• Hasta los gráficos de nivel de las pistas de esquí de Sierra Nevada asustan menos que eso…. Buffff… (y lo malo es que nadie les ha enseñado aún a frenar cuando van cayendo…)

  • Qué razón tienes Raúl. Son como las pistas negras. Las más peligrosas

  • Pingback: La deuda española « Pateando el mundo()