web analytics

Search Results for 'Orsi'

Vuelve la Nube Negra

Que no es que se haya ido en verano, pero que el otoño es la mejor época para volver a disfrutar de la Nube Negra, el sello negro y criminal que dirijo en la editorial Palabaristas.

 Nube Negra

¿Vosotros creéis en los Lectores de Verano? Yo, la verdad… poco. O se es lector, o no se es.

Y la novela negra demanda lectores. Buenos lectores. Porque la mejor novela policíaca, además de hacerte disfrutar, te hace pensar y reflexionar. Porque te muestra lo que está al otro lado de la realidad aparente.

Porque alumbra lo que, a lo que mandan, no les gusta que se vea.

Porque de la mano de los buenos policías y detectives, de los periodistas con olfato o, sencillamente, de los chavales con curiosidad; se pueden hacer grandes descubrimientos.

 Palabaristas Logo

A lo largo de octubre vamos a trabajar en textos procedentes de México y de Cuba. Pronto, más información.

Pero recuerda que Nube Negra tiene ya varios títulos publicados, en formato electrónico, de descarga tan sencilla como intuitiva. Y a un precio imbatible, asequible y asumible para cualquier lector.

Una oferta para que puedas leer en cualquier formato y dispositivo electrónico. Lecturas que te llevarán de Argentina a Sevilla, pasando por Cuba. ¡Ahí es nada!

El primero de los títulos es de descarga gratuita: “Mirando Espero”, de Justo Vasco. ¡Cuba linda, pero amarga!

 mirando espero portada

La Sevilla negra y criminal nos la muestra Juan Ramón Biedma en su sensacional “El efecto Transilvania”.

 El efecto Transilvania portada

Por Argentina nos movemos en un futuro que, quizá, no sea tan lejano. ¡Lean, lean la última e inédita novela de Guillermo Orsi, “El árbol del Vaticano”, una fábula negra y criminal en clave de ciencia ficción!

 El árbol del Vaticano Portada

Y volvamos a Cuba. A La Habana Vieja. De la mano de Amir Valle y sus “Últimas noticias del infierno”.

 Últimas noticias del infierno portada

¿Os apuntáis a esta vuelta al mundo negra y criminal?

Jesús Lens

Firma Twitter

Últimas noticias del infierno

“Últimas noticias del infierno”, la última novela de Amir Valle, nos devuelve al corazón de la Habana Vieja, en una trama negra y criminal con la prostitución y la transexualidad como temas principales

 

Disponible en edición digital, ya se puede comprar, de forma fácil y accesible, a través de la plataforma Lektu

 

Ya está disponible, a través de este enlace con la plataforma Lektu y por 2,95 euros, la nueva novela del escritor cubano afincado en Berlín, Amir Valle: “Últimas noticias del infierno”, que nos devuelve a una Habana Vieja más turbia que nunca, de la mano de dos de sus personajes de cabecera, el policía Alain Bec y el viejo gángster Alex Varga.

Últimas noticias del infierno portada

La novela

- La mierda ahoga esta ciudad. Y cuando descubres algunas de sus más sucias esquinas secretas sientes que la mierda te ahoga también a ti. Pero… es hermosa, ¿no crees?

 

- Es hermosa, viejo… Terrible y asquerosamente hermosa.

Sirva este diálogo como perfecto compendio de una novela corta de Amir Valle cuya longitud es inversamente proporcional a la cantidad de cosas que ocurren en ella.

“Últimas noticias del infierno”, publicado originalmente como relato largo, ha sido reescrita y ampliada por su autor como novela para la presente edición de la colección “Nube Negra”, y ya ocupa un lugar destacado en la novelística negra y criminal de Amir Valle; formando parte de su aclamada serie “El descenso a los infiernos”.

 Amir Valle

Dotada de una unidad e individualidad propias, lo que permite leerla como una historia policíaca clásica, con su planteamiento, nudo y desenlace; “Últimas noticias del infierno” está protagonizada por dos de los personajes habituales de Amir Valle: Alain Bec, policía; y Alex Varga, conocido como el Viejo, pez gordo de los bajos fondos de la Habana Vieja. Y es que, si la política suele hacer extraños compañeros de cama; el brutal asesinato y desmembramiento ritual de un viejo travestí hará extraños compañeros de investigación. O no tan extraños. Al menos, no tan extraños en Cuba.

A través de novelas como “Las puertas de la noche”, “Si Cristo te desnuda” o “Entre el miedo y las sombras”, Amir Valle ha ido narrando las biografías de Alain y Varga; vidas al límite que se entrelazan, se comunican, se hablan y se relacionan. Vidas conformadas por historias, aventuras y desventuras repletas de vida y pasión. Y de tensión y muerte. Biografías que desembocan en algo parecido a la amistad. Una amistad a veces ensombrecida por el horror, la repulsión y el miedo, pero siempre presidida por el respeto y la comprensión.

