“¿Por qué dices que no te vas a duchar?” “Porque me lo has preguntado”

Buenas, soy Emilio Calatayud. A propósito de lo que hablábamos sobre esa manía de preguntarle todo a los niños,  una madre nos envía el siguiente ejemplo:

“Conversación con mi hijo cuando tenía 6 años:
– ¿Vamos ya a duchar?
– No
– ¿Cómo que no?
– Me has preguntado…
Y como tenía razón, desde entonces se lo ordeno. A la ducha!!”

Ni media palabra más. A esto es lo que me refería,, sólo que esta madre lo ha explicado mejor que yo.

Deja un comentario