Cámara lenta

El Twitter y sus 140 caracteres son un estímulo fantástico para trabajar la ficción súbita, los nanorrelatos, los aforismos y otras perlas de la contención dialéctica.

En estas semanas estoy enfrascado en tres secciones propias de la distancia que me resultan especialmente atractivas. Una está compuesta por los “No es lo mismo…”, en los que me gusta jugar con la fonética y el doble sentido de las palabras. La segunda sección son los Diálocos, que no requieren presentación.

Y, ahora, sumo los “Cuánto daño ha hecho…” Así, la semana pasada se organizaba en el Facebook un animado debate en torno a “Cuánto daño ha hecho el concepto “Gratis” a la cultura”.

Hoy lunes vamos con este otro: “Cuánto daño ha hecho la cámara lenta a la narración cinematográfica”.

Cámara lenta

¡Viva la economía gramatical!

 

Jesús Lens

Firma Twitter