Don Emilio condena a cortarle el pelo a una estudiante de peluquería que había dejado los estudios

 

 

El juez, tras su anterior ‘pelao’ judicial. Foto: Ramón L. Pérez

 

Lo ha vuelto a hacer: por segunda vez en su dilatada carrera, Emilio Calatayud, titular del Juzgado de Menores 1 de Granada, ha condenado a una persona a cortarle el pelo. El magistrado dictó la primera sentencia con este singular contenido a principios de 2017 y el ‘reo’ fue un joven que había robado en una peluquería… y que, valga la redundancia, quería ser peluquero.

En esta segunda ocasión, la procesada es una adolescente acusada de un delito leve de amenazas que, al igual que su antecesor, reunía condiciones para adecentar cabelleras. De hecho, estaba matriculada en estudios de peluquería, pero no acudía a las clases. Vamos, que tenía vocación, pero le costaba ponerse…

En cuanto concluya el cursillo, la menor deberá enfrentarse al reto de ‘podar’ y peinar la pelambrera del juez. Cuando eso suceda, y si todo sale bien, la adolescente habrá pagado su deuda con la sociedad y quizá encuentre un empleo.

Será el punto final a un proceso penal que tuvo su origen en un incidente que aconteció en septiembre del año pasado. Por aquel entonces, la chica ahora condenada telefoneó en dos ocasiones a un familiar y no fueron llamadas precisamente amables. Entre otras palabras gruesas, dijo a su interlocutor que le iba a reventar el coche.

 

La información completa está en

http://www.ideal.es/granada/juez-calatayud-vuelve-20180418002045-ntvo.html

Deja un comentario