 Nube Negra

En el caso que nos ocupa, la investigación de la muerte de Sabrina, un viejo y conocido travelo de Habana Vieja, obligará a Alain y a Varga a viajar. Muy lejos. A viajar en el tiempo. A viajar hasta los años en que Cuba, la Puerta de las Américas, era un universo radicalmente diferente al de ahora. Un viaje, por cierto, que no resultará ni cómodo ni agradable, pero sí muy ilustrativo. Y de una importancia esencial en la consolidación de la relación entre Alain y el Viejo, a quién el lector conocerá mejor, mucho mejor, al terminar la novela, lo que le invitará no solo a leer las novelas anteriores de la serie, sino a esperar con ahínco la siguiente obra de ficción de un Amir Valle que, a través de estos personajes, está contando la historia más sórdida, desconocida y menos complaciente de La Habana.

Ensayista, historiador y periodista; Amir Valle, ganador del Premio Carmona de Novela Negra y gran conocedor del transfondo criminal de la Cuba contemporánea, es uno de los autores esenciales a los que hay que leer para desentrañar lo que ocurre en lo más profundo de La Habana, en la capital de esa Cuba que no aparece en los folletos turísticos ni en los anuncios de las agencias de viaje. Una Cuba que tampoco se encuentra en los discursos oficiales del régimen, por supuesto. Una Cuba que necesita de autores valientes y comprometidos, de autores de la talla del propio Valle, de Lorenzo Lunar o de Leonardo Padura; para ser descubierta por los lectores.

Una Cuba apasionada y apasionante, por supuesto, pero en la que las cosas nunca son lo que a simple vista parecen.

(Texto extraído de la introducción de “Últimas noticias del infierno” preparado por Jesús Lens para esta nueva edición).     

Acerca del autor

Amir Valle (Cuba, 1967). Escritor y Periodista. Saltó al reconocimiento internacional a través de su serie de novela negra “El descenso a los infiernos”, sobre la vida actual en Centro Habana, integrada por Las puertas de la noche (2001), Si Cristo te desnuda (2002), Entre el miedo y las sombras (2003), Últimas noticias del infierno (2004), Santuario de sombras (2006) y Largas noches con Flavia (2008).

 Justo Vasco, Amir Valle y Lorenzo LunarLorenzo Lunar, Justo Vasco y Amir Valle, en Semana Negra de Gijón
y nuevamente reunidos en Nube Negra y Palabaristas

Su libro Jineteras (Planeta, 2006), también publicado como Habana Babilonia. Prostitución en Cuba (Ediciones B, 2008) obtuvo el Premio Internacional Rodolfo Walsh 2007, a la mejor obra de no ficción publicada en lengua española durante el 2006. En el 2006 obtuvo el Premio Internacional de Novela Mario Vargas Llosa con Las palabras y los muertos (Seix Barral, 2006) y en el 2008 el Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona, de España, con Largas noches con Flavia.

Sus libros más recientes son Hugo Spadafora – Bajo la piel del hombre (biografía novelada, Aguilar-Santillana, 2013) y Nunca dejes que te vean llorar (novela, Penguin Random House, 2014). Actualmente reside en Berlín desde donde dirige OtroLunes – Revista Hispanoamericana de Cultura.

La editorial Palabaristas y la plataforma Lektu

La editorial Palabaristas nació en 2012, puesta en marcha por Cristina Macía e Ian Watson, escritores, traductores, editores y agitadores culturales que dieron el salto a la edición digital para acercar la literatura a esos dispositivos móviles que todos llevamos con nosotros.

 Palabaristas Logo

A través de sus colecciones Nube Púlsar (ciencia ficción), Nube Negra (negra y policíaca), Nube Neuron (pensamiento crítico) y Nube Inquisitor (títulos originales en inglés); Palabaristas se compromete con la mejor literatura de género, en cuidadas ediciones digitales de novelas y obras de autores, entre otros, como Ian Watson, Justo Vasco, Guillermo Orsi, Juan Ramón Biedma, Andy West o Mauricio-José Schwartz; que forman parte de su catálogo.

Lektu, por su parte, es una plataforma de edición digital puesta en marcha en 2014, abierta a todas las editoriales que quieran publicar a través de ella y que se basa en la sencillez y la transparencia a la hora de comprar y descargar los libros, de forma que los lectores encuentren un espacio de lectura confortable, cómodo, confiable y atractivo. Su web: www.lektu.com

Jesús Lens

Firma Twitter

Palabaristas reedita “El efecto Transilvania”, de Juan Ramón Biedma, en formato digital

La publicación en formato digital, por primera vez, de “El efecto Transilvania”, tercer título de la colección Nube Negra, publicada por la editorial Palabaristas; pone al alcance de los lectores una de las novelas más aclamadas del escritor sevillano Juan Ramón Biedma

 

Ya está disponible, a través de la plataforma Lektu, la reedición de “El efecto Transilvania”, una de las novelas capitales en la obra del autor sevillano Juan Ramón Biedma, al precio de 2,95 euros, de forma que pueda ser accesible por todo el público lector amante de las emociones fuertes.

http://lektu.com/l/palabaristas/el-efecto-transilvania/361

A ver qué os parece el texto que he preparado para presentar esta edición:  

¿Se imagina el lector que en el centro de Sevilla, en vez de que el consistorio se hubiera gastado decenas de miles de euros en construir las Setas, un potente grupo inmobiliario hubiese decidido erigir una gran pirámide de inspiración prehispánica?

