“Mamá, mi única obligación es estudiar, así que no me hago la cama”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Me comenta una amiga que tiene una hija mayor de edad que, cada vez que le piden que colabore en las tareas de la casa, dice que su única obligación es estudiar, “así que no me hago la cama”. Dice mi amiga que le parece surrealista el planteamiento de su hija, pero, por si acaso llevase razón la niña, pide información. Pues sí, lo que dice la niña es surrealista y, además, contrario a derecho. A saber: el artículo 155 del Código Civil dice lo siguiente: “Los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre. Los hijos deben contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella”. Pues sí, el levantamiento de las cargas de la familia incluye hacerse la cama, recoger la habitación, etc.  Así que no tenga tanta cara la niña… Y ya que es tan estudiosa, que se estudie unas cuantas veces el artículo 155 del Código Civil.

 

Deja un comentario