Gracias, mil gracias o más

Buenas, soy Emilio Calatayud. Este pasado viernes más de mil personas (casi dos mil según algunas fuentes) tuvieron la gentileza de acercarse hasta el pabellón municipal de la localidad sevillana de Gines para escucharme. Yo fui el primer sorprendido. Nunca antes había hablado para un auditorio tan numeroso. Gracias, mil gracias (o más): una para cada una de las personas que asistieron a la conferencia, la mayoría vecinos de los municipios de Gines, Valencina de la Concepción y Santiponce. Gracias, mil gracias (o más) por vuestra generosidad e interés

Y gracias a los alcaldes de Gines, Romualdo Garrido; Antonio Suárez, Valencina de la Concepción, y a la alcaldesa de Santiponce, Carolina Casanova, que tuvieron la amabilidad de asistir al acto.

Y gracias al programa de prevención comunitaria Ciudades ante las Drogas Cornisa Aljarafe y a la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Andalucía (CONFEDAMPA), especialmente a Pepa y a Mercedes, por contar conmigo.

Y gracias por último a esa señora que dijo que creía que en el pabellón había un concierto de Bisbal o Bustamante, ja, ja, ja.

Que más de mil personas llenen un pabellón para escuchar hablar de hijos y educación demuestra que no todo está perdido. Ni mucho menos.

Deja un comentario