Hay quien dice que perseguir las páginas que promueven la anorexia es censura, pero yo digo que es protección de menores

Buenas, soy Emilio Calatayud. Muy instructiva la charla de ‘Angelucho’ en Granada, sobre todo, para personas que, como yo, somos casi analfabetos digitales -pero sin problemas, a medida que pasa el tiempo, disminuye mi apego por las nuevas tecnologías-. Pero profesionalmente tengo que saber, porque los niños se pasan la mitad de su vida en Internet y no puedo cerrar los ojos ante esa realidad. No puedo mirar para otro lado cuando hay páginas que promueven la anorexia y las autolesiones. Lo dije en la Escuela de Padres de IDEAL y lo repito aquí: eso no se puede permitir. La Fiscalía General del Estado tendría que actuar de oficio contra los que están detrás de esas páginas. Hay quien sostiene que intentar eliminar estas páginas es censura, pero yo digo que es protección de menores. Y todos, repito, todos, estamos obligados a velar por el interés superior del menor.

‘Angelucho’ dijo que es complicado perseguir estas prácticas porque muchas veces las páginas están en países que no se toman en serio estos temas -tampoco la pornografía infantil, etc-. Pero ‘Angelucho’ también dijo que se pueden prohibir contenidos en la red, que se pueden poner puertas al campo, y recordó que China lo hace.

Deja un comentario