“El efecto Transilvania”, de Juan Ramón Biedma, nos traslada a una Sevilla alternativa, diferente de la oficial. Una Sevilla en la que la Torre del Oro no brilla precisamente con esplendor y cuyo cielo aparece poblado de inquietantes cometas negras y coronado por un dirigible cuya alargada sombra nos retrotrae a un terrible pasado, no del todo finiquitado y enterrado.

 El efecto Transilvania portada

En los descampados, polígonos, colegios y arrabales de esa Sevilla tan extrañamente bizarra viven, juegan, van a clase y sueñan una pandilla de amigos que, desde el principio de la narración, empiezan a ver, sentir y experimentar fenómenos extraños; lo que no es de extrañar dado que la ciudad de apresta a acoger un espectáculo nada edificante: la ejecución pública de una chica joven, originaria del Perú.

Eme, el protagonista de la historia, es uno de esos personajes singulares que interpreta la vida de una forma distinta a los demás. Recién dado de alta en el hospital, tras haber superado una extraña enfermedad de la que nadie le quiere decir nada, Eme disfruta de la compañía de sus amigos: Paco Ballesta, un cuentista de tomo y lomo; el mexicano Fritz o Tona. Pero, sobre todo, disfruta de la compañía de la enigmática Peña. Mientras le dejan.

Así, cuando Peña desaparezca, el único propósito de Eme será encontrarla y para ello no dudará en utilizar los métodos que considere necesarios, por muy raros y extravagantes que puedan parecer; ni en contactar con los personajes más enigmáticos que imaginarse pueda.

“El efecto Transilvania” es un título capital en la narrativa de Juan Ramón Biedma que, conectando con sus obras anteriores, anticipa tanto los temas y el estilo como a los personajes de sus siguientes novelas. De hecho, a los chavales y algunos secundarios de “El efecto Transilvania” los volveremos a encontrar, unos años después, protagonizando la demoledora y genial “El humo en la botella”, otra de las cumbres narrativas de su autor.

Protagonistas que son personas al margen, con una visión y una interpretación de la vida absolutamente particular, personal, única e irrepetible. Personajes que podrían protagonizar una película de David Lynch, por ejemplo. Pero siempre en un universo muy reconocible: Sevilla. Una Sevilla, eso sí, que jamás podrías encontrar en una guía turística al uso.

 Palabaristas Logo

Una Sevilla fantástica y terrorífica que, sin embargo, la prodigiosa capacidad descriptiva de Biedma convierte en una Sevilla muy creíble para quién se atreva a profundizar en sus ominosos secretos. Una Sevilla extraña, pero tan real que, a veces, da miedo. Porque una de las características estilísticas del autor es conseguir que sus libros transmitan sensaciones. Sensaciones físicas: además de contagiar un intenso desasosiego, “El efecto Transilvania” mancha las manos del lector. Las mancha de tizne, de barro y, a veces, hasta de sangre.

Advertido quedas.

 

Acerca del autor

Juan Ramón Biedma nace en Sevilla, estudia Derecho, y se dedica durante años a la gestión de emergencias, actividad que ha compartido con la de locutor de radio, guionista y crítico cinematográfico, así como con la colaboración en diversas publicaciones y antologías -La lista negra, Libertad Condicionada y otros relatos, Guernika variaciones, La Biblia-El libro, Aquelarre…

 Juan Ramón Biedma

“El manuscrito de Dios” (Ediciones B), Mención Especial del Jurado en el II  Premio de Novela fallado por la Semana Negra de Gijón del 2004 y finalista del Memorial Silverio Cañada, supone su debut en el campo de la novela, iniciando una trayectoria que se vería continuada con “El espejo del monstruo” (Ediciones B) -lectura obligatoria en la facultad de medicina de México- y “El imán y la brújula” (Ediciones B), premios Hammett, NOVELPOL y Crucedecables a la mejor novela policiaca del 2007.

Sus siguientes trabajos fueron “El efecto Transilvania” (Roca Editorial) y la novela gráfica “Riven. La ciudad observatorio” (Ediciones B). En junio del 2010 publica “El humo en la botella” (Salto de Página) nominada al premio Hammett y merecedora del Premio Especial de la Dirección de la Semana Negra 2010, premio NOVELPOL y considerada por la Gangsterera como la mejor novela del 2010. En febrero del 2011, aparece “Antirresurrección” (Ediciones Dolmen) Nominada al NOVELPOL 2012 y al premio CELSIUS a la mejor novela fantástica del año.

Sus obras, continuamente reeditadas, citadas y seguidas por un numerosísimo grupo de lectores incondicionales, han sido traducidas hasta ahora al portugués, griego, alemán, ruso y turco.

