“El niño no tenía un trastorno de déficit de atención con hiperactividad, lo que tenía es hambre”

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Granada acoge estos días el congreso nacional de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. El encuentro está dedicado a analizar los efectos de la crisis en la salud mental de los menores. Entre los ponentes estaba el psiquiatra Jorge Tizón, que ha analizado el caso clínico de dos hermanos catalanes que sufrían constantes explosiones de rabia y se relacionaban con insultos con sus compañeros. Los educadores del centro al que acudían se dedicaron a observarles con especial atención para intentar desentrañar si sufrían, por ejemplo, un trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Pues no, la ira de los chicos se debía a que pasaban hambre. Porque el hambre produce ira. Además, presenciaron un intento de suicidio de un inquilino que tenían en casa para poder pagar la hipoteca, ya que los padres se habían quedado en el paro. Duro, pero cierto.

Deja un comentario