Colin Bertholet!

Tras saludar a los gorilas de montaña en el Ruwenzori y visitar la zona de los Grandes Lagos, bañados por la sangre de los hutus y los tutsis, el libro hace una imprescindible parada en el Congo y sigue descendiendo hacia el sur, hasta la tierra de los zulúes, el apartheid, Mandela y Biko, donde finaliza el recorrido.

Un viaje cuyo autor promete que será tan extenuante como excitante. Tan arriesgado y peligroso como ilustrativo y enriquecedor.

Y entretenido. Porque filmar en África sigue siendo complicado, difícil y, a veces, hasta surrealista. Y todo ello provoca rodajes repletos de anécdotas que Jesús Lens ha rastreado con paciencia para compilar en un libro de habla de películas conocidas por todos y otras que el lector arderá por ver cuando lea “Cienasta Blanco, Corazón Negro”.

Y es que, como señala el escritor Fernando Marías en el prólogo, estamos ante el mejor libro que ha escrito Jesús Lens hasta la fecha.

En Twitter: @Jesus_Lens