A hard rain’s gonna fall

Queremos ponerle banda sonora a este viernes en que, corriendo, nos ha diluviado. No podía dejar de acordarme de esta canción de Bob Dylan:

 

Al volver, escribía en el Facebook: “Llovía. Empezó a llover al salir y ya no paró hasta la vuelta. Llovía tanto que pude beber agua solo con levantar la cabeza hacia el cielo, abrir la boca y sacar la lengua.

 

Llovía tanto que, al primer kilómetro, ya iba calado hasta los huesos.

 

Y, sin embargo, había que salir.

 

Y correr.

 

Y subir y bajar cuestas.

 

Ahora duele un gemelo, claro.

 

Pero lo importante era correr.

 

Contra viento y marea.

 

Correr siempre.

 

Para después preguntar: “Where have you been my blue eyed son; and where have you been, my darling young one”?

 

En Twitter, corremos por @Jesus_Lens

 

Y el 5 de abril de 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012 publicamos mismamente lo que ahí está enlazado.