Todos los días me condeno a mí mismo (y a ti, y a usted…)

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Prácticamente ya no hay día en que no me condene a mí mismo. Me explico. Cuando los jueces dictamos una sentencia en la que condenamos a la Junta de Andalucía como responsable civil subsidiaria de algún hecho delicitivo que ha cometido un menor tutelado, no estamos condenando a Susana Díaz, ni a los consejeros, ni al Parlamento, nos estamos condenando a nosotros mismos, porque la indemnización va a salir de nuestros bolsillos. Así que si llego al juzgado con un euro -es un poner- me voy con 99 céntimos.

Más. Cuando alguien se declara insolvente y no lo es (tiene escondido el dinero a nombre de otras personas), también me estoy condenando a mí mismo, y a ti y a usted… No a Montoro  ni a Rajoy. Últimamente, repito mucho esto en los juicios para que la gente sea consciente de ello.

Por eso soy partidario de la acusación popular, porque cuando una persona comete un delito fiscal, por ejemplo, me está perjudicando a mí y a ti y a usted…

Deja un comentario