(Para más información, consultar su web

 www.juanramonbiedma.es)

La editorial Palabaristas y la plataforma Lektu

La editorial Palabaristas nació en 2012, puesta en marcha por Cristina Macía e Ian Watson, escritores, traductores, editores y agitadores culturales que dieron el salto a la edición digital para acercar la literatura a esos dispositivos móviles que todos llevamos con nosotros.

 Nube Negra

A través de sus colecciones Nube Púlsar (ciencia ficción), Nube Negra (negra y policíaca), Nube Neuron (pensamiento crítico) y Nube Inquisitor (títulos originales en inglés); Palabaristas se compromete con la mejor literatura de género, en cuidadas ediciones digitales de novelas y obras de autores, entre otros, como Ian Watson, Justo Vasco, Guillermo Orsi, Juan Ramón Biedma, Andy West o Mauricio-José Schwartz; que forman parte de su catálogo.

Lektu, por su parte, es una plataforma de edición digital puesta en marcha en 2014, abierta a todas las editoriales que quieran publicar a través de ella y que se basa en la sencillez y la transparencia a la hora de comprar y descargar los libros, de forma que los lectores encuentren un espacio de lectura confortable, cómodo, confiable y atractivo. Su web: www.lektu.com

Jesús Lens

Firma Twitter

El árbol del Vaticano

Queridos: ya sabéis que estamos en pleno lanzamiento de la Colección Nube Negra, que dirijo para la editorial Palabaristas y que editamos en formato digital.

 Nube Negra

Hace unos días os traía, gratis, la novela “Mirando espero”, de Justo Vasco, reedición de una maravillosa novela, galardonada con el Premio Dashiell Hammett de hace unos años. Hoy, y como primicia, un estreno de lujo: la nueva, inédita, sorprendente y arrebatadora nueva y última novela de otro Premio Hammett y Premio Carmona de Novela Negra: Guillermo Orsi. Al imbatible precio de 4,95 euros… ¡un novelón que puedes comprar AQUÍ!

Guillermo y Justo Vasco, nuestros dos primeros autores en Nube Negra

Guillermo y Justo Vasco, nuestros dos primeros autores en Nube Negra

Ahí va la introducción que he preparado para esta edición:

¿Se imagina el lector que la “Laura” de Otto Preminger o “La mujer del cuadro” de Fritz Lang hubieran desaparecido en la Buenos Aires de un futuro no excesivamente lejano? Una Buenos Aires caótica y desestructurada, sitiada por una Niebla perpetua, ferozmente dividida en sectores y en la que poner un pie en la calle es una invitación a que un francotirador te siegue la vida de un disparo. Una violenta Buenos Aires en la que la medicina y la ciencia han quedado proscritas, sustituidas por la superchería, la adivinación y la hipnosis.

 El árbol del Vaticano Portada

Y es en esa Buenos Aires, quizá no tan improbable como una primera lectura podría hacer pensar, donde vive y trabaja Arquímedes Newton Romano, antiguo médico obligado a reciclarse en Buscapersonas, al que un repulsivo cliente, no por casualidad apodado “El Roedor”, le encarga que encuentre a una mujer, siempre una bella mujer: Lana. ¿O es Elana? Aunque… ¿y si fuera Perla?

A lo largo de “El árbol del Vaticano”,  Romano irá recorriendo una ciudad en descomposición en la que la lucha de clases hace tiempo que terminó, con un resultado tan previsible como desolador: (casi) todos muertos. Y, aun así, sigue habiendo clases: la clase baja, la clase minúscula y la infraclase.

También quedan, por supuesto, los (escasísimos) vencedores de la contienda. Tipos como El Roedor. Y algún que otro outsider. Como Colorado Badaraco, mercader de arte. O Duarte Tercerro, un cíberartista para el que, en su momento, posó Lana, de la que quedó lógica y justificadamente enamorado.

“¿Qué tenía? Tres nombres, por ahora, para un solo e irrepetible par de ojos, cuyo color e intensidad variaba según las estaciones y la capacidad de apreciarlos de quien tuviera el privilegio de ser mirado por ellos”.

Navegando entre violentas bandas de Quickers y de Crackers, con la no siempre grata compañía de su socio Gorlero; durante su búsqueda, Romano tendrá que ingresar en el demencial sector Desamparado, del que nadie sale con vida y donde los temible Marabunta campan por sus respetos, pero también tendrá que sumergirse en los no menos amenazadores barrios altos de una ciudad en la que la humanidad de sus vecinos parece haber sido succionada por la Niebla.

 Guillermo Orsi negra y criminal

A través de un descomunal ejercicio de desbocada y portentosa imaginación, el escritor argentino Guillermo Orsi ha trazado en “El árbol del Vaticano” una de esas inquietantes distopías que, por desgracia, podrían llegar a ser.

Estamos ante una novela que combina el género negro y policial del que Orsi es consumado maestro con un contexto de ciencia ficción anticipatoria muy, pero que muy anclada en la realidad que podemos leer cada día en los periódicos y ver en los noticieros.

Y, sin embargo, en mitad del caos y la podredumbre, el cambiante color de los ojos de Lena nunca deja de iluminar al lector, acompañándole a través de una desbordante y adictiva lectura.

