El niño que atracó un banco para llamar la atención de sus padres

Buenas, soy Emilio Calatayud. Era un niño de eso que llamamos buena familia. Ocurrió hace unos cuantos años. Los padres se estaban separando y el chico lo estaba pasando fatal. No encajaba lo que estaba ocurriendo y la bola fue creciendo dentro del chaval. Y atracó un banco. Pero no era un delincuente. Sólo quería llamar la atención de sus padres. Fue un caso extremo, pero a veces pasan estas cosas. Es igual que cuando un bebé llora porque quiere que lo cojamos en brazos, porque quiere sentirse querido.

También hay casos en que un menor delinque para que sus padres le pongan límites. La libertad total también puede ser una cárcel.

Deja un comentario