“Con 60 años, tengo que ser la madre de mi nieto porque mi hijo quiere vivir la vida”

 

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Varias abuelas y abuelos nos comentan que se están viendo obligados a convertirse de nuevo en padres por la vía de los hechos consumados: “Con 60 años, tengo que ser la madre de mi nieto porque mi hijo quiere vivir la vida”. En fin. Bastante bien salen algunos niños con los papás y las mamás que tienen. Ser ‘ni-ni’ y padre genera estas cosas. ¿Qué se puede hacer? Veamos:

  1. Tragar quina y cuidar de los nietos hasta que el hijo pase la adolescencia, si es que la supera alguna vez, y se haga cargo de sus hijos.
  2. Denunciar que los nietos están en situación de desamparo para que se haga cargo de ellos el Estado, es decir, todos nosotros. Y, después, si hay fuerza y ganas, los abuelos pueden pedir la custodia de los chavales para que no se críen en un centro.
  3. Entregarlos al cónyuge que tenga dos dedos de frente.
  4. Y en cualquier caso, echar de casa la ‘vivalavirgen’, que denuncie si quiere y ya decidirá la justicia.

Deja un comentario