Jesús Lens

Firma Twitter

Colección Nube Negra

Pues sí. ¿Ves como sí había una razón para estar menos presente en esta Bitácora y en las Redes en general? El sábado lo publicaba IDEAL:

Palabaristas en IDEAL

Efectivamente, desde antes de Semana Santa vengo trabajando en esta nueva aventura: la colección Nube Negra de la Editorial Palabaristas, que edita en digital, a través de la neonata plataforma Lektu, que ya presentamos aquí.

 

Por si no te gusta leer de la foto, te dejo aquí un texto que explica toda esta nueva excitante quimera en que me he embarcado. Pero antes… ¡descárgate gratis (y de forma absolutamente legal) el primer título que hemos preparado para arrancar Nube Negra, un título que, además, suena a Jefe Indio!

 

Yo que tú me lanzaba, ya, sobre “Mirando Espero”, de Justo Vasco, a través de este enlace. La vas a disfrutar… Por cierto, ¿mola la portada diseñada por Ana? A mí, me encanta.

mirando-espero-portada-en-alta

A través de la plataforma Lektu (www.lektu.com ) y solo en formato digital, la editorial Palabaristas ha lanzado cuatro colecciones de literatura de género: Nube Púlsar, centrada en Ciencia Ficción; Nube Negra, volcada en el género negro, criminal y policíaco; Nube Neuron para pensamiento crítico y Nube Inquisitor para títulos en inglés

La editorial Palabaristas nació en 2012, de la mano de Cristina Macía e Ian Watson, escritores, traductores, editores y agitadores culturales que dieron el salto a la edición digital para acercar la literatura a esos dispositivos móviles que todos llevamos con nosotros.

A través de sus colecciones Nube Púlsar (ciencia ficción), Nube Negra (negra y policíaca), Nube Neuron (pensamiento crítico) y Nube Inquisitor (títulos originales en inglés); Palabaristas se compromete con la mejor literatura de género, en cuidadas ediciones digitales de novelas y obras de autores como Ian Watson, Justo Vasco, Andy West, Guillermo Orsi o Mauricio-José Schwarz, que forman parte de su catálogo.

Justo Vasco y Guillermo Orsi, autores en la Nube Negra

Justo Vasco y Guillermo Orsi, autores en la Nube Negra

Lektu, por su parte, es una plataforma de edición digital puesta en marcha en 2014, abierta a todas las editoriales que quieran publicar a través de ella y que se basa en la sencillez y la transparencia a la hora de comprar y descargar los libros, de forma que los lectores encuentren un espacio de lectura confortable, cómodo, confiable y atractivo. Todo el catálogo de Lektu, incluido el de Palabaristas: www.lektu.com

Y es que Palabristas se va a arriesgar a publicar sin DRM ni ningún otro tipo de protección anticopia, de forma que el proceso de descarga del libro sea lo más sencillo y transparente para el lector. Y ello porque el DRM no protege al autor de nada. El que quiera piratear al libro sabe cómo romper el DRM en unos cinco minutos y solo perjudica al que lo ha pagado religiosamente y quiere leerlo en distintos soportes, como su ordenador, su tablet o su libro electrónico, por ejemplo.

Lektu

Primeros títulos de la colección Nube Negra

La colección Nube Negra, dirigida por el escritor y periodista Jesús Lens, especialista en literatura policíaca, arranca con títulos de autores tan señalados como Justo Vasco, Guillermo Orsi y, próximamente, Juan Ramón Biedma, Amir Valle, Lorenzo Lunar o Rebeca Murga.

En Nube Negra tendrán cabida reediciones de títulos antiguos de conocidos autores, de forma que puedan ser disfrutados por lectores de todo el mundo, a precios accesibles para todos los bolsillos, así como novedades y novelas y cuentos inéditos.

Los dos siguientes títulos de la colección Nube Negra que publicará la editorial Palabaristas son El árbol del Vaticano, la más reciente novela del argentino Guillermo Orsi, lanzamiento mundial y la reedición de El efecto Transilvania, del sevillano Juan Ramón Biedma.

Firma Twitter

Lo que hay que leer

Hace unos días comentábamos aquí dos novelas imprescindibles para este invierno, “Caríbal” y “El hombre de arena” (la acabo de empezar y pinta pero que muy bien).

 

Ahora nos llegan los ecos de la publicación de otros tres libros que darán que hablar:

 

Las señoras de ParanáFantasmas del desierto orsiMuerto el perro SalemJesús Lens

Firma Twitter

Carlos Bassas del Rey, Premio de novela negra Ciudad de Carmona con “El honor es una mortaja”

El escritor catalán Carlos Bassas del Rey ha sido el ganador del VII Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona con su obra El honor es una mortaja, un galardón que recibirá hoy vienes a las 20:30 horas en la antigua Capilla de la Residencia de San Pedro de Carmona de manos del Alcalde de la ciudad, Juan Manuel Ávila Gutiérrez, y de Manuel Pimentel Siles, presidente de la editorial Almuzara.

