España, hoy, en primera persona del plural

Me ha gustado Scariolo en una entrevista: “Este éxito no es una reivindicación; las críticas me traen sin cuidado. Ya he comprobado que que hay dos ritmos: el equipo va a una velocidad y todos los demás van a otra, por desconocimiento. HAY QUE RESPETAR TODAS LAS OPINIONES, PERO NO TENERLAS EN CUENTA“.
 
Y es que… ¡Oigan, oigan! ¡Vale ya!
Scariolo oro
 
Una cosa es la comprensible, forofista y ventajista pluralización de todos éxito deportivo (somos campeones, hemos ganado el oro…) y otra es haber pasado del “estos tíos ESTÁN viejos” y “este equipo no TIENE banquillo” a ese impostado y falsamente triunfalista “hemos demostrado que en España, todos juntos y trabajando en equipo; somos los mejores y no hay quien nos gane”.
 
A ver.
 
Aquí, los mejores, son Gasol, Rudy y el resto de jugadores; Scariolo y sus ayudantes; los fisios y los preparadores físicos.
 
Los demás, lo único que SOMOS, es privilegiados espectadores.
Scariolo medalla
Y, la mayoría de las veces, unos espectadores muy críticos, resabiados, injustos y crueles.
Que hoy parece que el triunfo de España en el Europeo sea una fábula de Esopo o un cuento de los hermanos Grimm; arrimando cada cuál el ascua de la victoria a la sardina partidista de turno.
Jesús Lens
Twitter Lens