Elogio al empleado público (dedicado a la Asociación de Guardias Civiles Solidarios)

Buenas, soy Emilio Calatayud. Recientemente, el sindicato CSIF y el periódico Granada Hoy entregaron los premios a los mejores empleados públicos de la provincia, una iniciativa que me parece muy acertada. Por culpa del ‘vuelva usted mañana’, hay una cierta leyenda negra -cada vez menos, por fortuna- alrededor de los empleados públicos y los funcionarios. Es una injusticia. Los maestros, los médicos, los guardias civiles, los policías, los bomberos… no dicen vuelva usted mañana y todos ellos son trabajadores públicos. Es un tópico que tenemos que desterrar.

En la gala de entrega de los galardones hubo decenas de funcionarios ejemplares, entre ellos, mi compañera Encarni que es todo fuerza y simpatía. Todos ellos están volcados con su trabajo y en el servicio a los ciudadanos.

CSIF y Granada Hoy tuvieron el detalle de entregarme uno de los premios a mí, pero yo, y no es falsa modestia, era el peor de los funcionarios que había en la fiesta.

Estas líneas están dedicadas a la Asociación del Guardias Civiles Solidarios, a los que tuve la suerte de conocer en la gala (llevo su pulsera en la muñeca), y a todos los trabajadores públicos de Granada y España.

 

Deja un comentario