 Carlos Bassas del Rey

El honor es una mortaja es una novela de lenguaje descarnado y diálogos punzantes y ágiles. Una narración trepidante por la que discurre un elenco de personajes que remite al más clásico género negro: policías de diferentes pelajes y generaciones, asesinos profesionales, matarifes novatos, un detective de oscuro pasado, mujeres que pagan por los pecados de sus maridos y un turbio empresario del crimen. Pero es también un recorrido por distintas formas de entender la venganza, el honor y el deber en dos culturas muy lejanas, pero quizá no tan distintas.

Para su autor se trata de una historia de venganza a la que se le ha eliminado todo el componente emocional.

“Me interesaba explorar la posibilidad de un personaje que decide acometer una venganza sin odio, sin que sus sentimientos jueguen un papel en su motivación, sino por simple sentido del deber, como un supuesto samurái clásico. Por una cuestión de obligación. Ver si ese hecho anula el propio concepto de venganza tal y como lo entendemos en occidente; si la venganza, para ser comprendida como tal, necesita de esos mimbres o no. Así es la pena de muerte, por ejemplo: una venganza fría, institucionalizada y mecanizada en la que se aplica un deber sin que los sentimientos jueguen un papel en ello”.

 Bassas del Rey

La historia comienza cuando un rumano es asesinado con el cubo de una fregona; un inmigrante muerto que no importa a nadie, salvo al hombre que ha querido arrebatarle la vida y al policía que habrá de ocuparse del caso. Al primer cadáver le seguirá el de un cómplice, ambos crímenes unidos en apariencia por el mismo asesino, torpe pero resuelto.

El inspector Herodoto Corominas tira del hilo hasta relacionar estos crímenes con un atraco ocurrido dos años atrás en el que muere una mujer y su hijo, cuyo padre amnésico está condenado a olvidar quién fue el asesino. ¿Por qué iba alguien a vengar la muerte de dos completos extraños, a los que no recordará jamás?

El honor es una mortaja es una novela que entronca ejemplarmente con los cánones clásicos del noir, un ámbito literario en el que la tradición de los Chandler, Hammett y compañía pesa lo suyo y ha ejercido desde siempre un notable influjo entre los incondicionales del género. Bassas ha urdido una trama en la que la venganza juega un rol esencial, y en la que los diálogos, chispeantes y cargados de sarcasmo e ironía, constituyen una baza ganadora de primer orden.

Manuel Pimentel, editor y activista cultural

Manuel Pimentel, editor y activista cultural

“Me gusta el género negro porque, más allá de las tramas policiales, detectivescas, criminales, es un género social muy apegado al terreno, al día a día. De un realismo a veces doloroso, otras irónico, otras mordaz. Al menos el género negro que a mí me gusta, el que parió Manuel Vázquez Montalban y el que practican Camilleri y Petros Márkaris, otros dos grandes referentes; y el que nos regalan escritores como Guillermo Orsi, Lorenzo Silva, Fred Vargas, Leonardo Padura o Amir Valle: compromiso con la realidad, crítica social, personajes de la calle, que uno se encuentra por la vida. Es la novela negra que inició Hammett”, comenta el autor.

Carlos Bassas del Rey (Barcelona, 1974) es Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. Completó su formación como guionista con seminarios internacionales impartidos por maestros como Richard Walter o Linda Seger y es escritor audiovisual de diversas productoras, labor que compagina con la docencia en la Universidad Pública de Navarra y en la Escuela de Imagen y Sonido de Pamplona.

Ha escrito cortometrajes, documentales, largometrajes, videoclips y spots publicitarios para empresas nacionales y multinacionales. También ha dirigido e impartido numerosos cursos de escritura creativa y narrativa audiovisual, ciclos de cine y conferencias sobre el séptimo arte, además de ser comisario de dos exposiciones («De Altamira al cinematógrafo: una odisea de la imagen» y «Navarra y el cine»).

En 2007 fue galardonado con el Premio Plácido al Mejor Guión de Largometraje en el IX Festival Internacional de Cine Negro de Manresa, y su guión Malinche fue subvencionado por el ICAA en las Ayudas al Desarrollo de Guión de Largometraje. Ha desempeñado labores como director de fotografía y montador, además de ejercer la crítica de cine en diversos medios y ser jurado en certámenes de cortometraje (Peralta, Bidasoa, Pamplona).

En 2009 fue coordinador del libro Tasio 25, editado por el Gobierno de Navarra con motivo del aniversario de la película de Montxo Armendáriz, y es Vocal de Cine del Ateneo Navarro.

 

Justo lo veía claro

A esa conclusión es a la que he llegado, tras leerme tres años de columnas de Justo Vasco.

Que lo veía claro.

Me explico:

Justo Vasco es un extraordinario escritor cubano que se vino a España allá por los noventa. Y se afincó en Gijón.

Fotografía de Daniel Mordzinski

Fotografía de Daniel Mordzinski

Durante tres años, escribió colaboraciones semanales en la prensa asturiana. En “La Voz de Asturias”, concretamente, bajo la denominación de “Fabulaciones”.

