En Granada hace un calor casi delictivo (de juzgado de guardia, vaya)

Alfredo Aguilar. Un termómetro de noche en Granada.

Buenas, soy Emilio Calatayud. En Granada está haciendo un calor casi delictivo, de juzgado de guardia, vaya. Hemos pasado de los 45 grados de día. Y por la noche casi no mejora. En el juzgado se está fresquito. Los funcionarios de justicia estamos en la gloria en el trabajo. Casi que nos tienen que echar para que nos vayamos a casa. Hay otros que no tienen tanta suerte. Nos solidarizamos con ellos. Y nos alegramos de que ya no haya cole, porque si no los maestros y los niños las estarían pasando canutas. A ver si es verdad que refrigeran los colegios de Andalucía, que luego llega el invierno y todo se enfría. Y las promesas políticas lo que más.

Mientras tanto, yo vuelvo a la ‘gomera’, gomazo de agua ‘pa ca’ y gomazo de agua ‘paya’.

Deja un comentario