Silenciar el acoso escolar es encubrir un delito y quien lo denuncia no es un chivato

Hola, soy Carlos Morán. Aquí os dejo un fragmento de una entrevista que don Emilio ha concedido al diario ABC. La autora es la compañera Helena de la Casa Huertas y el tema principal de la conversación es el acoso escolar:

El juez, sobre las víctimas:

“Cuando un padre detecta que su hijo está cambiando el comportamiento (como que no le guste ir al colegio y antes les gustaba), o que cambia de carácter, etc., que lo diga, que exprese lo que siente. También que el chaval suelte todo lo que tenga dentro, que hable. Que ambos exijan al colegio que tome medidas, que no se tape nada. Y desde luego, si los amigos tienen constancia de que algún compañero suyo está siendo acosado, que lo pongan en conocimiento de padres y profesores.

En el caso que los docentes no le hagan caso y tenga 14 años, que lo ponga en conocimiento de la Fiscalía, pero primero del tutor y de sus maestros. Lo importante es que no se calle nunca y, desde luego, que sea valiente. Aquí no se trata de ser chivato o no, estamos hablando de encubrir un delito. No podemos permitir que los niños encubran delitos o situaciones violentas. Insisto: hay que hablar con la víctima y con los agresores, y los que tienen conocimiento de que a un chaval le están agrediendo tiene que avisar a los demás. Eso no es ser chivato, es ser un buen compañero”.

El juez, sobre los acosadores:

“Los padres no deben creer todo lo que le dicen sus hijos. A veces pensamos que nuestro hijo es el único santo del grupo, que los demás son malos y que él no hace nada. Todos piensan que sus hijos son muy buenos y después resulta que no saben qué hacen sus hijos dentro del grupo”.

La entrevista completa está en:

http://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-juez-calatayud-padres-no-deben-creerse-todo-dicen-hijos-201710032132_noticia.html

Deja un comentario