Justo escribía sobre todo. Lo que le daba la gana. Sobre lo divino, pero mucho más a menudo, sobre lo humano. ¡Y nada de lo humano le era ajeno!

Lo mejor de todo es que buena parte de las columnas de Justo, leídas diez años de haber sido escritas y publicadas, no solo siguen teniendo vigentes y se leen con la misma frescura que si hubieran sido escritas hoy; si no que demuestran que Justo era un visionario y que predijo buena parte de la cochambre que ahora estamos sufriendo.

Justo alertó contra los excesos del sistema financiero, sobre los despropósitos en materia de educación, contra el delirio nacionalista y contra las ínfulas imperialistas. Justo, además, no se casaba con nadie. Y, por eso, no le tiembla el pulso a la hora de denunciar las barbaridades y las burricies de los unos y los otros. De los de aquí y de los de allí. De los diestros y de los siniestros.

Justo Vasco y Guillermo Orsi; dos escritores de talla y altura

Justo Vasco y Guillermo Orsi; dos escritores de talla y altura

Desde hace un mes, en la web dedicada a Justo Vasco se están poniendo on line sus columnas semanales, justo el día en que fueron publicadas, allá por 2002, 2003 y 2004.

Échales un vistazo.

No solo vas a redescubrir a un preclaro analista de la realidad sino que, además, disfrutarás de una exuberante prosa ácida, sarcástica y afilada. Más afilada que la hoja de un cuchillo jamonero.

Ya sabes.

AQUÍ: Todo Justo Vasco.

Fdo.- Jesús Lens

En Twitter: @Jesus_Lens

El género negro, heredero del realismo social

Aunque este despiece NO es el que abría el reportaje que publiqué en IDEAL el pasado domingo, viene bien para contextualizar el mundo de las letras negras y criminales en Granada.

 

A ver qué os parece como introducción:

Una de las novelas del célebre Michael Connelly comenzaba cuando Los Ángeles ardía por los cuatro costados como consecuencia del famoso caso de Rodney King. Y, en la costa este de los Estados Unidos, Dennis Lehane está tejiendo un impresionante fresco sobre la historia de la ciudad de Boston a partir de las andanzas de un policía muy poco convencional y nada conformista, en los años veinte en los que el anarquismo, la Idea, había prendido con fuerza en la joven nación norteamericana. ¿Se podría entender, en fin, el fin del sueño americano y el asesinato de Kennedy, sin las novelas de James Ellroy?

 Negra y Criminal Michael Connelly

Para saber cómo el PRI escamoteó unas elecciones al PRD, es imprescindible leer al escritor méxico-asturiano Paco Ignacio Taibo II y, si queremos entender qué supuso el período especial en Cuba, nada mejor que sumergirse en las sugerentes, ácidas y preclaras novelas de Leonardo Padura, Justo Vasco, Amir Valle o Lorenzo Lunar.

 Negra y Criminal Taibo

En Argentina, Guillermo Orsi y Raúl Argemí saben bien que, hasta hace poco, el héroe de una novela policíaca nunca podía ser, precisamente, un policía. Porque cualquier ciudadano de bien, al ver a un poli, se cruzaba de acera. Y los escritores nórdicos de novela negra son los que nos permiten atisbar la amargura que puede albergar el sueño de la socialdemocracia más moderna y sofisticada.

En España, autoras como Cristina Fallarás han ganado el Premio Hammett de Semana Negra con una novela como “Las niñas perdidas”, en la que narra una historia de pederastia que investigó como periodista, pero que solo pudo contar como novelista.

 Negra y Criminal Fallarás

Y es que, en nuestro país, el testigo de autores de cómo Benito Pérez Galdós o Pío Baroja lo han tomado autores que, como Manuel Vázquez Montalbán, nos contaron la transición en clave negra y criminal, a través de su personaje, Pepe Carvalho. O Mariano Sánchez Soler, que se ha hecho con el premio L’H Confidencial con “El asesinato de los marqueses de Urbina”, después de haber metido el escalpelo de su afilada pluma en temas como el de los neonazis en España o el de la trata de blancas.

Otro de los padres fundadores del género negro en España, Andréu Martín, ganó el premio Crims de Tinta con su novela “Sociedad Negra”, en la que las protagonistas son las tríadas de la mafia china que empiezan a extender sus tentáculos por Barcelona y otras grandes ciudades españolas.

 Negra y Criminal Andreu Martín

Y el lector que quiera saber, con precisión quirúrgica, cómo se lleva adelante una investigación policial, tendrá que leer obligatoriamente a Lorenzo Silva y su saga protagonizada por Bevilacqua y Chamorro, una pareja de Guardias Civiles que hacen de la naturalidad, la sencillez y la credibilidad su divisa por antonomasia.

 Negra y Criminal Silva

Sirvan estos ejemplos como muestra de que la literatura negra y criminal es la más y mejor conectada con la realidad que traen las páginas de los periódicos de cada día. Y no solo en la extinta sección de Sucesos, la Tinta Roja de la prensa sudamericana, por desgracia.

El lector que quiera comprender lo que hay más allá de los titulares de las noticias del día a día, cómo crece y se fomenta la corrupción y cómo se pudren algunos de los pilares básicos del estado del bienestar; tiene a su alcance un instrumento barato, asequible, cómodo y atractivo: la novela negra y criminal. La buena. La de calidad. La mejor. Que hay mucho subproducto por ahí pululando, apuntado a la moda del negro, tratando de engañar al personal.

En Twitter: @Jesus_Lens

¿Y los 20 de mayo de 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012… qué blogueé?

 

Caso cerrado, de César Girón, Premio Novela Negra Ciudad de Carmona

Me dio mucha alegría que Javier Ortega me propusiera formar parte del jurado que acaba de hacer público el fallo de la sexta edición del Premio de Novela Negra Ciudad de Carmona, convocado por la editorial andaluza Almuzara y que tantas alegrías nos ha dado en los últimos años.

Autores que también son amigos, como Amir Valle, Antonio Lozano, José Luis Muñoz o Guillermo Orsi se hicieron con el prestigioso galardón en alguna de sus anteriores ediciones. Precisamente fue en Carmona donde se estrechó mi amistad con Orsi, aquel año en que pasamos horas y horas hablando de literatura, de Argentina, España, economía, política…

Creo que he leído casi todos los Premios Ciudad de Carmona. Aunque me falta, paradójicamente, el del año pasado, de Ángel Remis-Saucedo, compañero jurado este año. Una laguna que pienso llenar más pronto que tarde.

Tres archivos digitales y cientos de páginas por leer. Y no mucho tiempo por delante. Pero sarna con gusto no pica y, tirando de iPad, nos atiborramos de mucha y buena literatura criminal. Tres novelas, tres pseudónimos, tres historias.

¿Fue casualidad? No lo sé. Pero me llevé un sobresalto cuando, al empezar a leer el tercer archivo (el concepto “manuscrito” ya es pura arqueología), me encontré con unas primeras referencias a Granada. Ya me había gustado el arranque, con un abogado como protagonista. Y con unos secundarios con presencia y fuerza en la narración. Y, además, ¡Granada!, negra y criminal.

Ahí me saltaron las alarmas. Recuerdo que paré en seco la lectura, me calcé las zapatillas y salí a correr. ¿No me estaría dejando influir por un cierto provincianismo lector, al discurrir los personajes por la Granada de finales de los sesenta, entre la Carrera del Darro, Plaza Nueva, el Rey Chico y algunos de sus bares y cafeterías?

Redoblé mis alarmas lectoras, al regresar a la lectura. Incluso volví a leer parte de lo leído… ¡y no! En absoluto. Para nada. La novela me estaba enganchando con toda justicia y lo mismo me habría gustado si aconteciera en Segovia o en Sebastopol. Aunque, desde luego, me gusta, me encanta que sea Granada el escenario de una historia que rezuma realismo a raudales. Por ejemplo, el momento en que IDEAL y su joven director, Melchor Sáiz Pardo, juegan un papel importante en la trama.

Y llegó el final de la lectura. Y la discusión y la votación. Y los nervios. Y el veredicto de un jurado que determinó que sí. Que la ganadora era “Caso cerrado”. Con todo merecimiento, pero sin desmerecer a las otras finalistas.

Un jurado que, en el acta, “valora especialmente la minuciosa y absorbente narración de un turbio suceso acaecido en la Granada de las postrimerías del franquismo, que revela el influjo de los poderes dominantes entonces, así como la sobresaliente evocación de la sociedad de la época en sus más variados perfiles. Asimismo, se pondera la figura del personaje central de la trama, un jurista comprometido, capaz de poner su conocimiento y tesón al servicio de causas poco lucrativas, erigiéndose así en símbolo de una solidaridad, hoy como entonces, tan necesaria.”

Una novela cuya “trama de la obra transcurre en los estertores de la dictadura franquista, en la que un afamado criminalista, Celso Costa, se encarga de la defensa de un cliente que se ha confesado culpable del homicidio de un hombre cuyo cadáver apareció bajo el bosque de la Alhambra. El imputado es un guardacoches tullido al que seguidamente se relaciona con la desaparición de una joven prostituta. A Celso le atrae la singularidad del acusado y acepta el defenderlo para saldar una antigua cuenta pendiente. Un caso que abarcará más de treinta años de su vida profesional que si consigue resolverlo, estará en condiciones de poner punto final a su brillante carrera jurídica.”

La sorpresa, la alegría, al abrir la plica y saber que el autor de la novela es César Girón, afamado abogado granadino con un profundo conocimiento no solo de su profesión, sino de la historia y la geografía granadinas, con especial atención a su historia negra y criminal, en la que es un auténtico especialista, como ha puesto de manifiesto en varias de sus publicaciones anteriores.

¡Enhorabuena a César y a la editorial Almuzara! Estoy seguro de que “Caso cerrado” tendrá el éxito que se merece y que será una novela que dará mucho, pero que mucho que hablar, al narrar una historia radicalmente basada en hechos reales. Unos hechos que, seguramente, incomodarán a más de uno…

Jesús jurado Lens